27.11.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Las defensas de los acusados de pertenecer al frente jurídico de ETA piden la absolución y la nulidad de las pruebas

Critican que la Fiscalía obvie el "papel nuclear" del CNI en la elaboración del informe Halboka
Las defensas de los acusados de pertenecer al frente jurídico de ETA piden la absolución y la nulidad de las pruebas

Critican que la Fiscalía obvie el "papel nuclear" del CNI en la elaboración del informe Halboka

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Las defensas de varios de los acusados de pertenecer al frente jurídico de la banda terrorista ETA han pedido este miércoles la absolución de sus representados aludiendo a la nulidad de las pruebas y criticando el "papel nuclear" del Centro Nacional de Inteligencia, al que atribuyen la elaboración del informe Halboka sobre el que "descansa" la investigación policial posterior.

Los tres letrados que han presentado sus conclusiones en el juicio por el sumario 13/13 han coincidido en poner el foco en el origen de las pesquisas. Por su parte, el abogado de Arantza Zulueta y Jon Enparantza, Alfonso Zenon, ha solicitado la libre absolución de sus representados y se ha referido a lo que considera una vulneración de los derechos fundamentales que, con todo, el tribunal no resolverá hasta que no emita la sentencia.

En su escrito de acusación, la Fiscalía sitúa a Zulueta como la máxima responsable del colectivo de abogados de ETA --colaborando en el cobro del impuesto revolucionario o en la fijación de objetivos-- y a Enparantza como el encargado de asegurar la transmisión de órdenes, directrices y circulares de la banda a los reclusos de la misma.

En esta línea, Zenon se ha referido al auto que inadmite las pruebas presentadas por los acusados, que a su juicio "carece de fundamentación", y que vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva. "El impedimento de las pruebas ha provocado indefensión", ha criticado.

Pero lo más grave, ha señalado el letrado, es el informe Halboka y la "intervención del Centro Nacional de Inteligencia" (CNI) en el proceso. "Los peritos han restado importancia porque saben que dicha intervención no es ajustada a derecho", ha destacado.

EL CNI "NUNCA DEBIÓ ACCEDER AL PROCEDIMIENTO"

Así, el letrado ha insistido en que la investigación judicial sobre los acusados "descansa y tiene como base" un informe realizado por el CNI que desde su punto de vista invade la "división de poderes". "Se trata de una actividad judicial que deriva de una actividad administrativa opaca relativa a la seguridad nacional y que nunca debió acceder al procedimiento", ha apostillado.

Por otro lado, el abogado ha sostenido que los autos de entrada y registro en los despachos de los abogados "se apoyan en una falsedad". "Estos autos no pueden considerarse como suficientes para poder entrar en despachos. Traen su fundamentación en meras conjeturas sobre hechos que se han demostrado inciertos", ha señalado.

Además, el letrado ha criticado que desde la misma detención de Zulueta y Enparantza el entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se refiriese y les presentase "como miembros de ETA" sin ningún tipo de "precaución".

El abogado también se ha referido al delito de depósito de armas y explosivos que se le imputa a Zulueta defendiendo que no puede ser condenada porque para ello la acusada tendría que tener "conocimiento de la tenencia" y "capacidad de controlar y decidir sobre su destino".

"BASTANTE" ALEJADOS DE LA DIRECCIÓN DE ETA

Tampoco considera posible que sus representados sean condenados por un delito de integración en organización terrorista en condición de dirigente. "No se deduce que las labores de mis defendidos, si respondieran a los alias que les imputan, las realizara como responsables. Que se deduzcan algunas responsabilidades o acudan en representación como abogados no convierten a uno en dirigente", ha afirmado.

"Del informe Halboka se desprende que el frente jurídico sería un área de trabajo, un ámbito de actuación. Pertenecer al frente jurídico difícilmente te sitúa en la dirección de ETA, sino bastante alejado", ha incidido el abogado.

Adicionalmente, el abogado ha aseverado que la causa contra el considerado frente jurídico de ETA ha incurrido en dilaciones indebidas. A su juicio, no es una causa tan "compleja" como para haberse demorado más de diez años hasta que comenzó el juicio y dejando claro que sus representados nunca han tratado de demorar el proceso.

"Son 15.000 folios y 26 tomos. El procedimiento herrira consta de 85 tomos, con tres operaciones policiales y fueron juzgadas 47 personas. Esto es una causa compleja, pero una de 26 tomos entendemos que no. El de Bankia, con más de 300 tomos, ese sí. Pero el que nos ocupa entendemos que no", ha repetido.

Por último, la representación de Zulueta y Enparantza ha pedido que se tenga en cuenta que ambos ya fueron condenados precisamente en ese proceso para aplicar la excepción de cosa juzgada. Y, de no ser estimado, el abogado ha asegurado que se estaría ante "un enjuiciamiento disgregado de acciones que podrían implicar un delito continuado.

"Si no se estima la cosa juzgada ha de tener su reflejo en la pena finalmente a imponer. Creemos que sería entre dilaciones indebidas, el tipo atenuado y, sino, con cada una de estas por separado se podría bajar la pena a imponer. Entendemos razonable la pena de 1 año y 6 meses", ha zanjado.

OBTENCIÓN DE PRUEBAS

Por su parte Jone Goirizelaia, la defensa de Naia Zuriarrain --a la que el Ministerio Público acusa de gestionar las reuniones, escribir notas y circulares y tener la comunicación con Halboka-- ha solicitado igualmente la libre absolución de su representada.

Así, se ha referido a las torturas denunciadas por Zuriarrain y que habrían cometido supuestamente agentes de la Guardia Civil para que reconociese su pertenencia a la banda. Una obtención de pruebas, ha apuntado la abogada, que se consiguieron "vulnerando derechos fundamentales" y que "no pueden ser utilizadas".

En su declaración en el juicio el pasado mes de julio, Zuriarrain acusó a los agentes de obligarle a aprender una serie de respuestas para ofrecerlas en una declaración policial. Todo ello, después de relatar una serie de torturas posteriores a su detención.

Al igual que su compañero Zenon, la abogada se ha referido al alargamiento del proceso dejando claro "la defensa es un derecho fundamental" y que hay que ejercer, descartando las acusaciones que sitúan a las defensas como los responsables de la demora. "Que me digan las acusaciones qué ha hecho esta parte para dilatar el proceso", ha espetado.

"EN UN JUICIO NO VALE TODO"

La letrada ha ido un paso más allá y ha acusado a la Fiscalía de estar "faltando a la lealtad procesal". "No me parece de recibo. En un juicio no vale todo señores. Cuando se señalan ciertas cosas hay que ser estricto y riguroso, y tampoco lo ha sido", ha criticado.

Su conclusión ha finalizado con un alegato dirigido al tribunal para que tenga en cuenta que la "izquierda abertzale" está intentando "crear una situación de convivencia distinta". "Les pido que dicen una sentencia absolutoria y nos ayuden a avanzar, que es lo que queremos, tener una sociedad justa y en paz", ha zanjado.

El abogado de Iker Sarriegi ha continuado la línea marcada por los otros letrados pidiendo la absolución de su representado y poniendo acento en el "papel nuclear" del CNI en el proceso. "¿Por qué se empeñan en negar la actividad esencial del CNI en este procedimiento? Si es muy claro", se ha preguntado.

En este contexto, el representante ha criticado que una parte fundamental en el proceso no haya acudido a declarar a sede judicial y destacado que haya "miembros del CNI y testigos anónimos" cuya identidad desconoce incluso la Fiscalía.

"La tesis Halboka no es una tesis de la Guardia Civil, sino del CNI. El fiscal, de una manera forzada, dice que la investigación empieza con los registros, no con el informe. Entendemos que no cabe otra solución que la nulidad de esta prueba y de todo lo actuado", ha insistido.

El juicio se reanudará nuevamente este jueves a las 10.00 horas con las conclusiones de los abogados de Nerea Redondo y de Saioa Aguirre.

Las defensas de los acusados de pertenecer al frente jurídico de ETA piden la absolución y la nulidad de las pruebas
Comentarios