21.04.2024 |
El tiempo

CASO ERE

El socialismo y su corrupción en los ERE de Andalucía. Más de 1 millón de euros en "coca, fiestas y copas"

El chófer de los ERE revela en el juicio que se gastó más de un millón de euros en drogas y fiestas junto a su jefe | La Fiscalía pide 14 años de cárcel para Trujillo por dilapidar casi 1,5 millones de la Junta de Andalucía y gastárselos, en parte, en cocaína y locales de copas
Juan Francisco Trujillo, a la derecha, con su abogado, llegando este lunes a la Audiencia de Sevilla.MARÍA JOSÉ LÓPEZEUROPA PRESS
Juan Francisco Trujillo, a la derecha, con su abogado, llegando este lunes a la Audiencia de Sevilla.MARÍA JOSÉ LÓPEZEUROPA PRESS
El socialismo y su corrupción en los ERE de Andalucía. Más de 1 millón de euros en "coca, fiestas y copas"

En un sorprendente giro durante el juicio de los ERE en la Audiencia de Sevilla, Juan Francisco Trujillo, conocido como el "chófer de los ERE" o el "chófer de la coca", ha ratificado que recibió casi 1,5 millones de euros en ayudas públicas de la Junta de Andalucía y que se gastó más de un millón de euros en copas y cocaína junto a su jefe, Francisco Javier Guerrero, quien ya falleció y era ex director general de Empleo de la administración andaluza.

En su declaración, Trujillo se ha ratificado "totalmente" en lo que había explicado previamente en la fase de instrucción del caso. Según él, entregó a Guerrero entre 40,000 y 60,000 euros en efectivo, antigüedades, un equipo de navegación para su vehículo oficial, invitaciones a restaurantes y locales de copas, e incluso entregas de cocaína. A su esposa, asegura que le entregó 24,000 euros.

Uno de los aspectos más impactantes es que Trujillo afirma que la mayor parte de ese dinero se destinó a cocaína, fiestas y copas para Guerrero y él mismo. Según su testimonio en instrucción, llegaron a consumir hasta cinco gramos de droga al día.

Estas revelaciones han generado un escándalo en el juicio, ya que contradicen las declaraciones previas de Guerrero, quien había negado ser drogadicto. Además, algunas fuentes cercanas al caso han cuestionado la versión de Trujillo, ya que el volumen de dinero gastado en copas y droga parecía excesivo y generaba dudas sobre en qué manos acabaron realmente los fondos públicos.

El fiscal solicita para Trujillo una condena de 14 años de cárcel, 30 años de inhabilitación y el pago de una indemnización de 1,475,028 euros. En el banquillo de los acusados también se encuentran otros implicados en el caso, incluyendo un ex alcalde pedáneo y un directivo de una empresa relacionada con las subvenciones.

El juicio continúa arrojando luz sobre uno de los mayores escándalos de corrupción en España, en el cual se habrían desviado fondos públicos destinados a proyectos de inversión hacia fines personales y actividades ilícitas.

El socialismo y su corrupción en los ERE de Andalucía. Más de 1 millón de euros en "coca, fiestas y copas"
Comentarios