08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El fiscal solicita cuatro años para el jefe de voluntarios por el incendio de Ramales

Revilla en Ramales de la Victoria. Revilla reitera que se denuncie a los pirómanos, que en los pueblos se sabe más o menos quiénes son.   (Foto de ARCHIVO) 18/02/2019
Revilla en Ramales de la Victoria. Revilla reitera que se denuncie a los pirómanos, que en los pueblos se sabe más o menos quiénes son. (Foto de ARCHIVO) 18/02/2019
El fiscal solicita cuatro años para el jefe de voluntarios por el incendio de Ramales

La Fiscalía de Cantabria pide una pena de cuatro años de prisión para el ex jefe de voluntarios de Protección Civil de Ramales, que fue detenido como supuesto autor de un incendio que afectó a más de 144 hectáreas de la sierra de La Alcomba en febrero de 2019. Fuentes de la Fiscalía han explicado que en el escrito de calificación provisional presentado en enero para esta causa se acusa a este hombre por delito de incendio forestal agravado por la extensión afectada por el fuego. El Ministerio Público pide para esta persona una pena de cuatro años de prisión y veinte meses multa, así como indemnización en favor del Gobierno de Cantabria, del Ayuntamiento de Ramales, de la Junta Vecinal de Bazuelo y de varios particulares.

En el auto en el que ordenó la transformación de las diligencias en procedimiento abreviado, la juez de Instrucción número 1 de Laredo señalaba que el 17 de febrero de 2019 el ex jefe de voluntarios utilizó gasolina de una garrafa para prender fuego en La Alcomba en al menos siete puntos diferentes. Ese día el ex jefe de voluntarios llamó al equipo que dependía de él, tres personas más, porque se había activado el riesgo de incendios por viento sur y por la existencia de otros focos.

De hecho, los niveles de riesgo en Cantabria eran «muy altos y extremos». Esa tarde el grupo de voluntarios hizo varias salidas por los incendios y, según se apuntaba en el auto, en un momento determinado el acusado hizo a sus compañeros comentarios como: «mira como está esto de seco», «está para dar cerilla», «si le dan cerilla no va a parar de arder», o «que le den cerilla y así estrenamos el hidrante». Y pasadas las once y media de la noche de ese día el ex jefe de voluntarios dijo que se marchaba a casa de unos primos.

Pero, según el auto, salió y volvió a entrar en la base, donde «cogió una garrafa de gasolina», si bien en la furgoneta no llevaba ninguna maquinaria que requiriera ese combustible. Después, acudió al paraje de La Alcomba donde, según el relato de la juez de instrucción, utilizó la gasolina de esa garrafa para iniciar el fuego en al menos siete puntos diferentes.

Uno de sus compañeros del equipo de voluntarios se dio cuenta de este incendio cuando iba camino de su coche y se lo comunicó a los otros dos que estaban en la base.

Avisaron por teléfono al que era su jefe, al que posteriormente otro de los voluntarios vio escondiendo la garrafa de gasolina, según el auto de la juez de Instrucción. Este fuego de La Alcomba afectó a una superficie total de 144,3 hectáreas, con un grado de daño elevado, con la desaparición completa del sotobosque, que quedó reducido a cenizas.

El fiscal solicita cuatro años para el jefe de voluntarios por el incendio de Ramales
Comentarios