01.12.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

EXTREMADURA.-El Museo Etnográfico 'Agustín Aparicio Cerrato' de Don Benito elige una honda como pieza del mes de noviembre

El Museo Etnográfico 'Agustín Aparicio Cerrato' de Don Benito (Badajoz) ha elegido una honda elaborada en cuero y reforzada a ambos lados de la bolsa o receptáculo como pieza del mes de noviembre.
EXTREMADURA.-El Museo Etnográfico 'Agustín Aparicio Cerrato' de Don Benito elige una honda como pieza del mes de noviembre

DON BENITO (BADAJOZ), 31 (EUROPA PRESS)

El Museo Etnográfico 'Agustín Aparicio Cerrato' de Don Benito (Badajoz) ha elegido una honda elaborada en cuero y reforzada a ambos lados de la bolsa o receptáculo como pieza del mes de noviembre.

Asimismo, esta pieza, donada en 2001 por Vidal Hernández Sánchez, tiene en uno de sus extremos un orificio y en el opuesto un nudo para su sujeción y se utilizó principalmente en labores de pastoreo.

La honda es una de las armas más antiguas de la humanidad y consiste en dos cuerdas o correas en cuyos extremos se sujeta un receptáculo o bolsa flexible desde el que se dispara un proyectil.

Una de las cuerdas o correas (la de sujeción) termina en una anilla para sujetar al dedo índice y la otra (la de disparo) en un nudo o borla que se sujeta entre los dedos índice y pulgar y que se soltará en el momento del lanzamiento, una vez se le hayan dado varias vueltas para que adquiera velocidad, alcanzando de este modo una gran distancia y poder de impacto.

Habitualmente, las hondas se elaboraban en cuero, crin, tendones o fibras textiles y los proyectiles solían ser piedras naturales, arcilla cocida o secada o plomo moldeado.

La misma, como ha informado el Ayuntamiento de Don Benito en nota de prensa, resultó una innovación en el mundo de las armas al tener un mayor alcance que el arco y la flecha.

En la Antigua Roma también hubo combatientes con hondas, denominados fundibalatores, que escondían sus piedras debajo de la túnica. La honda era una trenza de lana, cáñamo o esparta u otra materia semejante para tirar las piedras con violencia e impactar en algún punto vital del enemigo para dejarle fuera de combate.

Hay evidencias arqueológicas de su existencia en el Neolítico, cuando aparecen en Oriente Próximo proyectiles de arcilla cocida asociados a usos bélicos, pero también tuvo un uso muy destacado en el pastoreo.

EXTREMADURA.-El Museo Etnográfico 'Agustín Aparicio Cerrato' de Don Benito elige una honda como pieza del mes de noviembre
Comentarios