Viernes. 15.12.2017 |
El tiempo
Viernes. 15.12.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria
Julia Navarro
18:39
18/09/17

Dos no hablan si uno no quiere

Dos no hablan si uno no quiere

Dos no hablan si uno no quiere y los independentistas catalanes no quieren hablar de nada que no sea celebrar un referéndum para la independencia de Cataluña. Y a los incautos les recomiendo que acudan a la Hemeroteca y busquen un artículo de Francesc Homs publicado el 25 de noviembre del 2007 en El Periódico de Cataluña. Sí, repito, el 25 de noviembre del 2007, es decir hace diez años cuando era Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Bueno pues en ese artículo firmado por Francesc Homs se afirma que la vía autonómica ya no sirve, que la vía de la negociación para ampliar el autogobierno dentro del marco legal español ya no puede dar más de sí. Afirma que Cataluña no necesita al Estado para su desarrollo económico, social y cultural y añade que para poder gobernar su futuro necesita un proyecto colectivo ampliamente compartido y por tanto hay que cambiar los paradigmas que habían servido hasta ese momento..

En realidad cuando en septiembre del 2012 Artur Mas se plantó en la Moncloa para exigirle a Mariano Rajoy un "concierto económico" para Cataluña como el del País Vasco, lo hizo con la sola idea de romper cualquier posibilidad de acuerdo y de dialogo.

Rajoy le respondió entonces a Mas lo único que podía responderle que un nuevo concierto económico no cabe en la Constitución pero que estaba dispuesto a llevar a cabo una reforma del sistema de financiación autonómica.

Cuando uno pide lo que sabe que no le pueden dar simplemente lo que pretende es romper la baraja. Y eso es lo que quiso hacer e hizo Artur Mas eligiendo además un momento especialmente delicado puesto que la prima de riesgo estaba disparada y España estaba al borde de ser intervenida desde Bruxelas. Mayor deslealtad por parte de Mas y los suyos no podía caber. Pero siguieron la táctica de cuanto peor mejor. En un momento de grave crisis económica en España plantearon un órdago para poder romper.

Desde entonces hasta ahora la actuación de los líderes independentistas catalanes ha sido la de negarse a hablar de nada que no fuera el referéndum de independencia. El gran error de Mariano Rajoy durante estos años, pero también el de los partidos constitucionales, ha sido no haber sabido contrarrestar el relato de los independentistas. Es decir se les ha dejado en exclusiva la voz en Cataluña.

Incluso ahora hemos sabido que la vez anterior el Gobierno acordó con Mas dejar que hicieran ese remedo de consulta.

Es evidente que Mariano Rajoy podía haber hecho las cosas mejor, pero resulta irritante que algunos líderes políticos como Pedro Sánchez digan que además de aplicar la ley hay que hablar.

Sí, claro que hay que hablar, pero dos no hablan si uno no quiere, y ni Mas primero, ni ahora Puigdemont y Oriol Junqueras, amén de la gente de la CUP, no tienen la más mínima intención ni deseo de hablar. A los hechos me remito.

Están dando un golpe de Estado y a los golpes de Estado se les responde con la Ley en la mano. Dar un golpe de Estado y luego quejarse de que les aplican la Ley es de tal cinismo, de tal tartufismo, que resulta insoportable.

Ahora mismo no cabe más que evitar el referéndum el 1 de octubre y luego por hablar que no quede pero dentro del marco de la Constitución. Ni un milímetro más allá. De manera que como se viene repitiendo el día 2 de octubre habrá que hablar, pero ya veremos si los independentistas quieren hacerlo.

Comentarios