18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Estela no supo ganar

Los jugadores del Estela durante el calentamiento. / Borja Barrete
Los jugadores del Estela durante el calentamiento. / Borja Barrete
El Estela no supo ganar

Partido muy intenso, donde el Estela, a pesar de comenzar con poco tiento en ataque, supo desplegar su juego. El equipo salió a la pista con dudas en el ataque, pero poco a poco fue calentando la muñeca, y gracias a una intensa defensa, se pudo ir al descanso con ventaja de 11 puntos en el marcador. Un partido donde fue de menos a más en la primera mitad, gracias al buen acierto de la línea de tres puntos, donde superó el 50% de anotación en este tramo del partido (8 de 15), y especialmente destacados Kenan y Mikel. Y posteriormente, de más a menos, hasta caer de una forma inaudita.

El Estela comenzó con mal pie en ataque, costando mucho producir opciones de tiro, aunque en defensa sí que logró realizar bien su trabajo. Provocó dos pérdidas de posesión por 24 segundos al rival en los primeros compases de juego.

La falta de acierto la aprovechó Burgos, o más bien Ayoze Alonso, para poner el marcador con ventaja favorable 9-3 para los azulones. El jugador de UBU Tizona anotó 7 de los 9 puntos del equipo en estos compases iniciales.

Los cántabros continuaron remando en ataque, con buen acierto de Mikel Sanz que sumó sus cinco primeros puntos en el primer tramo del cuarto. Además, Harol Cazorla, con su gran velocidad consiguió robar dos balones y anotar dos tantos en una entrada a canasta.

Un error de los visitantes, donde liberaron en ataque a Ayoze, sirvió para que endosara otro triple, y el mismo error segundos después perjudicó de nuevo con otros tres más de Martinez Muñumer. Con el 16-9 en el marcador, en un cuarto donde los errores en ataque debidos a la intensísima defensa de ambos equipos, se sucedían en uno y otro lado, con mejor acierto de los azules.

Abdou marraba sus dos tiros libres por una falta recibida, pero se resarcía capturando dos rebotes y anotando dos tantos. Y robando un balón que otorgaba otra opción de tiro al Estela. Y sacando una falta y anotando los dos libres. Y sacando otra falta y anotando los dos libres. Y con otro rebote en defensa.

Esta circunstancia, bien aprovechada por los santanderinos, permitió recortar en el marcador del 16-9 al 16-15.

En la reanudación, el Estela salió con mucho más tino que en el primer cuarto, y secó a UBU Tizona durante tres minutos completos. Sólo pudieron anotar desde el tiro libre, y logró sacar ventaja en el marcador, gracias a los triples de Palazuelos y Lucas, y al buen hacer de Carlos Toledo y el propio Lucas debajo de los aros.

Con el 20-25, Kenan Karahodzic anotó su primer triple del encuentro para generar la máxima del partido hasta este momento (+8). Tiempo muerto de Tizona y 2-0 de salida. Harol Cazorla, en una jugada muy inteligente, sacó la falta en ataque de Ayoze Alonso. Kenan Karahodzic castigó en la siguiente jugada con otro triple (22-31).

De ahí al descanso, buena gestión y el Estela amplió la ventaja a merced de un 7-11 de parcial para el 29-40 final.

Placide Nakidjim, viejo conocido, ya que disputó la temporada pasada con los cántabros, anotó cuatro tantos en este comienzo del tercer cuarto, tras estar casi desaparecido hasta este momento del encuentro. Gracias a los triples de Juampi y de Dani Bordignon, los visitantes lograron mantener la ventaja en el luminoso. Con el +12 en el marcador, el Estela desconectó. La intensidad defensiva de Burgos aumentó notablemente, y gracias a ello, recortaron la ventaja hasta el 43-48 que obligó a David Mangas a pedir tiempo muerto.

Abdou anotó dos puntos tras coger un rebote a tiro de Carlos Toledo, que dio algo de oxígeno. Recuperó el balón, para bola interior a Javi Lucas que sólo bajo el aro anotó y los visitantes se fueron 43-52. Y a punto estuvo Juampi de recuperar de nuevo.

Finalizó el cuarto con sólo 5 puntos de ventaja para el Estela. Cinco tantos para afrontar los larguísimos diez minutos que se avecinaban.

La afición de Tizona apretó, pero a Javi Lucas no le tembló la mano para anotar dos tantos desde la línea de 4,60 que llegaron en uno de los momentos más complicados del encuentro, donde la fluidez en el ataque del Estela había desaparecido por completo. Con distancias de 5 a 7 puntos, no se lograba anotar desde la línea de tres con tanta facilidad como antes.

Fue Mikel Sanz quien desatascó con un triplazo para el 51-59 en el marcador, pero Ayoze Alonso la devolvió. Cabeza pedía el capitán en estos momentos, curtido en mil batallas. Pero la dura realidad de la Liga es que, con el tiempo agotado, los locales endosaron un 3+1 que hizo perder el encuentro al Estela.

Comentarios