Lunes. 21.08.2017 |
El tiempo
Lunes. 21.08.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria
Fernando Lusson
20:04
08/05/17

El PSOE, en campaña

El PSOE, en campaña

La campaña electoral para elegir al próximo secretario general del PSOE comenzó oficialmente ayer después de cuatro meses de precampaña lanzada desde que Patxi López, contra pronóstico y de forma precipitada, comunicó oficialmente su deseo de optar a liderar el PSOE. Desde ese momento el PSOE se encuentra en efervescencia porque desde entonces no han parado de sucederse actos, declaraciones, tomas de posición, apoyos incondicionales y manifestaciones de odios africanos, que viene a confirmar que los compañeros de partido son los principales enemigos políticos y que la fraternidad entre afiliados es un recuerdo del pasado después de la fractura que se ha producido, visualizada en el reparto de avales entre Susana Díaz y Pedro Sánchez.   

La campaña electoral, no obstante, servirá para separar las voces de los ecos, y con el punto culminante del debate a tres del próximo 15 de mayo, para que los militantes y el resto de los ciudadanos conozcan cuales son las propuestas de los tres candidatos respecto a todos los asuntos que sobrevuelan la elección socialista, desde el futuro del propio partido y como tienen que ser las relaciones entre militantes y direcciones a la política de alianzas, o la actitud con respecto al Gobierno  de la nación, y más aún sobre el futuro que diseñan y quieren para España, o el panorama que le espera a una socialdemocracia de capa caída y fuera de sitio.

Entre los partidarios de Susana Díaz y los de Pedro Sánchez no hay tregua. Cuando la presidenta andaluza afirma que para su ejecutiva contará con los mejores es casi seguro que no piensa en nadie, o en casi nadie, de los que en estos momentos apoyan al ex secretario general defenestrado. Cuando afirma que Pedro Sánchez fue desalojado de la dirección del PSOE porque perdió una votación se olvida de mencionar que antes maniobró para que le dimitiera la mitad de su ejecutiva. Algunas de las frases que ha dejado Susana Díaz sobre su adversario Sánchez, y su vocación de quedar segundo, o sobre la intención de vencer en todas las ocasiones, se le pueden volver en su contra si no gana en las primarias o las siguientes elecciones generales, si fuera la candidata.    

Cuando Pedro Sánchez evita desmentir a un alcalde que acusa a la gestora de prácticas mafiosas es porque, aunque él no lo diga, su equipo está convencido de que la gestora ha actuado a favor de parte retrasando la celebración del Congreso hasta que la presidenta andaluza decidió dar el paso, porque todo el socialismo histórico y el que tiene mando en plaza apoyaba su candidatura, y ahora no las tiene todas consigo.

Cuando desde el equipo de Patxi López se dice que ’sobran tripas y falta cabeza’ están preparando al partido para lo peor, que no es otro temor a que el futuro del partido sea aún más negro. Se cansan de clamar en el desierto en favor de la unidad para el día después del 21 de mayo cuando se produzca la votación de los afiliados, ahora de resultados más inciertos, tras la recogida de avales.

No obstante, el PSOE no corre el riesgo de la ‘pasokización’, ni tan siquiera de la irrelevancia del Partido Socialista Francés, o del abismo al que se enfrenta el laborismo británico, porque todavía cuenta con un suelo que le permite mantenerse como alternativa, sobre todo si Podemos le facilita tanto el trabajo.

Comentarios