29.06.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

CEDD dice que la reforma del Gobierno para borrar 'disminuido' de la Constitución puede tener "efectos no deseados"

Teme que se promuevan políticas contrarias a los intereses de la comunidad, como la eliminación de la educación especial
CEDD dice que la reforma del Gobierno para borrar 'disminuido' de la Constitución puede tener "efectos no deseados"

Teme que se promuevan políticas contrarias a los intereses de la comunidad, como la eliminación de la educación especial

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD) apoya la supresión del término 'disminuido' de la Constitución; sin embargo, pone de manifiesto sus reservas a la redacción resultante por sus efectos no deseados sobre la representación de las personas con discapacidad, entre otros aspectos jurídicos.

El Consejo recuerda que han pasado cuarenta años desde la entrada en vigor de la Ley de integración laboral de personas con discapacidad, pese a lo que todavía la Constitución "sigue careciendo de una reforma adecuada y objetiva jurídicamente para eliminar la palabra disminuido".

El CEDD apoya la reforma del artículo 49 de la Constitución, que alude a las personas con discapacidad como "disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos", al ser una terminología "obsoleta con una connotación lingüística claramente discriminatoria". No obstante, precisa que esta actualización "no puede conllevar efectos no deseados y perturbadores en los derechos de las personas con discapacidad, como los propuestos en el Proyecto de reforma del actual Gobierno de España".

A este respecto, el CEDDD rechaza que se proclame la titularidad de los derechos y deberes constitucionales de las personas con discapacidad, ya que este enunciado parece sugerir que sin este reconocimiento expreso no tendría lugar esa titularidad; cuando es evidente que cualquier persona, por el mero hecho de serlo, es titular de los derechos y deberes constitucionalmente reconocidos.

Por su pertenencia al Capítulo III, sobre los principios rectores de la política social y económica, el CEDD considera que "el artículo 49 no es el lugar para esta proclamación, y menos cuando el problema real que se plantea con las personas con discapacidad no es la titularidad de sus derechos, sino su capacidad de obrar; es decir, el ejercicio de los mismos".

Asimismo, el proyecto del Gobierno en su apartado segundo constitucionaliza la participación de las organizaciones que representan a las personas con discapacidad en la adopción de las políticas públicas. En este sentido, el CEDDD considera que, aunque "es positivo que los poderes públicos escuchen activamente a la sociedad civil, el movimiento social de la discapacidad no pertenece a ninguna entidad llamada representativa en exclusiva ni a sus intereses particulares".

En su opinión, "dicho movimiento social es abierto, heterogéneo, plural, diverso en sus iniciativas y debe ser constructivo ante todo; sin que quepa tal limitación a la participación de las entidades categorizadas como representativas de un determinado tipo de discapacidad o de unos determinados intereses singulares".

De lo contrario, considera el CEDD, "se excluiría a muchas otras entidades que no se sienten representadas en ellas y podrían ocurrir casos como los ya vividos, en que se promueven legislación y políticas públicas contrarias a la voluntad e intereses de la comunidad, como la eliminación de la educación especial, afectando a más de 38.068 menores con discapacidad que por libre elección están en estos centros, o la expulsión de los contratos públicos a la mitad de Centros Especiales de Empleo y sus 50.000 trabajadores con discapacidad".

Así pues, considera que "no cabe contemplar de manera expresa la obligatoriedad de su audiencia a determinadas entidades, excluyendo al resto que también trabajan por y para las personas con discapacidad las cuales gozan de igual legitimidad para ser escuchadas y así deben serlo en igualdad de condiciones mediante los actuales mecanismos de participación en el diseño y aplicación de las políticas públicas".

"El movimiento social de la discapacidad no pertenece a ninguna entidad llamada representativa en exclusiva ni a sus intereses particulares; todo lo contrario, dicho movimiento social es abierto, heterogéneo, plural, diverso en sus iniciativas y debe ser ante todo constructivo", concluye el CEDD.

CEDD dice que la reforma del Gobierno para borrar 'disminuido' de la Constitución puede tener "efectos no deseados"
Comentarios