22.05.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Hungría y República Checa descartan la migración como "herramienta" para combatir el descenso de la población

BUDAPEST, 23 (DPA/EP) El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha asegurado este jueves que la migración "no es una herramienta útil" para combatir la baja tasa de natalidad y el consecuente descenso poblacional, una postura a la que se ha sumado su homólogo checo, Andrej Babis.
Hungría y República Checa descartan la migración como "herramienta" para combatir el descenso de la población

BUDAPEST, 23 (DPA/EP)

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha asegurado este jueves que la migración "no es una herramienta útil" para combatir la baja tasa de natalidad y el consecuente descenso poblacional, una postura a la que se ha sumado su homólogo checo, Andrej Babis.

"La única solución para la caída de la natalidad es que el Estado ayude a las familias cristianas y apoye su formación", ha aseverado el mandatario de extrema derecha durante la ceremonia de apertura de una cumbre demográfica celebrada en Budapest.

La política migratoria de Orban ha llevado al país a construir vallas y reforzar los controles fronterizos. Además, prácticamente nadie puede solicitar asilo en Hungría.

Entre los presentes en la cumbre, que durará dos días, se encuentran Babis, el exvicepresidente estadoundiense Mike Pence, el presidente serbio, Alexsandar Vucic, y el primer ministro de Eslovenia, Janez Jansa.

Babis, por su parte, ha coincidido con Orban al descartar la idea de apostar por la migración para impulsar un aumento de la demografía. Para él, la "única solución sostenible del problema demográfico en Europa consiste en aumentar la tasa de natalidad".

"La migración masiva e incontrolada a Europa no tiene nada que ver con la estabilidad de nuestra sociedad europea, todo lo contrario. La única solución verdaderamente sostenible de la extinción de Europa es aumentar la tasa de natalidad de su propia población", ha dicho.

El jefe de Gobierno checo ha destacado así que los países del llamado Grupo de Visegrado (República Checa, Polonia, Eslovaquia y Hungría) comparten ese enfoque.

Hungría y República Checa descartan la migración como "herramienta" para combatir el descenso de la población
Comentarios