30.11.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

CASTILLA Y LEÓN.-Ecos de Juan Muñoz resuenan en Patio Herreriano con motivo del 20 aniversario de su muerte

El museo presenta también 'Turno de réplica', exposición colectiva de "resonancias parlamentarias"
Una de las piezas de la muestra 'Tres imágenes o cuatro. Juan Muñoz, veinte años'.
CASTILLA Y LEÓN.-Ecos de Juan Muñoz resuenan en Patio Herreriano con motivo del 20 aniversario de su muerte

El museo presenta también 'Turno de réplica', exposición colectiva de "resonancias parlamentarias"

VALLADOLID, 17 (EUROPA PRESS)

Piezas escuchando la pared, juzgando a un extraño en un corrillo, riéndose frente al espejo o colgando del techo. Así se presentan las figuras del escultor Juan Muñoz en una muestra que el Patio Herreriano le dedica con motivo del 20 aniversario de su muerte. Un proyecto que tiene origen en las conversaciones mantenidas con Juan Carlos Arnuncio, arquitecto renovador del museo y gran conocedor de la obra del arquitecto barroco Franceso Borromini, de gran influencia también en la obra de Juan Muñoz.

'Tres imágenes o cuatro' es el título de esta exposición en la que las esculturas humanoides de Muñoz dialogan con los espacios diáfanos que ofrece el museo. "Es un regalo para los sentidos", ha aseverado la concejal de Cultura, Ana Redondo, durante la presentación de la misma, en la que ha estado acompañada del director del museo, Javier Hontoria, y la hija del escultor, Lucía Muñoz, comisaria de la misma.

Si algo destaca de esta nueva exhibición, que se podrá visitar hasta el próximo 16 de enero en la Capilla de los Condes de Fuensaldaña y en las salas 8 y 9, es el "choque" entre los espacios "sobrios, castellanos y renacentistas" del museo con el carácter más barroco de las figuras a escala de Juan Muñoz, ha indicado, por su parte, Javier Hontoria.

Y es que, como ha destacado la hija del escultor y comisaria de la muestra, "Juan era un artista que quería que las piezas tuvieran siempre una nueva vida", razón por la que es tan importante el espacio en el que se exponen y que supone, en cada nueva ubicación, un diferente "telón de fondo para su obra".

Muñoz fue uno de los responsables de la recuperación de la figura humana en el ámbito de la escultura, que había sufrido una notable crisis de representación en las décadas precedentes, y que, a su regreso, lejos de conmemorar personajes o hechos históricos alzada en su pedestal, permaneció, ya fuera en grupo o en solitario, enmudecida y anónima, por lo general a ras de suelo y en aparente relación con el espectador.

Esta exposición quiere trenzar un diálogo entre un conjunto de obras cedidas por instituciones públicas y colecciones privadas con el fin de ofrecer una lectura de la obra del artista que se detenga ante los asuntos centrales de su carrera en el marco de la singular arquitectura del museo.

Entre estas obras se encuentra 'Pieza escuchando la pared', de 1992, perteneciente a la Asociación Colección Arte Contemporáneo, un clásico tentetieso en bronce que escucha no se sabe qué y que, situado en uno de los claustros del museo, acentúa la relación entre obra, espacio y espectador que Juan Muñoz exploró tenazmente a lo largo de su trayectoria.

En el piso superior, una figura con espejo vista desde una larga perspectiva antecede a uno de los conocidos suelos ópticos de Muñoz, que ocupa la totalidad de la Sala 8, un tipo de trabajo en el que el artista buscaba producir un sentimiento de inestabilidad en quien se adentrara en el espacio. Fuera, en el claustro, un conjunto de árabes enmascarados se interpela silenciosamente. Todo ello, en una exposición "muy compleja" que ha requerido, como ha reconocido Hontoria, un "alto nivel de producción" para generar esa "idea de ficción arquitectónica del trampantojo".

'TURNO DE RÉPLICA'

El Museo Patio Herreriano acoge también desde este viernes la exposición 'Turno de réplica', de la que forma parte un número importante de obras de la Colección Arte Contemporáneo, fundamentalmente aquellas que se inscriben en tres momentos históricos, los años 20 y 30, los años 50 y los años 60 y 70 o, lo que es lo mismo, la vanguardia, la abstracción y el arte minimal y conceptual, si bien hay obras, las menos, que exceden estos límites temporales.

'Turno de réplica', con sus "resonancias parlamentarias", como las ha descrito Hontoria, propone un diálogo que nace de una interpelación generacional. Se trata de un título genérico que alumbrará diferentes lecturas de la Colección Arte Contemporáneo en montajes sucesivos, en este caso, la que lleva por título 'Construcción/Composición' y que tiene que ver con la reflexión en torno a asuntos que fueron centrales para los artistas de vanguardia como el plano, la forma, el volumen o el espacio y el modo en que hoy se perciben dichos asuntos entre las jóvenes generaciones de artistas a la luz del advenimiento de la tecnología digital, de las "consideraciones de la demasía" de las imágenes, de las nuevas relaciones entre continente y contenido en el ámbito de lo expositivo o de la nueva performatividad de las obras de arte.

Si anteriores lecturas de la colección trenzaban una relación de "parentesco" entre los artistas, lo que aquí se propone, como viene siendo habitual en el programa reciente del museo, es una relación de consensos y disensos, de analogías y fracturas que puedan ofrecer nuevas perspectivas en torno al arte en España de ayer y de hoy.

CASTILLA Y LEÓN.-Ecos de Juan Muñoz resuenan en Patio Herreriano con motivo del 20 aniversario de su muerte
Comentarios