17.09.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Investigado el conductor de un turismo que huyó del lugar de un accidente que supuestamente causó en A Pontenova (Lugo)

Le atribuyen seis delitos al obtener positivo en la alcoholemia y tener una suspensión superior a dos años del permiso de conducción
La Guardia Civil intecepta a un conductor ebrio y con el carné retirado que huyó de un accidente en A Pontenova (Lugo).
Investigado el conductor de un turismo que huyó del lugar de un accidente que supuestamente causó en A Pontenova (Lugo)

Le atribuyen seis delitos al obtener positivo en la alcoholemia y tener una suspensión superior a dos años del permiso de conducción

LUGO, 9 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha interceptado al conductor de un turismo que huyó del lugar de un accidente de tráfico que supuestamente había causado en el municipio de A Pontenova (Lugo). Además, obtuvo positivo en la prueba de alcoholemia y cuenta con una suspensión superior a dos años del permiso de conducir.

Según ha informado el Instituto Armado, tuvo conocimiento de un siniestro vial a la altura del kilómetro 1,500 de la carretera LU-P-4803 (A Pontenova-Augaxosa), que consistió en la colisión de dos vehículos.

Cuando la patrulla llegaba al lugar observó un vehículo parado cuyo conductor hablaba por teléfono, por lo que se interesó si estaba involucrado en algún accidente. Éste, señalan las mismas fuentes, indicó a los agentes que "estaba haciendo una llamada y que al finalizar la misma continuaría viaje a su domicilio".

A unos 500 metros localizaron un turismo que había sufrido una salida de vía por el margen derecho y, posteriormente, había chocado con unos árboles y otro parado en el margen izquierdo de la vía. Los ocupantes del primer turismo manifestaron que el otro conductor circulaba por la izquierda y que les obligó a salirse de la vía para evitar la colisión frontal.

Además, informaron de "la huida, a la carrera," del lugar del accidente, al advertir de que hacían gestiones para dar aviso a la Guardia Civil de lo sucedido.

Los agentes iniciaron la búsqueda del conductor huido. Así, localizaron de nuevo en otra carretera cercana, "estacionado y con todas las luces apagadas", apunta la Benemérita, el vehículo con el que habían interactuado antes de hallar el accidente y cuyo único ocupante había manifestado que se dirigía a su domicilio.

"Tras varias respuestas dubitativas e ilógicas, finalmente reconoció que había recibido una llamada de un familiar para que lo recogiese por esta zona ya que había sufrido un accidente", ha explicado la Guardia Civil.

SALÍA DE UNOS MATORRALES

Una vez abortada la posibilidad de abandonar el lugar del siniestro auxiliado por su familiar, y pasados unos minutos los guardia civiles localizaron cuando salía de unos matorrales próximos en los que se había escondido, al conductor huido, han detallado las mismas fuentes.

Una vez realizada la inspección ocular del lugar para esclarecer los hechos, tomadas manifestaciones a los implicados y analizadas las demás circunstancias que rodean al accidente, el conductor inicialmente huido ha sido investigado como presunto autor de seis delitos.

En concreto, se le atribuye delito de conducción temeraria, de lesiones graves por imprudencia, abandono del lugar del accidente, conducir un vehículo a motor pese a superar las tasas legalmente establecidas (obtubo tasa de 0,91 mg/l), conducir con pérdida total de los puntos asignados (presentaba la pérdida de vigencia del permiso de conducir desde el 2015 y no había recuperado el mismo) y quebrantamiento de condena -por llevar un vehículo tras haber sido declarada la pérdida de vigencia del permiso por decisión judicial por plazo superior a dos años y hasta la fecha no había recuperado el mismo-.

ABANDONO

En relación al delito de abandono del lugar del accidente, la Benemérita resalta que "todo conductor causante del siniestro y en el cual exista el fallecimiento o lesiones graves en alguno de los implicados, tiene la obligación de permanecer en el lugar".

"Este tipo delictivo castiga con penas de prisión de seis meses a cuatro años de prisión y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor de uno a cuatro años a los que, antes de la llegada de los agentes que instruirán las diligencias e identificación de los implicados, se ausentan del lugar", recuerda.

Paralelamente y ante la "gravedad de los hechos" por los que fue investigado, concreta el Instituto Armado, los instructores procedieron al comiso cautelar del vehículo utilizado y su puesta a disposición de la autoridad judicial.

La Guardia Civil recuerda que, además de las posibles sanciones económicas, este tipo de conductas puede traer aparejado el ingreso a prisión.

Investigado el conductor de un turismo que huyó del lugar de un accidente que supuestamente causó en A Pontenova (Lugo)
Comentarios