02.07.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Un joven acusado de matar a golpes contra la pared a su bebé en Almassora (Castellón) se acoge al derecho a no declarar

Un guardia civil dice que no tuvieron "duda" de los malos tratos tras hablar con los médicos y la madre del niño ya condenada
Un joven acusado de matar a golpes contra la pared a su bebé en Almassora (Castellón) se acoge al derecho a no declarar

Un guardia civil dice que no tuvieron "duda" de los malos tratos tras hablar con los médicos y la madre del niño ya condenada

CASTELLÓ, 14 (EUROPA PRESS)

Un joven de 22 años acusado de matar a golpes contra la pared a su bebé de 10 meses en Almassora (Castellón) se ha acogido este lunes a su derecho a no declarar durante la primera sesión del juicio con jurado que se celebra en la Audiencia Provincial de Castellón.

El fiscal solicita para el acusado la prisión permanente revisable por un delito de asesinato, cinco años de prisión por un delito de lesiones y tres años de cárcel por un delito de violencia doméstica habitual. Por su parte, la defensa demanda la libre absolución para su patrocinado.

Según el escrito de conclusiones provisionales del ministerio público, el acusado era pareja sentimental de la madre del bebé, menor en la fecha de los hechos y condenada por delito de asesintao en comisión por omisión en la Jurisdicción de Menores.

Desde el momento del nacimiento del bebé, según el fiscal, el acusado le propinó bofetadas, golpes y al menos un mordisco debido principalmente a que los lloros del mismo le molestaban. En enero de 2020, en el domicilio familiar, el procesado agarró fuertemente del brazo al niño y se lo retorció, lo que le provocó una fractura.

A partir de marzo de 2020, las conductas agresivas hacia el menor se intensificaron, golpeando al menor sin motivo de forma casi diaria. Así, en septiembre de 2020, en el domicilio familiar, como el bebé empezó a balbucear, el acusado fue a la cuna del niño y le golpeó en dos ocasiones contra la pared, causánsole un traumatismo craneoencefálico que acabó con su vida poco después.

Durante la sesión de este lunes, en el turno de alegaciones ante los miembros del jurado, el fiscal ha señalado que al acusado le molestaba tener un bebé y sus lloros, y por eso le causó los malos tratos y "decidió acabar con el problema golpeándole contra la pared".

Por su parte, la defensa, que ha apelado al derecho a la presunción de inocencia, ha destacado que no hay ninguna prueba respecto a los hechos concretos, ni de autoría concreta respecto a cada uno de esos hechos.

DECLARÓ EN FASE DE INSTRUCCIÓN

Aunque el acusado se ha acogido a su derecho a no declarar, el juez ha aceptado que el fiscal aportase la declaración que el procesado realizó sobre los hechos en fase de instrucción para que se pueda valorar.

Uno de los dos guardias civiles que ha declarado este lunes ha indicado que se desplazó al Hospital General porque había ingresado un bebé en estado crítico y podía haber sospechas de malos tratos. El menor se encontraba en la UCI pediátrica para ser intervenido quirúrgicamente.

El agente se entrevistó con la madre del bébe, la cual, según ha dicho, le narró una serie de golpes que había sufrido el menor, según ella, "de forma accidental" -en una ocasión con la esquina del pasillo y en otra tras caer de espaldas cuando le estaba bañando-, y también le explicó que el padre del niñó le dio un tortazo en una ocasión porque lloraba y le golpeó la cabeza cuando lo iba a dejar en la cuna en otra ocasión.

El testigo ha subrayado que la información de la madre del niño y la aportada por los médicos no les dejó "duda" de que el bebé había sido maltratado, por lo que fueron detenidos los padres del mismo. El agente ha apuntado que le llamó la atención la "cierta tanquilidad" que presentaban los padres "con un bebé que se debatía entre la vida y la muerte" cuando la Guardia Civil llegó al hospital.

El otro guardia civil que ha declarado este lunes ha explicado, así mismo, que los médicos dijeron que el bebé tenía lesiones graves y que probablemente no sobreviviría. Tanto este testigo como su compañero han indicado que la vivienda del acusado estaba desordenada y sucia.

Un joven acusado de matar a golpes contra la pared a su bebé en Almassora (Castellón) se acoge al derecho a no declarar
Comentarios