Viernes. 19.01.2018 |
El tiempo
Viernes. 19.01.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria
Julia Navarro
17:49
24/10/17

La apuesta de Sánchez

La apuesta de Sánchez

Sin el concurso de Pedro Sánchez seguramente Mariano Rajoy no se habría atrevido a desplegar el artículo 155 de la Constitución. No lo digo yo, lo cuentan en los aledaños de la Moncloa.

Sin duda ante el desafío de los independentistas catalanes era necesario que el Gobierno contara el apoyo de todos aquellos partidos que respetan la Constitución. Y de todos los partidos de la oposición del arco parlamentario hoy por hoy el PSOE sigue siendo el más importante.

Es de suponer que ni a Rajoy ni a Sánchez les ha debido de resultar fácil rehacer las maltrechas relaciones que mantenían.

La animadversión que mostraban el uno por el otro hacía augurar que cualquier acuerdo entre ellos sería imposible. Sin embargo hay que reconocerles el mérito de haber sido capaces de elevarse por encima de sus rencillas personales y políticas para encarar el problema más importante que ha tenido España después del 23 F.

Mariano Rajoy no habría tenido otra opción que aplicar el 155 de la Constitución pero que duda cabe que es mucho mejor, no solo para él, contar con el apoyo de Pedro Sánchez y Albert Rivera.

En cuanto a Pedro Sánchez hay que reconocer que está sabiendo estar a la altura de las circunstancias. El PSOE es un partido de gobierno y por tanto no podía quedarse cruzado de brazos ante un desafío tan peligroso como el planteado por el independentismo catalán. Se podrá discrepar del PSOE en otros asuntos pero no se le puede reprochar su apoyo al Gobierno en un momento como éste.

Lo que sí debería Pedro Sánchez es "parar" los insultos que a diario él y el PSOE reciben de parte de los dirigentes de Podemos.

Sánchez tiene la obligación de poner en valor las políticas del PSOE y sus gobiernos que son a la postre quienes que modernizaron nuestro país. Naturalmente que cometieron errores, algunos gravísimos, por el camino, pero el balance final es que la modernización de España ha sido el resultado de esas políticas socialistas.

Sin embargo los socialistas suelen bajar las orejas en cuanto los dirigentes de Podemos les insultan y descalifican. Reaccionan con complejo.

Podemos ha dividido a la sociedad en buenos y malos. Los buenos son ellos y quienes les secundan y los malos todos los demás. Según el PSOE actúa a la conveniencia de Podemos los líderes de esta formación les tratan con mayor o menor benevolencia. Lo increíble ya digo es que el PSOE se deje.

Pero en fin, hoy hay que decir que Pedro Sánchez y el PSOE están donde deben de estar que no es otro lugar que el de defender la Constitución que es el marco que garantiza nuestra democracia y libertad.

Comentarios