16.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Elorza (PSOE) rechaza plantearse "ningún tipo de ruptura" con partidos nacionalistas si no apoyan la reforma laboral

Cree que "hay que aceptar sin más los votos de Ciudadanos, que tarde y mal tratan de distanciarse del PP y hasta de Vox"
Elorza (PSOE) rechaza plantearse "ningún tipo de ruptura" con partidos nacionalistas si no apoyan la reforma laboral

Cree que "hay que aceptar sin más los votos de Ciudadanos, que tarde y mal tratan de distanciarse del PP y hasta de Vox"

BILBAO, 2 (EUROPA PRESS)

El diputado del PSOE por Gipuzkoa Odón Elorza ha rechazado plantearse "ningún tipo de ruptura" con las fuerzas nacionalistas vascas, ni "echarse los trastos a la cabeza" si no apoyan el acuerdo sobre la reforma laboral, porque "la necesidad de seguir negociando temas de gran importancia para Euskadi" y para la "estabilidad" del Gobierno Vasco hace que "tengamos que ser todos prudentes e inteligentes en la relación que hay que mantener".

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Elorza ha puesto en valor el acuerdo alcanzado "a seis bandas" porque "poner de acuerdo a dos patronales, dos sindicatos y dos partidos del gobierno no era tarea fácil", pero era importante conseguir el acuerdo sobre la reforma laboral porque "es condición establecida ante la Unión Europea para conseguir las ayudas" y porque "el valor del pacto entre partes tan diversas tienen gran significado en un país en el que estamos permanentemente en la bronca, la confrontación y la crispación".

Elorza espera que el acuerdo de la reforma laboral supere este jueves el trámite parlamentario y que el hecho de no contar con el apoyo de ERC, EH Bildu o PNV "no signifique un cambio sustancial en las relaciones" y puedan "seguir trabajando para temas de importancia que van a segur planteándose en el Congreso y en la vida política".

Tras apuntar que la "geometría variable" va a posibilitar que salga delante la reforma laboral, se ha mostrado convencido de que Ciudadanos no va a recibir "ninguna compensación" en el caso de que finalmente dé su apoyo, como probablemente harán otras formaciones como el PRC, Más País o Compromis.

El diputado socialista ha recordado que el Gobierno de Pedro Sánchez "ha estado repitiendo la importancia de apoyar este acuerdo", así como "la dificultad o la imposibilidad de incorporar modificaciones porque esto es un acuerdo negociado con muchas partes", por lo que, al final, si sale adelante con la suma de estos grupos "bienvenido sea".

"El acuerdo tiene que salir adelante porque es muy importante y es un ejemplo de pacto social, como el que hubo en relación con la sostenibilidad de las pensiones", ha reiterado, para afirmar que "más allá de lo que hagan las fuerzas vascas nacionalistas, no hay que plantearse ningún tipo de rupturas ni echarse trastos a la cabeza" porque "la necesidad de seguir negociando temas de gran importancia para Euskadi y para la estabilidad del gobierno en Euskadi hacen que tengamos que ser todos prudentes e inteligentes en la relación que hay que mantener".

Por otro lado, ha calificado de "grave error" el "maximalismo" de ERC EH Bildu en la negociación, porque, en su opinión, "conseguir una reforma laboral con todos los objetivos que se habían planteado inicialmente como objetivos de máximos está bien centrado de partida", pero "cuando te sientas a negociar con la patronal y con los sindicatos hay que saber ceder, hay que tener generosidad política e intelectual para llegar a un acuerdo de seis partes muy diferentes".

En ese sentido, ha señalado que "también dentro del Gobierno habría sus diferencias, sus más y sus menos, entre Unidas Podemos y el PSOE" y ha insistido en que "plantearse que en nada se puede ceder, que todo tiene que ser alcanzar el objetivo que se planteó inicialmente, es un ejemplo de maximalismo".

A su entender, no es "una gran descalificación el acusar a ERC y a EH Bildu de maximalismos, cuando no es posible realmente conseguir todo lo que se había planteado, aunque lo que se plantea en este pacto a seis bandas es muy significativo en gran cantidad de temas".

Para Elorza, el voto de ERC y EH Bildu está claro que será "un voto negativo, junto con PP y Vox", mientras que en relación al PNV ha señalado que en temas y negociaciones "complicados siempre reserva su decisión de voto casi 'in extremis', hasta el mismo día de la votación", aunque "parece que están situados en la posición de no apoyar este acuerdo", pero "no hay que romper, ni muchísimo menos, las relaciones" porque "queda mucho camino y trabajo por hacer conjuntamente".

En relación a la prevalencia de los convenio autonómicos, principal argumento del PNV para dar o no su apoyo al texto, Elorza ha dicho que, en este caso, "no está contemplado". "En el acuerdo que se presenta se prioriza los convenios de sector frente a los convenios de empresa, pero vamos a ver eso que desarrollo podría tener a futuro y cómo la realidad laboral y sindical puede abrirse paso. De momento no está contemplado e incorporarlo significaría una ruptura de lo acordado hasta ahora", ha defendido.

CIUDADANOS

En relación al apoyo de Ciudadanos, ha dicho que hubiera preferido sacar la votación con el apoyo de los 'socios de investidura', pero ha insistido en que "no se podía modificar lo que se ha acordado tras nueve meses de negociaciones", por lo que si no se pueden conseguir los votos de los partidos que apoyaron la investidura "hay que aceptar sin más los votos de Ciudadanos, que tarde y mal tratan de distanciarse del PP y hasta de Vox, cuando han sido en momentos como dos gotas de agua gemelas en sus discursos".

"Si ese necesitar diferenciarse del PP por parte de Ciudadanos significa seis votos más para que el acuerdo salga adelante, pues vale, ahí está", ha mantenido.

Por otro lado, ha rechazado que la patronal tenga de "rehén" al Gobierno de Pedro Sánchez, tal y como ha afirmado el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, sino que "nadie es rehén de nadie, es una negociación" y el acuerdo exige "cesiones mutuas, que no anulan el objetivo ni el espíritu de lo que se pretende, que es dejar a un lado casi todos los aspectos nocivos de la reforma que impuso sin acuerdo social con lo sindicatos ni con los partidos político Mariano Rajoy".

Por ello, ha acusado a Ortuzar de "utilizar el titular" para justificar la posición del PNV, pero ha insistido en que "tenemos que seguir caminando juntos". "No hay que hacer grandes gestos, ni grandes declaraciones de ruptura porque no hay motivo para ello", ha reiterado.

MASCARILLAS Y PENSIONES

Por otro lado, se ha referido a la convalidación este pasado martes del Real Decreto-Ley que recoge la obligatoriedad del uso de las mascarillas en exteriores y que también contenía, entre otros asuntos, la actualización del IPC de las pensiones no contributivas, mínimas o de viudedad.

Tras reconocer que "no es estético" y "no se entiende", ha dicho que se ha hecho muchas veces, "cuando se ve acuciado el Gobierno por el tiempo, aprovechar y meter en un decreto otra cuestión que en principio no tiene nada que ver". Según ha dicho, son decretos que recogen cuestiones que tenían que estar aprobadas antes del 31 de diciembre y en "un único se meten dos o tres acuerdos de materias diferentes". "No es lo ideal, pero el apremio hace que esto funcione así, lo que no significa que no haya transparencia porque el debate se produce con toda claridad", ha señalado.

IMV

Sobre la transferencia a Euskadi del Ingreso Mínimo Vital, Elorza ha asegurado que "se va a hacer" y "no es ningún problema", lo que pasa es que, "a veces, sustanciar este tipo de acuerdos, transferencias incluidas, se dilatan más de lo necesario y, al final, cuando llegan parece que no tienen valor y que han sido arrancadas".

Por último, en relación a la Comisión parlamentaria en el Congreso para investigar los abusos sexuales en la Iglesia, ha considerado necesario "un acto de reflexión serio de la Iglesia para ayudar, apoyar y facilitar todo el proceso de investigación" porque "se va tarde en esta materia en España y la Iglesia debe ayudar porque el prestigio de este institución es tremendamente negativo".

Elorza (PSOE) rechaza plantearse "ningún tipo de ruptura" con partidos nacionalistas si no apoyan la reforma laboral
Comentarios