Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria
Fermín Bocos
17:15
30/10/17

Pelear por la victoria

Pelear por la victoria

Lo más difícil está por venir. En Cataluña tardaremos años en volver a la normalidad entendiendo por normalidad la aceptación por parte de los secesionistas de las reglas de juego democráticas. Empezando por el respeto a las leyes y el acatamiento a las sentencias de los tribunales.

La aplicación del Artículo 155 de la Constitución restablece la legalidad anterior al golpe institucional dado por el ya destituido "Govern" de Carles Puigdemont, pero siendo un paso necesario e importante no garantiza el signo del resultado de las urnas del 21 de Diciembre.

Si el resultado de los comicios reproduce la polarización de la que venimos volveríamos a estar otra vez en el escenario que ha dado pie a la fractura que desencadenó el proceso sedicioso de los independentistas. Eso en el caso de que volviera a reproducirse un empate, porque no quiero ni pensar en la reacción de los secesionistas caso de que sus listas -por separado o con coaliciones como la que en su día dio pie al Junts x Sí-, superaran en votos a los unionistas. La exportación a los países de la Unión Europea de ese eventual resultado favorable que, a nadie le quepa la menor duda, se haría acompañar de una renovada reclamación de referéndum de autodeterminación.

La convocatoria de elecciones en el plazo de 54 días ha sido una medida inteligente. No hay más que ver el desconcierto que reina en las filas de los grupos secesionistas. Pero también es una decisión que convierte la cita electoral anunciada por Mariano Rajoy en un arma de doble filo. Por una parte es un buen paso hacia la normalización de la vida política catalana, pero por otra abre la puerta a la mas que probable repetición de la demagogia y el vértigo del discurso secesionista.

Tengo para mí que harían mal los partidos que defiende las Constitución (Ciudadanos, PSC y PP) en confiarse pensando que la manifestación multitudinaria a favor de la unidad de España vivido el domingo en Barcelona y la anterior aún más nutrida del 8 de Octubre anticipan un triunfo en las elecciones del 21 de Diciembre. No está escrito en ninguna parte. A los catalanes decididos a cerrar la puerta a los separatistas les queda mucha plancha. La victoria en los comicios que se celebrarán en vísperas del Día de la Lotería, no está asegurada. Tendrán que sudar mucho la camiseta. Y no confiarse como se confió el Real Madrid con el Girona.

Comentarios