Lunes. 23.10.2017 |
El tiempo
Lunes. 23.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria
Pilar Cernuda
11:43
13/06/17

Pablo Iglesias se la juega

Pablo Iglesias se la juega

Hubo un líder de la oposición que presentó una moción de censura, Felipe González, y gracias a ella logró demostrar que era un político riguroso, con proyecto, con enjundia y sentido de Estado. Esa moción, que perdió, sirvió sin embargo de catapulta para convertirse después en el presidente más votado de la historia con 202 escaños. Hubo un líder de la oposición, Antonio Hernández Mancha, que al poco de ser elegido presidente de Alianza Popular, presentó una moción de censura que sirvió para que España entera conociera su escasa altura política, su falta de discurso, su mediocridad. Apenas dos años después fue defenestrado por los suyos, Fraga regresó de sus cuarteles de invierno para promover el cambio en la cúpula, que se hacía imprescindible.

Este jueves, Pablo Iglesias tiene en su cabeza la imagen de Felipe González, pero puede salir convertido en Hernández Mancha. Las prisas, que siempre son malas consejeras. Es inaudito que una moción de censura la presente el líder del tercer partido, que no tenga unos mínimos apoyos previos que le salven la cara, y que lo haga además cuando su partido sufre fuertes tensiones indisimulables y los sondeos pintan que ha perdido fuelle en los últimos meses. Mal que le pese a Pablo Iglesias, dotado de una vanidad exacerbada, la expectación del debate estará puesta en el portavoz socialista, para ver si se capta algún síntoma de cómo respira el nuevo 

Psoe de Pedro Sánchez respecto a su relación con Podemos. Y estará puesta también en el grado de virulencia que utilice el portavoz del PP para responder a Pablo Iglesias y a Irene Montero, que será la telonera de Iglesias. Rafael Hernando es un parlamentario que no se arredra ante el peligro ni lo que se considera políticamente correcto.

Pedro Sánchez no es diputado, pero se juega mucho en esta moción. Podemos intenta comerle el terreno y los votos, y para mantenerse al frente del Partido Socialista Obrero Español él debe comer el terreno y los votos a Podemos, así que su posición ante la moción es muy singular, porque está obligado a marcar distancias con Rajoy pero no puede hacer el menor gesto de apoyo a Podemos. Sin embargo no todo el Psoe está de acuerdo con la abstención, defienden un voto negativo y rotundo a un Pablo Iglesias si quieren ganar elecciones. 

Se celebra el debate con un telón de fondo peligroso para Pablo Iglesias: el independentismo catalán y la puesta en marcha del referéndum con acusaciones contra España que solo engañan a quien no quieren enterarse de cómo funciona una democracia. Empezando por Guardiola, al que más le valdría conformarse con su importante papel de deportista en lugar de meterse en charcos que ensucian su biografía.  Pablo Iglesias está en contra de la independencia y a favor del referéndum aunque sea ilegal. Con toda seguridad, portavoces habrá  en este debate que le sacarán los colores.

Comentarios