28.09.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Un clima húmedo favoreció migraciones de Homo Sapiens fuera de África

El análisis de un núcleo de perforación de sedimentos lacustres en Etiopía ha permitido una reconstrucción climática de cuando los primeros Homo Sapiens salieron de África hacia Europa y Asia.
Cuenca de Chew Bahir
Un clima húmedo favoreció migraciones de Homo Sapiens fuera de África

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El análisis de un núcleo de perforación de sedimentos lacustres en Etiopía ha permitido una reconstrucción climática de cuando los primeros Homo Sapiens salieron de África hacia Europa y Asia.

La resolución temporal de las muestras, que alcanzó casi 10 años, reveló que entre 200.000 y 125.000 años antes de nuestro tiempo, el clima en el sur de Etiopía era relativamente húmedo, proporcionando suficiente agua y, por lo tanto, abundantes recursos alimenticios para plantas y animales en las tierras bajas de África oriental.

Desde hace 125.000 a 60.000 años, se volvió gradualmente más seco y particularmente seco entre hace 60.000 y 14.000 años. Los datos ahora obtenidos encajan bien con los hallazgos genéticos, según los cuales nuestros antepasados genéticos directos ("Eva africana") abandonaron África "con éxito" durante una fase húmeda hace unos 70.000 a 50.000 años.

El estudio ha sido publicado en Nature Communications por un equipo liderado por el profesor de la Universidad de Colonia Frank Schäbitz.

Los científicos recopilan información sobre el medio ambiente de los sedimentos de los lagos porque, en el mejor de los casos, los sedimentos se vierten a los lagos de forma relativamente continua desde la cuenca de captación a través de la erosión. Además de los componentes minerales, los sedimentos incluyen material orgánico y restos de organismos que viven en el lago. Si se pueden perforar sedimentos lacustres de lagos adecuados, estos "datos indirectos" se pueden utilizar para sacar conclusiones sobre las condiciones ambientales en ese momento y, por lo tanto, ayudar a reconstruir el clima.

De noviembre a diciembre de 2014, los investigadores recuperaron un núcleo de perforación de aproximadamente 300 metros de largo de la cuenca Chew Bahir en el sur de Etiopía, que se seca durante la estación seca. En su totalidad, el núcleo de perforación se remonta a unos 620.000 años. "Esto nos permite cubrir cronológicamente toda la historia evolutiva del Homo sapiens en África. El trabajo ahora publicado sobre los últimos 200.000 años de este núcleo de perforación proporciona una muy buena evidencia de la historia ambiental y climática durante la migración de nuestros antepasados", dijo Schäbitz.

"Algunos de nuestros proxies permiten la resolución temporal de décadas específicas en grandes secciones del núcleo, lo que no se ha hecho antes para esta parte de África. De esa manera podemos capturar cambios climáticos a muy corto plazo que representan menos de una vida humana", dijo en un comunicado. El testigo de perforación revela que el clima de África Oriental fue influenciado en gran medida por cambios en la insolación solar, lo que condujo a condiciones climáticas húmedas o secas.

Desde hace 200.000 a 125.000 años, el clima fue en general relativamente favorable, es decir, las tierras bajas proporcionaron suficiente agua y, por lo tanto, abundantes recursos alimenticios vegetales y animales para nuestros antepasados. En tales condiciones, las personas podrían moverse con relativa facilidad a largas distancias e incluso llegar a la Península Arábiga, como lo demuestran los hallazgos fósiles más antiguos allí (hace unos 175.000 años). Sin embargo, desde hace 125.000 a 60.000 años, gradualmente se volvió más seco y luego particularmente seco entre hace 60.000 y 14.000 años, y el lago se secó por completo varias veces.

"Sin embargo, durante este período en particular, también se pueden observar fluctuaciones de humedad a corto plazo bastante llamativas, cuyos patrones temporales recuerdan las fluctuaciones del clima frío-cálido conocidas en los núcleos de hielo de Groenlandia. Por lo tanto, las personas que vivían en África oriental en ese tiempo estuvieron expuestos a cambios extremos en sus entornos ", dijo Schäbitz.

"Es interesante que sólo en el período de hace 60.000 a 14.000 años, cuando las tierras bajas de África oriental estaban repetidamente particularmente secas, numerosos hallazgos arqueológicos en las grandes altitudes de las montañas etíopes dan testimonio de la presencia de nuestros antepasados allí". Además, las armas y herramientas de estas personas también evolucionaron durante este período de tiempo (transición del Paleolítico Medio al Tardío en África). "Sospechamos que el mayor 'estrés ambiental' en las elevaciones más bajas forzó este desarrollo", anotó el científico.

Además, los científicos notaron que la última gran fase húmeda que podemos ver en el núcleo encaja bien en el tiempo con los hallazgos genéticos: muestra que nuestros ancestros genéticos directos dejaron África "con éxito" hace unos 70.000 a 50.000 años. Sus descendientes probablemente llegaron al sureste de Europa hace 50.000 a 40.000 años, donde se encontraron con los neandertales.

"Presumimos que la evidencia de las fluctuaciones del clima seco-húmedo en África Oriental encontrada en nuestro núcleo de perforación tuvo un impacto significativo en la evolución y movilidad de nuestros antepasados", dijo Schäbitz. "La migración fuera de África fue posible varias veces durante los últimos 200.000 años, durante los períodos en que el clima era más húmedo, y ha llevado a la expansión de nuestros antepasados hasta Europa. Durante las fases particularmente secas del pasado reciente, que comenzaron hace unos 60.000 años, los grupos de Homo sapiens lograron repetidamente sobrevivir en las grandes altitudes de la montañosa Etiopía".

Un clima húmedo favoreció migraciones de Homo Sapiens fuera de África
Comentarios