17.10.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

El 70% de los directivos se sienten más conectados con el propósito social tras la Covid-19, según un estudio

Valor económico, prácticas éticas, valor social y promoción del crecimiento inclusivo, ejes para fomentar el crecimiento inclusivo
El Observatorio empresarial para el crecimiento inclusivo (OEPCI)  presenta su IV informe 'Crecimiento inclusivo. En busca de una prosperidad compartida'
El 70% de los directivos se sienten más conectados con el propósito social tras la Covid-19, según un estudio

Valor económico, prácticas éticas, valor social y promoción del crecimiento inclusivo, ejes para fomentar el crecimiento inclusivo

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El 70 por ciento de los directivos se sienten más conectados con el propósito social tras la crisis sanitaria por la Covid-19, según el informe 'CEO Outlook: Covid-19 Special Edition53', realizado por la consultora KPMG.

"Estamos en un buen momento porque comenzamos a entender que el crecimiento inclusivo defiende y promueve un crecimiento económico cuyos beneficios se distribuyen por toda la sociedad", ha explicado la directora de Investigación en CODESPA, Mónica Gil-Casares.

En este contexto, el Observatorio empresarial para el crecimiento inclusivo (OEPCI) ha recopilado, visibilizado y difundido en su IV informe 'Crecimiento inclusivo. En busca de una prosperidad compartida' un elenco de buenas prácticas empresariales que buscan promover el crecimiento inclusivo tanto a nivel nacional como internacional.

Ante las dificultades y limitaciones que las empresas encuentran a la hora de materializar su contribución social, el OEPCI en su informe introduce una serie de buenas prácticas con el objetivo de servir de guía para generar impacto e inspirar a aquellas empresas de cualquier sector y tamaño interesadas en mejorar su aspecto social.

"El sector privado tiene una oportunidad para redefinir el propósito de sus organizaciones en una búsqueda más decidida de valor social y económico para todos sus grupos de interés aportando valor a toda la sociedad", señala Manuel Herrando Prat de la Riba, presidente de la Fundación CODESPA.

El OEPCI identifica cuatro grandes dimensiones para medir el impacto y fomentar el crecimiento inclusivo en las empresas: valor económico, prácticas éticas, valor social y promoción del crecimiento inclusivo. El informe recoge dentro de cada una de esas áreas, acciones concretas y comparte ejemplos de empresas reales que sirven de inspiración y hacen comprender mejor el mensaje.

EJEMPLOS CONCRETOS

La primera de esas grandes áreas es la creación de valor económico y, es que, "solo aquellos negocios que alcancen el éxito podrán lograr impactar positivamente en la sociedad". En consecuencia, las empresas generan riqueza a través de la creación de empleo, apostando por la innovación e invirtiendo.

El estudio resalta que compañías como Día, distribuidora internacional de alimentos, aumentó su plantilla durante la pandemia un 5% más junto a otras acciones destacadas. De esta manera, Día motiva la creación de empleo.

Otro ejemplo es Fundación BBVA que ofrece servicios y productos para personas en riesgo de exclusión en países en desarrollo gracias al uso de tecnología y su apuesta por la innovación.

La segunda dimensión del informe incluye prácticas éticas y engloba temas como: el respeto a los derechos humanos, la reducción de brechas salariales o el diseño y venta responsable, tanto de productos como servicios.

El estudio pone ejemplos de compañías como Fairphone, que impulsan productos electrónicos para integrar la sostenibilidad y las prácticas laborales justas con el objetivo de alcanzar un diseño y venta responsable.

Otras como P&G, empresa estadounidense multinacional de bienes de consumo, se comprometen a establecer un salario justo, con criterios de compensación transparentes y con un lugar de trabajo diverso e inclusivo para luchar contra la brecha salarial.

La tercera dimensión de análisis es el valor social que las empresas pueden generar a través de actividades empresariales. Así, el informe señala que aquellas compañías que manifiesten estar comprometidas con la inclusividad "incorporarán políticas de no discriminación eficaces, apostarán por la formación y el desarrollo de sus equipos de trabajo, por el establecimiento de fórmulas que garanticen y mejoren la diversidad en la plantilla, creación de servicios y productos inclusivos, etc".

En el ámbito de la formación y el desarrollo, en Nestlé, empresa multinacional suiza de alimentos y bebidas, trabajan con 550.000 agricultores de Farmer Connect para promover su emprendimiento y desarrollo. Otras compañías como Ilunion tienen un modelo empresarial que pone el foco en generar empleo de calidad para personas con discapacidad.

La cuarta dimensión analiza la capacidad de las empresas en la promoción del crecimiento inclusivo, porque entiende que el sector empresarial juega un papel de liderazgo en este terreno por su rol de actor económico. El informe revela que esto es posible cuando las empresas establecen un propósito corporativo y los definen para incorporar el impacto positivo en la sociedad.

En este sentido, el estudio resalta que Divina Pastora, compañía líder de seguros en España, "lo tuvo claro" y hace 60 años impulsó la protección económica para personas que carecían de acceso al sistema de sanidad pública.

Otros grupos como Inditex persiguen su crecimiento inclusivo mostrando su apoyo a la transformación industrial a través de acuerdos como el firmado en 2014 entre la compañía e Industrial Global Unión.

Por todo ello, De la Riba hace un llamamiento a las empresas y las anima a formar parte del Observatorio: "Sabemos que es una importante y difícil tarea, y por eso queremos animar a las empresas comprometidas en la búsqueda de una prosperidad compartida, a sumarse al Observatorio en su triple visión de impulsar la investigación, la concienciación de líderes empresariales y la innovación social, desde el corazón del negocio, para conseguir una economía al servicio de todos".

El 70% de los directivos se sienten más conectados con el propósito social tras la Covid-19, según un estudio
Comentarios