22.04.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Un estudio identifica cuatro veces más peces en la zona crepuscular del Océano Austral

Un nuevo estudio destaca que podría haber hasta cuatro veces más peces en la zona mesopelágica o "crepuscular" del Océano Austral de lo que se pensaba anteriormente.
Un estudio identifica cuatro veces más peces en la zona crepuscular del Océano Austral

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Un nuevo estudio destaca que podría haber hasta cuatro veces más peces en la zona mesopelágica o "crepuscular" del Océano Austral de lo que se pensaba anteriormente.

Los científicos del British Antarctic Survey (BAS) y la Universidad de Bristol descubrieron que, al tener en cuenta las diferentes propiedades acústicas de los peces, es probable que la biomasa o el peso total de los peces mesopelágicos sea entre 1,8 y 3,6 veces mayor de lo que habían calculado previamente.

Se descubrieron grandes cantidades de peces cerca del borde del hielo estacional, un importante lugar de alimentación para focas y pingüinos. Este importante hallazgo altera la forma en que los investigadores deberán pensar sobre el estudio de los animales que viven en las regiones de latitudes altas cercanas a la Antártida, informa el BAS.

Para estimar la biomasa de peces en la zona crepuscular, el área del océano a 200-1000 m bajo el nivel del mar, los científicos utilizaron instrumentos acústicos llamados ecosondas. Estos instrumentos emiten pulsos de sonido en el agua que luego son reflejados por los peces, en particular por el gas en sus vejigas natatorias, un órgano utilizado para flotar. Luego, los investigadores miden el "eco" de retorno y lo usan para estimar la cantidad de peces.

Investigaciones anteriores basaron estimaciones de la biomasa de peces en el "eco" promedio esperado de un pez. Sin embargo, la mayoría de los peces que viven en aguas polares más frías pierden el gas altamente reflectante de sus vejigas natatorias. Esto significa que producen una señal acústica más pequeña y, en consecuencia, se ha subestimado su biomasa.

En este estudio, los científicos utilizaron muestras de redes para identificar las especies presentes y estudiar el tamaño, la forma y la estructura de las especies de peces individuales. Esta información se utilizó para modelar el eco esperado de las especies más comunes. Al combinar esto con los datos de la ecosonda, los investigadores pudieron estimar la biomasa de peces mesopelágicos.

La autora principal, la doctora Tracey Dornan, experta en acústica pesquera del British Antarctic Survey, dice: "Esta investigación es muy importante ya que la gente ha interpretado las disminuciones en las señales de sondeo acústico hacia la Antártida como una disminución en la biomasa de peces, pero este no es el caso. Hemos demostrado que en realidad es probable que haya un pico en la biomasa de peces hacia el borde del hielo estacional, pero los peces típicamente más grandes que viven aquí son relativamente malos para dispersar la señal acústica porque carecen de una vejiga natatoria llena de gas, por lo que se ha subestimado la biomasa".

Los peces que viven en la zona crepuscular no solo forman una parte importante de las dietas de los depredadores, incluidos los pingüinos rey y las focas, sino que también juegan un papel vital en el ciclo del carbono del océano. Los peces de la zona crepuscular migran verticalmente, alimentándose de zooplancton en las aguas superficiales antes de regresar a las profundidades del océano durante el día. Esta migración vertical transporta carbono superficial a aguas profundas a través de la respiración.

Un estudio identifica cuatro veces más peces en la zona crepuscular del Océano Austral
Comentarios