18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

ENTREVISTA

Paulino Viota: "Ser espectador es tan importante como ser director de cine"

«Las grandes productoras «hacen películas cada vez más caras para que sean visibles y tengan mucha propaganda», ha subrayado el autor de Duración (1970) y Cuerpo a cuerpo (1982)

El director de cine Paulino Viota antes de participar en el curso: " Artes, Letras y Ciencias: creadores santanderinos. Paulino Viota: vanguardia y periferia en el cine español". / ESTEBAN COBO
El director de cine Paulino Viota antes de participar en el curso: " Artes, Letras y Ciencias: creadores santanderinos. Paulino Viota: vanguardia y periferia en el cine español". / ESTEBAN COBO
Paulino Viota: "Ser espectador es tan importante como ser director de cine"

Paulino Viota, cineasta de vocación y posteriormente profesor de Cine Clásico, admite que, para él, «ser espectador es tan importante como ser director de cine». El creador santanderino, en una entrevista concedida a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), explica que el cine ha sido su vida entera, a pesar de que, de joven, se decantó por estudiar Ciencias Económicas y Empresariales: «Parece un tópico, pero mi vida entera ha sido el cine».

Viota es el protagonista de uno de los Cursos de Verano de la UIMP, titulado Artes, Letras y Ciencias: creadores santanderinos. Paulino Viota: vanguardia y periferia en el cine español, donde diferentes personalidades del cine español, entre los días 22 y 24 de julio, como el cineasta Pierre León o el coordinador del área de cine del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Manuel Asín, han analizado sus obras.

«Un espectador te puede contar las películas que ha visto y las emociones que ha sentido... Lo que ha supuesto su vida, las experiencias que ha tenido, y cómo eso le ha influido luego en sus relaciones», relata el cineasta. Así, Viota ensalza el valor del público: «Lo que importa es la capacidad que tenga para hacerme ver cosas en una película que yo no he visto».

Viota, que se define así mismo como una persona tímida, explica que ha hecho las películas para comunicarse «a dos niveles»: con los espectadores, pero también con aquellos que trabajaban con él. «Para mí era una forma muy intensa de comunicación. Primero con los que te rodean para hacer la película, y luego también, si les llega, con público», revela el autor de obras como Duración (1970) y Cuerpo a cuerpo (1982).

«El cine ya no es tan importante». Desde su perspectiva más académica, Viota considera que «ahora el cine ya no es tan importante», aunque, para él, tuvo un pasado «verdaderamente áureo». Según el creador santanderino, «ahora el cine también tiene que competir, no solo con la televisión, sino también con Internet y con cantidad de formas expresivas más directas e indirectas». Reflexionando sobre las actuales producciones televisivas, expone que hay «una mayor crueldad con respecto al consumo de audiovisuales, que ya no es ficción, sino que tiene algo de auténtico». En concreto, se refiere a esos shows de telerrealidad, donde, matiza, se pone a unas personas concretas «en situaciones de hambre para que sufran y lloren de verdad». Asimismo, Viota pone el foco en los nichos de especialización que se están dando en este ámbito de la cultura: «Ya no hay un público global para el cine, hay públicos especializados». Esta novedad, matiza el especialista, se da especialmente en Internet y en las redes sociales, y no tanto en las salas de cine.

Sobre las grandes obras audiovisuales, el experto en cine clásico apunta que, como «ningún espectador puede atender a toda la cantidad de producción cinematográfica que hay ahora», las grandes productoras «hacen películas cada vez más caras para que sean visibles y tengan mucha propaganda». Algo, que, según su opinión, «arrincona» al resto de la producción como, por ejemplo, a los cortometrajes. En cuanto a los avances tecnológicos, Viota considera que, gracias a ellos, «todo el mundo hace cine, aunque sea con el teléfono móvil». En este sentido, para el creador santanderino «todos somos hablantes naturales del cine», aunque muy pocos consiguen ser cineastas. Así, según su experiencia, ve necesario promover más la educación audiovisual y cinematográfica en las escuelas. «En España siempre vamos atrasados, y todavía no existe este tipo de enseñanza» en la educación primaria, crítica el experto.

Comentarios