17.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

MONARQUÍA

La princesa Leonor recibe las máximas distinciones de Aragón

La princesa Leonor protagoniza tres actos en Zaragoza, recibiendo las máximas distinciones de Aragón y pronunciando un emotivo discurso. Sus padres, el rey Felipe VI y la reina Letizia, no la acompañaron.
La Princesa Leonor saludando a los ciudadanos a su llegada a La Seo del Salvador de Zaragoza. José Ruiz
La Princesa Leonor saludando a los ciudadanos a su llegada a La Seo del Salvador de Zaragoza. José Ruiz
La princesa Leonor recibe las máximas distinciones de Aragón

La princesa Leonor está viviendo un día significativo este martes, participando en tres eventos en solitario en los que es la figura central de la jornada, habiendo recibido las tres más altas distinciones de Aragón. En esta ocasión, sus padres, el rey Felipe VI y la reina Letizia, optaron por no acompañar a su hija mayor para permitir que ella fuera el centro de atención y recibiera el cariño del público aragonés. Este día tan importante para la heredera al trono ocurre justo un día antes del 20 aniversario de bodas de los reyes Felipe y Letizia, una fecha especial para la cual los monarcas han despejado su agenda. Por otro lado, este martes, el rey Felipe VI tenía dos eventos programados en Madrid.

El primer acto del día comenzó a las 10:30, donde la princesa Leonor, de 18 años, recibió la Medalla de las Cortes de Aragón, la más alta distinción otorgada por el Parlamento autonómico. La presidenta, Marta Fernández Martín, le entregó esta medalla en el Palacio de la Aljafería.

Posteriormente, a las 11:15, fue nombrada Hija Adoptiva de Zaragoza en el Ayuntamiento de la capital aragonesa por la alcaldesa Natalia Chueca. Esta distinción también la recibió el rey Felipe VI en 1986, cuando tenía 18 años, la misma edad que su hija. En esta ocasión, la princesa de Asturias hizo un guiño a su padre. El tercer evento del día tuvo lugar a las 12:00 en La Seo del Salvador, donde la princesa Leonor recibió la Medalla de Aragón. Tras este acto, pronunció un esperado discurso. En este discurso, destacó cómo ha seguido los pasos de su padre, el rey Felipe VI, quien había recibido las mismas distinciones hace 38 años. La princesa Leonor vestía el uniforme de dama cadete de segundo curso de la Academia General Militar de Zaragoza, compuesto por una chaqueta verde, camisa blanca, boina roja y el clásico cordón rojo que atraviesa la chaqueta, similar al uniforme que llevó su padre.

Durante todo el día, la princesa Leonor se mostró sonriente y tranquila, aunque en ciertos momentos no pudo ocultar los nervios típicos. La hija de los reyes Felipe y Letizia se va acostumbrando poco a poco a ser la protagonista de los actos y a recibir el cariño de las multitudes. Desde la mañana, cientos de curiosos se agolparon a las puertas del Palacio de la Aljafería para ver a la princesa Leonor de cerca, recibiéndola con entusiasmo al grito de "¡Viva la princesa!". También recibió un cálido recibimiento en los otros dos actos.

En las próximas semanas, la princesa Leonor concluirá su formación militar en la Academia Militar de Zaragoza y se despedirá de sus compañeros y amigos con los que ha compartido clase, maniobras y actividades de ocio. El siguiente paso de la princesa Leonor será ingresar en septiembre en la Escuela Naval de Marín en Pontevedra para continuar su formación militar en la Armada. Sin embargo, antes de esto, será protagonista de otro evento el próximo 3 de julio, día en que recibirá el despacho de alférez del Ejército.

Este acto es uno en el que su abuelo, el rey Juan Carlos I, tenía mucho interés en asistir, pero nuevamente recibió una negativa por parte de Zarzuela, lo que ha causado malestar en el rey emérito. Esta negativa se suma a otras, como la de no haberle permitido asistir al 40 aniversario de la jura de bandera de su hijo, el rey Felipe VI, ni a la jura de bandera de la princesa Leonor ni a la jura de la Constitución.

La princesa Leonor pronunció un emotivo discurso después de recibir las máximas distinciones de las instituciones de Aragón y Zaragoza. En este discurso, expresó su agradecimiento a una tierra que, según sus palabras, "siempre formará parte" de su vida, ya que se ha sentido "como en casa, acogida y acompañada". Agradeció a todos los que hicieron posible que se sintiera una aragonesa más y señaló que lo vivido en estos meses "supera con creces" sus expectativas, en parte debido a lo que le había contado su padre, el rey Felipe VI. También reconoció que era consciente de que "algunas etapas no serían fáciles".

Quedan sólo cinco semanas para que me vaya, para que reciba mi despacho de alférez, y ya empiezo a echaros de menos”, manifestó emocionada la hija de los reyes Felipe y Letizia. Durante su discurso, también destacó su formación militar como cadete y la exigencia académica, intelectual, física y técnica que ello implica, lo cual le ha hecho "apreciar aún más" al Ejército de Tierra y a las Fuerzas Armadas.

Hizo alusión a sus compañeros de la Academia Militar de Zaragoza, con quienes ha superado momentos que requerían esfuerzo y un gran trabajo en equipo, disfrutando y sufriendo juntos, y aprendiendo mucho. “Lo que vivimos mientras nos formamos en la Academia nos une para siempre y nos hace madurar y crecer gracias al compañerismo, a la guía de mandos y profesores”, añadió.

Finalmente, la princesa Leonor mencionó a su padre, el rey Felipe VI, diciendo que seguir sus pasos y recibir las mismas distinciones que le otorgaron a él cuando fue cadete es un honor. “Mi padre lo vivió de un modo parecido hace casi 40 años y en estos días hemos hablado mucho de ello. Seguir sus pasos significa mucho para mí”, confesó. Concluyó su discurso con: "Gracias Zaragoza. Gracias Aragón. Gracias a todos los que habéis hecho posible que en este tiempo me sienta una aragonesa más y una maña más".

La princesa Leonor recibe las máximas distinciones de Aragón
Comentarios