18.08.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

La ley de Diversidad Religiosa inicia su tramitación en Euskadi para dar cobertura jurídica a confesiones religiosas

Los ayuntamientos deberán actualizar sus planes urbanísticos y reservar espacios para los equipamientos religiosos que necesite el municipio
La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en el Parlamento Vasco
La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en el Parlamento Vasco
La ley de Diversidad Religiosa inicia su tramitación en Euskadi para dar cobertura jurídica a confesiones religiosas

Los ayuntamientos deberán actualizar sus planes urbanísticos y reservar espacios para los equipamientos religiosos que necesite el municipio

VITORIA, 27 (EUROPA PRESS)

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha presentado este lunes en el Parlamento Vasco el proyecto de Ley de lugares, centros de culto y diversidad religiosa en la comunidad autónoma vasca, que inicia su tramitación parlamentaria y que pretende "dar cobertura jurídica a la pluralidad ya existente en la comunidad autónoma vasca, protegiendo y garantizando la convivencia y el diálogo en igualdad de condiciones de todas las confesiones asentadas en Euskadi".

La Comisión de Instituciones, Gobernanza Pública y Seguridad del Parlamento Vasco ha acogido este lunes la comparecencia de Artolazabal para informar sobre el citado proyecto de Ley aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado 25 de junio.

Artolazabal ha destacado que el objetivo de este proyecto es "proteger la convivencia y el derecho a la libertad religiosa de la sociedad vasca". "La diversidad religiosa es un fenómeno definitivo e irreversible en buena parte de las sociedades, también en la vasca. Este fenómeno ha avanzado con mayor celeridad que la propia legislación, por lo que en ocasiones se han echado en falta las herramientas legales necesarias para gestionar positivamente esta nueva realidad", ha reconocido.

En este sentido, ha explicado que la nueva ley pretende "dar cobertura jurídica a la pluralidad ya existente en la comunidad autónoma vasca, protegiendo y garantizando la convivencia y el diálogo en igualdad de condiciones de todas las confesiones asentadas en Euskadi".

AYUNTAMIENTOS

El texto establece que los ayuntamientos deberán actualizar sus planes de ordenación urbanística, ya que en función de la disponibilidad del suelo, estarán obligados a reservar espacios para los equipamientos de carácter religioso que necesite el municipio. Además, impide expresamente a los consistorios "actuar con criterios que puedan producir una discriminación directa o indirecta, o una restricción arbitraria".

En la ley se regulan otros preceptos relativos a las licencias urbanísticas, la comunicación de apertura de centros de culto y otras autorizaciones de actividad. También se estipula la utilización esporádica de equipamientos y espacios públicos para la organización puntual de algún acto religioso e, incluso, se recoge la posibilidad de que los gobiernos locales destinen "lugares, locales o edificios de uso público a fines pluriconfesionales".

El proyecto deja en manos de los propios ayuntamientos la responsabilidad de velar por el cumplimiento de las normas en estos espacios, principalmente de las dirigidas al control de las condiciones técnicas, de la seguridad y salud de las personas, así como de la preservación del medio ambiente.

No obstante, el papel de las autoridades municipales en ningún caso podrá ser sancionador, ya que la adopción de medidas restrictivas será competencia de las instancias judiciales, si fuera necesario.

MAPA DE DIVERSIDAD RELIGIOSA

Artolazabal ha citado el estudio realizado por Ikuspegi y el Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe de la Universidad de Deusto, plasmado en un mapa sobre la diversidad religiosa, y ha destacado que el catolicismo sigue siendo la confesión más arraigada en Euskadi con millón y medio de fieles, seguido por la fe musulmana (90.000) y la Iglesia Evangélica (30.000).

En los tres territorios históricos, una mayoría de ciudadanos es católica. En el caso del resto de confesiones, quienes profesan la religión islámica tienen mayor presencia en Vitoria (14.114 fieles), ciudad en la que hay una decena de mezquitas, por delante de Bilbao (13.131) y sus seis mezquitas, o San Sebastián, que tiene registrados 5.540 fieles de esta confesión aunque no alberga ninguna mezquita.

En lo que se refiere a los evangélicos, la mayoría residen en Bizkaia. En Bilbao viven 4.095 fieles; en Vitoria, 2.969, y en San Sebastián-Donostia, 2.885. En cuanto a sus templos, esta confesión registra, después de las iglesias católicas, el mayor número de lugares de culto, con cerca de 120 en toda Euskadi, destacando los 35 de Bilbao y los 19 de Vitoria. San Sebastián solo cuenta con siete centros, uno menos que Bermeo y dos menos que Santurtzi, Getxo y Barakaldo.

En Euskadi no hay ninguna sinagoga, ni tampoco templos hinduistas. Por lo demás, hay cinco templos budistas de San Sebastián, otros cuatro en Bilbao y otro, en Vitoria.

El mapa evidencia que la segunda tendencia en cuanto a creencias en Euskadi -una vez más por detrás de los católicos- es la de no profesar ninguna religión, ya que 515.771 personas se declaran no creyentes.

Tras afirmar que la diversidad religiosa "es incuestionable" en Euskadi, y ha aludido a su definición por el ordenamiento jurídico democrático internacional como "un derecho fundamental".

"Tenemos el deber de adoptar medidas dirigidas a promover las condiciones y a remover los obstáculos para que la libertad y la igualdad de las personas y de los grupos en que se integran sean efectivas y reales", ha expuesto la consejera.

CONSEJO INTERRELIGIOSO

Por último, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha puesto en valor "el diálogo y la concordia de una gestión positiva" y ha destacado la creación del Consejo Interreligioso Vasco que contempla la nueva norma, que tendrá funciones de asesoramiento e informe en aquellas iniciativas y decisiones de las instituciones vascas que puedan afectar de forma específica al ejercicio de las libertades religiosa y de culto.

"El Consejo se configura como un foro de diálogo y acuerdo en el que compartir diagnósticos y proponer actuaciones tendentes a la protección y promoción de la pluralidad de nuestra sociedad", ha señalado.

El Consejo Interreligioso estará formado por representantes del Gobierno Vasco, las tres diputaciones forales, ayuntamientos, iglesias, confesiones y comunidades religiosas, asociaciones ciudadanas "de interés cualificado" en la aplicación de la ley, y personas "de reconocida competencia". La composición final, así como las funciones y normas de funcionamiento, se determinarán con un decreto del Gobierno Vasco.

"En definitiva, el Proyecto de Ley pretende ofrecer una respuesta normativa coherente, viable y plenamente conforme con los principios del ordenamiento vigente a una realidad social emergente e íntimamente ligada al ejercicio de un derecho fundamental", ha concluido la consejera.

LA OPOSICIÓN

La parlamentaria de EH Bildu Lore Martinez ha resaltado que la sociedad vasca es cada vez "más plural" y por ello cree "imprescindible" defender el derecho a la diversidad religiosa. Asimismo, ha preguntado por qué no se define en el propio proyecto de ley la composición del Consejo Interreligioso vasco y ha mostrado su dudas sobre su composición y sobre si van a estar representadas todas las religiones.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Gustavo Angulo, por su parte, también ha hecho referencia al contenido del proyecto de ley en su intervención y ha preguntado sobre la reserva de espacios municipales que contempla la norma, para preguntar si se trata de una "carga más" para los ayuntamientos, que deberán realizar estudios de necesidades.

El parlamentario de PP+Cs Carmelo Barrio ha recordado que este proyecto de ley ya fue presentado la pasada legislatura, y ha afirmado que se trata de una ley "redundante" que "suma normativa a lo que ya está regulado". "¿Es necesaria verdaderamente una ley sobre esta cuestión?", se ha preguntado. No obstante, ha subrayado la disposición de su grupo de trabajar la ley durante su tramitación con enmiendas.

Finalmente, la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha criticado que el proyecto de ley del Gobierno "uniformiza en exceso y equipara el conjunto de las confesiones religiosas en detrimento de la religión católica".

La ley de Diversidad Religiosa inicia su tramitación en Euskadi para dar cobertura jurídica a confesiones religiosas
Comentarios