01.07.2022 |
El tiempo

Vox crece sobre 2018 pero no condiciona el Gobierno

Vox crece sobre 2018 pero no condiciona el Gobierno

Vox ha fracasado este domingo en su estrategia de exigir al Partido Popular formar parte del Gobierno andaluz si necesitaba uno solo de sus votos y, pese a haber crecido respecto a 2018, ha quedado relegado a la irrelevancia en el nuevo Parlamento andaluz ante la mayoría absoluta de Juanma Moreno tras dejarse cerca de 400.000 votos en relación a las últimas elecciones generales, cuando alcanzó el 20,6% de los votos y logró superar a los populares en provincias como Almería, Huelva y Sevilla.

Tres años y medio después de irrumpir sorpresivamente en el Parlamento andaluz con 12 escaños, a la postre claves para formar el primer Gobierno andaluz no socialista integrado por PP y Cs, la formación de Santiago Abascal ha conseguido 14 diputados, ganando dos por Almería y Granada, tras sumar cerca de 100.000 votos más hasta rozar el medio millón con Macarena Olona como candidata.

Sin embargo, este resultado está muy lejos de sus expectativas, ya que resulta irrelevante para la formación de Gobierno con la mayoría absoluta y también baja respecto a las generales de noviembre de 2019, cuando Vox logró en Andalucía el 20,61% de los votos, por encima del 15,2% nacional.

En aquellos comicios Vox logró 869.909 votos (el 20,6%) situándose como segunda fuerza, por detrás del PSOE y por delante del PP, en las provincias de Almería, Huelva y Sevilla y fue el partido más votado en una veintena de municipios andaluces.

Andalucía fue precisamente donde Vox logró su primer éxito electoral al conseguir entrar en su Parlamento en las autonómicas de 2018, cinco años después de su nacimiento. Obtuvo doce escaños superando todas las encuestas y sus votos se convirtieron en imprescindibles para la elección del Gobierno de PP y Cs.

La coalición liderada por Juanma Moreno y los de Abascal firmaron entonces un pacto de investidura de 37 puntos que incluía medidas como la derogación de la ley de memoria histórica, la protección de la tauromaquia, el derecho de los padres para elegir el modelo educativo que deseen para sus hijos o una auditoría a todos los organismos públicos andaluces.

Entonces su porcentaje fue del 10,97%, pero ya empezó a despuntar en provincias como Almería, donde llegó hasta el 16,79%. Fue incluso la fuerza más votada en el municipio de El Ejido con el 29,51% y se situó como segundo partido en votos en otros siete municipios andaluces.

El resultado en Andalucía se duplicó menos de un año después, en las generales de noviembre de 2019, cuando logró un 20,61 por ciento de los votos en la comunidad.

Este domingo, Vox ha vuelto al tercer puesto en todas las provincias pese a crecer ligeramente en todas ellas. En el simbólico municipio de El Ejido ha bajado a la segunda posición, perdiendo 1,75 puntos respecto a 2018 y siendo superado por el PP en 5.000 votos.

Vox crece sobre 2018 pero no condiciona el Gobierno
Comentarios