07.12.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

La fuga de cargos de Cs se agrava con la crisis en Aragón y eleva a 200 las deserciones desde la moción de Murcia

Crece el cruce de reproches entre PP y Cs: Los naranjas denuncian la "OPA hostil" de Casado y éste presume de su operación ensanchamiento
La fuga de cargos de Cs se agrava con la crisis en Aragón y eleva a 200 las deserciones desde la moción de Murcia

La fuga de cargos de Ciudadanos (Cs) se ha agravado esta semana con la crisis del partido naranja en Aragón tras la oleada de dimisiones en la provincia de Zaragoza y que se suma al goteo de bajas en otros territorios como Baleares. La formación que lidera Inés Arrimadas ha sufrido alrededor de 200 deserciones de cargos desde la fallida moción de censura en Murcia.

Desde Cs han criticado duramente esta "OPA hostil" emprendida por Pablo Casado. Además, han señalado que, "pesar de todo" más del "95%" de los miembros de Ciudadanos permanecen en el partido aunque les hayan ofrecido "carguitos" para defender el "proyecto liberal", en palabras de su presidenta, Inés Arrimadas.

Sin embargo, en las filas de 'Génova' sacan pecho de que esté siendo un éxito su "operación de ensanchamiento" para aglutinar a más votantes en las siglas del PP, ya que el objetivo debe ser desalojar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa, según han subrayado a Europa Press fuentes 'populares'.

El cruce de reproches ha crecido en los últimos días y lo han escenificado en redes sociales la portavoz de Economía de los 'naranjas', María Muñoz, y el exsenador de Ciudadanos Fran Hervías, quién dejó su escaño y ahora trabaja en el equipo de Teodoro García Egea.

La diputada de Cs ha acusado a Hervías de querer "acabar" con su partido desde su nuevo puesto en Génova y le ha llegado a preguntar cómo se siente trabajando en un despacho "pagado con dinero negro", tras la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la reforma de la sede con la caja b. El exnúmero tres de Cs ha replicado que este tipo de comentarios comienzan a "rozar lo obsesivo" y que Ciudadanos busca "un enemigo exterior para justificar sus errores y fracasos".

EL PP CONTABILIZA 2.000 NUEVAS AFILIACIONES PROCEDENTES DE Cs

En 'Génova' vieron como una "traición" la moción de censura promovida por Cs y PSOE en Murcia para desbancar el Gobierno de Fernando López Miras. El partido naranja dejó de ser un socio fiable y, desde ese momento, el PP pasó al ataque llamando a ingresar en sus filas a los cargos y votantes de Cs "defraudados" tras esa "operación clandestina", en palabras del secretario general del partido, Teodoro García Egea.

En 'Génova' sacan pecho de esta "operación de puertas abiertas" y dan por amortizado a Cs, que, según subrayan, podría quedarse sin representación en muchas plazas en futuras elecciones, como ya le ocurrió en la Asamblea de Madrid el pasado 4 de mayo. "Una gran mayoría de esos cargos se está ofreciendo para arrimar el hombro y hacer un frente común contra Sánchez y Podemos", han señalado fuentes 'populares'.

El PP prevé que las deserciones aumenten conforme se acerque la fecha de las elecciones y, por lo pronto, ya contabiliza unas 2.000 nuevas afiliaciones procedentes de afiliados de base en este último semestre, según han indicado a Europa Press fuentes 'populares'.

Desde Cs han criticado duramente esta "operación de OPA hostil" a su partido. "Parece que están perdiendo el norte, lo digo con gran tristeza", comentó recientemente el vicesecretario general de Cs, Edmundo Bal, poco después de que el que fuera el líder de su partido en Euskadi Luis Gordillo fichara por el PP vasco de Carlos Iturgaiz. También Arrimadas ha cargado duramente contra los "tránsfugas" de Cs que "ahora son más peperos que la gaviota" después de haber dicho "barbaridades" del Partido Popular.

ALGUNOS DE LOS CARGOS QUE HAN ABANDONADO Cs

El último incendio en Cs se ha producido en Aragón, con la dimisión del coordinador provincial en Zaragoza junto otra oleada de cargos en la provincia. Unos días antes se producía también el abandono de cargos orgánicos por la mayor parte de las juntas directivas de las tres agrupaciones de la ciudad de Zaragoza. A principios se semana se conocía también la marcha de concejales de Calvià, Llubí, Sineu, Llucmajor y otros municipios que han dejado la formación naranja ante "la deriva ideológica que ha tomado el partido".

Entre los cargos públicos que han abandonado Cs en estos meses figuran los diputados nacionales Marta Martín, Pablo Cambronero, Marcos de Quinto y Patricia Reyes; así como los senadores Fran Hervías, Emilio Argüeso y Ruth Goñi (estos dos últimos mantienen el acta).

En Murcia, epicentro de la moción de censura, se marcharon varios diputados autonómicos de Cs si bien mantienen su acta en la Asamblea autonómica: Isabel Franco (vicepresidenta actual), Valle Miguelez (consejera), Paco Álvarez (portavoz deñ grupo parlamentario) y Alberto Castillo (presidente de la Asamblea).

También han abandonado el partido diputados autonómicos en la Asamblea de Madrid como Sergio Brabezo, Marta Marbán, y Elena Álvarez Brasero (que se unieron a la candidatura de Isabel Díaz Ayuso el 4 de mayo), Juan Rubio, Enrique Martínez Cantero, Ángel Garrido, Enrique Veloso y Luis Pacheco.

En la Comunidad Valenciana, la marcha más sonada fue la de Toni Cantó, ex portavoz Cs y ex diputado nacional por Valencia, que dejó el acta y ahora dirige la Oficina del Español en la Comunidad de Madrid. También dejaron Cs en esta región pero mantienen su escaño Juan Antonio Martínez, Jesús Salmerón, Cristina Gabarda, Asunción Sánchez y Vicente Fernández.

En Cataluña la marcha de Lorena Roldán, portavoz nacional de Cs, se produjo en diciembre de 2020, antes de la crisis abierta con la moción de censura en Murcia. Poco después concurría en las elecciones de febrero como 'número dos' del PP por Barcelona y recientemente anunció su afiliación al PP. En esta comunidad también han dejado el partido Jean Castel, Alfonso Sánchez, Maialen Fernández o Munia Fernández.

En Castilla La Mancha, dejaron la formación los entonces diputados Alejandro Ruiz y Úrsula López; y en Castilla y León hizo lo mismo María Montero, si bien mantiene su escaño. Desde Canarias se dio de baja en el partido naranja Vidina Espino, que mantiene el acta, mientras que en Baleares dejó la formación Maxo Benalal (Ibiza), aunque sigue con su escaño.

A este listado se suman más ex diputados y ex senadores nacionales que han dejado Cs tras Murcia, como Lourdes Guillen (Huesca); Marta Rivera (que fue consejera de Cs en Madrid y ahora lo es con Ayuso); María Luisa Alonso (La Rioja), Sergio del Campo (Tarragona); Sandra Julià (Castellón); Miguel Garaulet Murcia); Carlos Hermoso (Huelva); Francisco Fernández Bravo (Ciudad Real); Manuel Hernández (Ávila) y Ana Velilla (Zaragoza).

A estas fugas hay que añadir la marcha de más de una treintena de portavoces de grupos municipales y concejales de capitales de provincia que han dejado Cs por su apoyo al gobierno de PSOE y Podemos y las mociones de Murcia y Madrid.

La fuga de cargos de Cs se agrava con la crisis en Aragón y eleva a 200 las deserciones desde la moción de Murcia
Comentarios