09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Derrota del BM Torrelavega

  • Los de la capital del Besaya cayeron en un gran encuentro ante uno de los máximos aspirantes al ascenso, el Teucro  
  • Es la primera derrota de los ‘naranjas’ en liga
Borja Lombilla lanzando a puerta durante el encuentro ante el Teucro. / Saúl Ceballos
Borja Lombilla lanzando a puerta durante el encuentro ante el Teucro. / Saúl Ceballos
Derrota del BM Torrelavega

El Ford Alisauto BM Torrelavega encajó su primera derrota del curso en la División de Honor Plata. En un choque disputado de poder a poder, los de Álex Mozas se vieron superados por el Condes de Albarei Teucro. Los cañonazos de Poveda y Moyano, unidos a una actuación brillante de Edu Salazar, terminaron con la imbatibilidad del equipo cántabro en casa, en un partido repleto de intensidad y alternativas.

Los de Mozas saltaron a la pista empeñados en demostrar que el tropiezo copero ya estaba más que olvidado. En un inicio frenético, el BM Torrelavega no tardó en demostrar quién era el que jugaba en casa. Cangiani establecía el 2-0 cuando apenas había transcurrido un minuto y medio. Teucro aguantó con entereza la primera dentellada naranja, pero comenzó a flaquear cuando perdió a Bojicic durante dos minutos. En ese intervalo, Murillo Araújo taponó un lanzamiento de seis metros y Abalos marcó de su pista. Era el 5 -2. 

Los visitantes recuperaron el tono cuando volvieron a ser siete. Bastaron un par de buenas acciones defensivas para que los gallegos cogieran el rebufo de los cántabros. Tras un finta eléctrica, Corneil enviaba a las mallas el 5-4. El acercamiento teucrista apenas trastocó la idea inicial de un BM Torrelavega con las ideas muy claras. Bien pertrechados en un 6-0 interpretado a la perfección por su guardameta, los naranjas aprovechaban cada mínima oportunidad para correr hacia la meta de Salazar. Colunga hizo el 7-4 con una vaselina preciosa. 

Lejos de agachar la cabeza, Teucro se mantuvo en el choque. La defensa foránea iba de menos a más y eso posibilitaba más opciones ofensivas a los gallegos. Tanto es así que lograron un parcial de 0-3 culminado por Iván Rodríguez que obligó a Mozas a solicitar el primer tiempo muerto del choque. El toque de atención surtió efecto y los locales imprimieron una marcha más a su juego.  

Con los dos equipos en inferioridad, emergió la figura de Murillo Araújo para mantener siempre por delante a los suyos. El carioca sacó dos lanzamientos francos desde seis metros realmente espectaculares. Así, cuando el choque recuperó la normalidad, el BM Torrelavega encadenó dos acciones a la contra que provocaron el tiempo de Luis Montes. En los compases finales del primer acto, Teucro sacó a relucir su lanzamiento exterior para reducir al máximo la renta local. Los lanzamientos exteriores de Moyano y de Poveda dejaron el tanteador en 15-14 al descanso.

El intermedio confirmó lo que ya apuntaba el final del primer acto: Teucro no había venido a Torrelavega de paseo. Salazar atajó varios lanzamientos y los lanzadores azules no tardaron en igualar la contienda. Primero a 15 y luego a 16. El mensaje estaba claro: si el BM Torrelavega quería ganar iba a necesitar su mejor versión sobre la pista. Moyano, con una pelota que limpió la escuadra de Murillo, hacía el 17-18 y ponía a los suyos por delante por primera vez en el partido. Las fatalidades locales se completaron con la lesión de tobillo de José Carlos Hernández y con otro gol firmado por Dzokic desde los siete metros.

Tras el tiempo muerto de Mozas, Dani Hernández enseñaba el camino a los suyos penetrando hasta seis metros para batir a Salazar. Sin embargo, Teucro había puesto la directa y encontraba huecos que parecían imposibles. Perovic y Poveda tapiaron el centro de la zaga y los gallegos mantenían la iniciativa en el tanteador. Torres ponía el 19-22 y encendía todas las alarmas naranjas. En ese momento, el BM Torrelavega se encomendó a su defensa para recuperar las buenas sensaciones. Abalos provocó una falta en ataque que Dani Hernández convirtió en un golazo en rectificado. En la acción siguiente, la zaga local llevó a su adversario hasta el pasivo para que Cangiani igualara a 22.

Para entonces, el Trueba ya era una olla a presión que bullía con fuerza. Sobre todo porque era consciente de que el partido había que ganarlo desde atrás. Con el tanteador igualado, una controvertida exclusión de Abalos dio un poco de aire a la escuadra gallega. Gracias al acierto de Dzokic desde los siete metros, los de Montes encaraban los últimos diez minutos con un tanto de renta. La ausencia del central catalán facilitó que Moyano se colara hasta la cocina para fusilar a Krimer y provocar el tiempo muerto de Mozas.

El BM Torrelavega, liderado por un incombustible Dani Hernández, se lanzó a por la remontada con una defensa 5-1. Un tanto del lateral unido a otro a la contra de Cangiani nivelaban de nuevo un partido no apto para hipertensos. Con 25 iguales, la pareja arbitral, muy cuestionada durante todo el choque, terminó de encender el Vicente Trueba excluyendo a Casanova en una acción más que cuestionable. Una decisión tan reprobable como la de no dar validez a un tanto convertido por Cangiani al cazar un rechace en aparente situación legal. 

Tras un tiempo muerto de Montes, Krimer detuvo dos lanzamientos que suponían mantener vivo a los suyos. Aún así, Teucro se mantenía dos por delante gracias a los cañonazos de sus dos laterales y las paradas de un Salazar sobresaliente. Con 26-28, A falta de 100 segundos, el portero cazó un penalti a Sergio Rodríguez que prácticamente enterraba las opciones locales. El tanto de Alonso Moreno desde el centro del campo abría la puerta al milagro, pero esta vez la victoria se vistió de azul.

loading...
Comentarios