03.07.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

El arquitecto Rafael Moneo recibe "profundamente honrado" la Medalla de Oro de Logroño

El arquitecto Rafael Moneo ha recibido este viernes la Medalla de Oro de Logroño, en un emotivo acto que se ha celebrado este mediodía en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de la ciudad, edificio que el propio Moneo diseñó y ayudó a construir y que este mismo año ha cumplido ya su 41 aniversario. Un galardón que Moneo ha recogido "profundamente honrado", ha asegurado.
El arquitecto Rafael Moneo recibe "profundamente honrado" la Medalla de Oro de Logroño

LOGROÑO, 19 (EUROPA PRESS)

El arquitecto Rafael Moneo ha recibido este viernes la Medalla de Oro de Logroño, en un emotivo acto que se ha celebrado este mediodía en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de la ciudad, edificio que el propio Moneo diseñó y ayudó a construir y que este mismo año ha cumplido ya su 41 aniversario. Un galardón que Moneo ha recogido "profundamente honrado", ha asegurado.

Moneo ha sido recibido con fuertes aplausos a su llegada al Salón de Plenos, repleto de público, entre el que se encontraban antiguos alcaldes de la ciudad, como Tomás Santos, Julio Revuelta y Cuca Gamarra. A su entrada, acompañado por el actual primer edil, Pablo Hermoso de Mendoza, Moneo ha saludado a las autoridades presentes, como la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu; el presidente del Parlamento, Jesús María García; o la delegada del Gobierno, María Marrodán, entre otros.

El Consistorio logroñés ha comenzado la sesión celebrando un pleno extraordinario en el que se ha aprobado por unanimidad la concesión de la Medalla. En una declaración instutucional que ha leído el presidente del pleno, Francisco Javier Pérez Diego, se apunta que "el pasado año celebramos en Logroño el 40 aniversario de la inauguración de uno de los edificios más emblemáticos de nuestra ciudad".

"Una obra diseñada por el prestigioso arquitecto Rafael Moneo, Premio Príncipe de Asturias de las Artes en el año 2012 y Premio Pritzker de Arquitectura en 1996. Rafael Moneo dejó en este Ayuntamiento logroñés el legado de su brillante arquitectura pero ante todo del buen urbanismo democrático. Una plaza generosa con permanente vocación de encuentro y un salón de plenos inspirado en los mejores valores parlamentarios: igualdad, pluralismo y respetuoso debate", ha añadido.

En el texto se ha señalado, además que "este edificio cumple años sirviendo con eficaz funcionalidad al talento profesional de sus trabajadores en ese cotidiano ejercicio de acoger siempre a nuestros vecinos".

"De formas sobrias -se ha indicado-, de ritmos cadenciosos y de luminosa configuración, su singular silueta se integra con elegancia en la personalidad urbana logroñesa. Un honor que sitúa a Logroño en esa cúspide arquitectónica sólo posible gracias al trabajo de un genio y de la perseverancia de todas las Corporaciones democráticas logroñesas".

La obra "que fue culminada hace ya más de cuarenta años trajo a nuestra ciudad la modernidad que hoy se sigue palpando en cada rincón de este edificio y nos sirve de referencia para seguir caminando y desarrollando una ciudad con vocación de futuro".

"Un espacio -ha proseguido su lectura Pérez Diego- que ha permitido integrar a todo un equipo funcionarial que se adapta a los tiempos, representando la permanencia de un servicio público eficaz, y que se coordina con una labor política que plasma la voluntad de la ciudadanía logroñesa".

Y ha glosado las palabras del propio arquitecto, cuando señalaba que "el Ayuntamiento de Logroño puede ser visto hoy como un claro ejemplo de que ciudad y arquitectura son dos términos próximos y complementarios, llamados a entenderse, ciudad y arquitectura como haz y envés de una realidad común: la arquitectura del Ayuntamiento de Logroño tan solo tenía cabida en la ciudad, que, a su vez, necesitaba de la arquitectura para configurarse".

"Rafael Moneo defiende la idea de que la arquitectura, incluso la más bella, sólo tiene sentido en la medida de que sirve a las personas y al lugar en que se asienta. El edificio del Ayuntamiento de Logroño cumple a la perfección esa clave irrenunciable. Este Ayuntamiento en pleno quiere agradecer la labor de José Rafael Moneo en su aportación a la ciudad de Logroño y felicitarle por este reconocimiento", ha concluido la declaración.

Tras la votación, con el apoyo unánime de toda la Corporación, el presidente del pleno ha recordado que el historial de Moneo "siempre ha destacado la obra del Ayuntamiento de Logroño", al tiempo que ha recordado que "su relación con la ciudad no acaba ahí".

Así, ha apuntado que "ha acudido con cariño en dos ocasiones en las que se le ha llamado para solucionar problemas urbanísticos de la ciudad, en la fachada norte de la ciudad en la manzana Ruavieja-San Gregorio y con las palazzinas de la zona oeste", a lo que ha sumado otras obras en el edificio, como el Auditorio o su unión con el Ebro a través del Paseo de la Constitución.

Acto seguido, ha realizado una semblanza del arquitecto el compañero de profesión José Miguel Léon, quien ha destacado "la trascendencia de la obra de Moneo en la ciudad de Logroño", además de "tener el acierto de hacernos comprender la importancia de la arquitectura para la ciudad". "Gracias maestro", ha finalizado.

Tras la entrega de la Medalla, que le ha sido dada entre los fuertes aplausos de los asistentes al acto por el alcalde Pablo Hermoso de Mendoza, Moneo ha tomado la palabra, emocionado, para afirmar que recibe el reconocimiento "profundamente honrado", al tiempo que ha considerado como "fundamental" en su obra el edificio del Consistorio logroñés.

Ha recordado el momento en el que recibió el encargo para proyectarlo, de manos del entonces alcalde Narciso San Baldomero, un momento en el que ha recordado también la figura del que durante muchos años fuera arquitecto municipal, Javier Martínez Laorden, "con su enorme contribución a la modernización de Logroño".

Ha apuntado que el encargo se recibió "en un momento delicado", en 1973, a lo que ha unido el "necesario reconocimiento también" a quienes trabajaron con él en el proyecto, finalmente inaugurado en el año 1980.

Igualmente, ha reseñado "el acierto de trabajar en el corazón de la ciudad" y el "contenido simbólico" del edificio, "en el que todos los alcaldes posteriores han intervenido siempre con el máximo respeto y cariño cuando ha sido necesaria una reforma".

"Espero que haya sido un instrumento útil al servicio de todos. Una obra como ésta habría colmado todo lo que un arquitecto puede aspirar. Y espero que Logroño y los logroñeses lo vean como un edificio no solo en su función administrativa, sino como un reflejo de lo que la vida ciudadana es. Asistir a sus primeros 40 años es algo que me hace muy muy feliz", ha concluido.

Para finalizar el acto ha intervenido el alcalde, quien ha apuntado que "Logroño entrega hoy su máxima distinción a un arquitecto que proyectó un gran cambio en la ciudad, y que creó un edificio que ha dado lugar a ciudad moderna, europea, igualitaria y abierta".

Logroño, ha añadido, "tiene la suerte de contar con su firma no solo en Ayuntamiento, sino en plan parcial de la calle Ruavieja-San Gregorio, con la recuperación de su patio interior, la muralla o las bodegas, y abierto al Ebro, con la plaza de la Policía Local, y posteriormente, con el Plan Excuevas-Cuarteles, y las palazzinas", además de alabar su labor formativa, "haciendo mejores a muchos de sus discípulos".

"Se entrega esta Medalla con cariño y respeto", ha incidido Pablo Hermoso de Mendoza, a un profesional que ha definido como "arquitecto honesto y con una obra honesta, que concibió el edificio como plaza y dando paso a un bulevar", además del Auditorio, "mucho más que un edificio administrativo", por lo que ha concluido dándo la gracias al arquitecto galardonado.

El arquitecto Rafael Moneo recibe "profundamente honrado" la Medalla de Oro de Logroño
Comentarios