16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Hoy el Ford Alisauto BM Torrelavega luchará por el ascenso

  • Derrotó al Ciudad real en un choque histórico y repleto de emoción
  • Los de mozas fueron más certeros en los momentos determinantes
Marko Krimer realizando una parada. / ALERTA
Marko Krimer realizando una parada. / ALERTA
Hoy el Ford Alisauto BM Torrelavega luchará por el ascenso

El Ford Alisauto BM Torrelavega no se cansa de pulverizar récords. Primero firmó su mejor trayectoria en la Copa del Rey derrotando a dos equipos ASOBAL. Después, tras superar también su registro histórico de abonados, logró su clasificación para disputar la fase de ascenso con tres jornadas de antelación. Y ayer, en el partido más importante de la trayectoria del club, dio un paso al frente para colarse en la gran final de la fase de ascenso a ASOBAL. Una gesta épica conseguida tras derrotar a un durísimo Vestas BM Alarcos Ciudad Real.

Arropado por 65 aficionados naranjas, entre los que sobresalían tres irreductibles ‘galos’, el equipo de Mozas arrancó plenamente confiado en sus posibilidades. La defensa 6–0 se movía con intensidad y el ataque tenía la paciencia necesaria para provocar las infracciones manchegas. José Carlos Hernández transformó dos penaltis para poner a los suyos por delante sin haber alcanzado primer parcial.

El intercambio de goles fue la tónica de los primeros compases de la semifinal y cada error o pérdida suponía una oportunidad para el adversario. Así, un zambombazo al poste de Edu Fernández lo aprovecho el cañonero Da Silva para incrementar la ventaja manchega a dos. 11–9 tras 20 minutos largos de partido. José Carlos Hernández recortó la diferencia al transformar la cuarta pena máxima del choque pero el lateral derecho de Vestas BM Alarcos Ciudad Real seguía haciendo de las suyas. Afortunadamente, un pie salvador de Murillo Araújo a lanzamiento de Parker evitó que Vestas BM Alarcos Ciudad Real adquiriese 4 tantos de renta. Después de un primer acto en el que los cántabros apenas pudieron correr, el equipo de Mozas saltó a la pista de OVNI decidido a modificar esa tendencia. Isi Martínez mandó la bola a las mallas sin haber alcanzado el primer minuto de la reanudación. Al Ford Alisauto BM Torrelavega le hacía falta recuperar la electricidad y el joven central leonés estaba dispuesto a dársela. Tanto defendiendo en el dos como dirigiendo en ataque. Dani Hernández, tras una acción individual, igualaba a 15. 

En el minuto 40, Dani Hernández tiró de galones para provocar la exclusión de Serrano, empeñado en cometer golpe franco sobre el lateral naranja. Con uno más sobre la cancha, la pelota llegó a un entonadísimo Antón Setién que establecía la igualada a 19. El extremo derecho recuperó la pelota en la acción posterior y marcó desde su campo para delirio de la afición cántabra. En plena efervescencia 

naranja, Sergio Rodríguez aprovechaba una nueva exclusión manchega, esta vez señalada a Almansa, para firmar el 19–21. El choque entró en su recta final con todo por decidirse. Sergio Rodríguez tiraba del carro naranja con mucha determinación. Beret igualaba a 25 en una de las pocas opciones que tuvieron los suyos para anotar en transición. Sin embargo, dos fogonazos consecutivos de los naranjas noquearon a los manchegos. José Carlos Hernández primero y Edu Fernández después provocaron el tiempo muerto de Márquez. 

Quedaban 6:30 y los cántabros mandaban por dos, 25–27. Molina salió al rescate y Mozas solicitó tiempo muerto. Tras una pérdida por bando, Krimer atrapó a dos manos un lanzamiento forzado de Lewis. 

Los naranjas tuvieron la opción de ponerse tres arriba pero Javi de la Cruz sacó un pie que parecía imposible. Había que seguir remando. Marco Krimer tapió su arco para detenerle un penalti a Molina y un segundo intento a Lewis. 

La jugada de Vestas BM Alarcos Ciudad Real acabó con un tiro muy desviado. Quedaba un minuto cuando Nico Colunga desbordó a su par y fusiló a De la Cruz. El Ford Alisauto BM Torrelavega lo tenía casi hecho. 26–29 con 67 segundos por jugarse. La gesta se completó con una lanzamiento fuera de Manu Díaz. El postrero tanto de Lewis Parker solo sirvió para maquillar un resultado que ya es historia para el Ford Alisauto BM Torrelavega. 

Comentarios