14.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Ciclo estacional extremo de tres días en un mundo a 700 años luz

Obsservaciones recogidas por el ya retirado telescopio espacial Spitzer de la NASA han permitido estudiar un caso de ciclo estacional extremo en un exoplaneta a 700 años luz.
Ciclo estacional extremo de tres días en un mundo a 700 años luz

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Obsservaciones recogidas por el ya retirado telescopio espacial Spitzer de la NASA han permitido estudiar un caso de ciclo estacional extremo en un exoplaneta a 700 años luz.

Se trata de XO-3b, donde un año dura solo tres días terrestres. Dentro de ese tiempo, el exoplaneta experimenta un verano de un día y un invierno de dos días, y aunque las estaciones pasan rápido, también son terriblemente dramáticas.

"Vimos variaciones de temperatura estacionales cientos de veces más fuertes que las que experimentamos en la Tierra", dijo Lisa Dang, estudiante de doctorado en astrofísica en la Universidad McGill en Canadá, durante la presentación realizada en la reunión de la American Astronomical Association. El hallazgo se publica en The Astronomical Journal.

Las estaciones de la Tierra son causadas por la inclinación del eje del planeta, pero las de XO-3b son causadas por la órbita ovalada del planeta alrededor de su estrella, lo que afecta dramáticamente la cantidad de radiación recibida. "Estas no son las mismas estaciones que experimentamos en la Tierra", dijo Dang.

Encontrar un gran planeta orbitando tan cerca de su estrella pero en una elipse es inusual. Debido a que la estrella y el planeta son grandes y están muy juntos, sus interacciones gravitatorias tienden a acercar cada vez más a la parte más distante de la órbita del planeta a la estrella, lo que da como resultado una órbita circular. Entonces, los científicos creen que XO-3b no ha estado orbitando su estrella por mucho tiempo, astronómicamente hablando.

"La forma ovalada que vemos aquí en este planeta de período muy corto sugiere que lo estamos atrapando en medio de la migración", dijo Dang, citada por Space.com.

Pero esta extraña órbita no es la única característica sorprendente que encontraron Dang y sus colegas. El telescopio espacial Spitzer de la NASA se especializó en detectar luz infrarroja, que también se manifiesta como calor. Y cuando Spitzer miró a XO-3b, vio firmas infrarrojas más fuertes y, por lo tanto, un planeta más caliente de lo que esperaban los científicos.

Y cuando los investigadores observaron más de cerca, se dieron cuenta de que incluso las estaciones salvajes del planeta no podían explicar el calor inesperado.

"Este calentamiento adicional que vimos con Spitzer no es estacional, se ve durante todo el año", dijo Dang. "Nuestra investigación de este Júpiter caliente encuentra que no solo es calentado por la estrella del planeta cercano, sino que también es calentado desde el interior del planeta".

Observaciones adicionales recopiladas por la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea sugieren que el planeta también está "más hinchado" de lo esperado, una característica que podría estar relacionada con el sorprendente calor.

Dang y sus colegas tienen dos teorías sobre cómo el planeta puede estar generando el exceso de calor. Una posibilidad es el calentamiento por marea: a medida que el planeta orbita, la gravedad de la estrella tira de él desde diferentes ángulos, estirando y deformando el planeta.

La otra explicación posible es que el planeta no es en realidad un planeta en absoluto. En cambio, Dang y sus coautores argumentan que podría ser una estrella, con una pila de hidrógeno en su núcleo fusionándose como lo hace dentro de nuestro sol. Si este es el caso, XO-3b sería una enana marrón, una clase de cuerpos a menudo apodados "estrellas fallidas".

"XO-3b podría no ser un planeta regular, pero podría no ser necesariamente una estrella fallida todavía, sino estar en la cima de su vida como estrella", dijo Dang.

Ciclo estacional extremo de tres días en un mundo a 700 años luz
Comentarios