Martes. 23.05.2017 |
El tiempo
Martes. 23.05.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria
La Opinión de

Macrom, Jordi Cruz, Maduro y las vacas

Alejado el fantasma de la Francia de Vichy, queda en las redes el estupor por la miseria revelada en algunos restaurantes de lujo, donde a los aprendices se les despacha, al parecer, con...

¿Seremos esclavos?

Como gustar, gustar, a nadie le gusta la huelga, pero tampoco a nadie le gusta ir al dentista, y cuando las cosas de la boca se ponen chungas, va. Para los trabajadores forzados por las...

Podemos & periodistas

Todo partido político y todo grupo de poder busca una prensa adicta, a fin de ahormar la realidad a sus intereses para que éstos prevalezcan sobre el deber periodístico...

El drag, el bus y la ETB

E L respeto, el verdadero respeto, no restringe la libertad, sino que la celebra y la garantiza. Lamentablemente en estos tiempos tan convulsos, en España andamos faltos de todo...

París ya no es París

Un error lo tiene lo cualquiera, pero un acierto no está al alcance de todo el mundo. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el orate que rige el destino de los EEUU procurando...

Siberia

Hay cosas que le dejan a uno frío, y cosas que le dejan a uno helado, pero una misma cosa puede dejar, dependiendo de a quién, frío y helado. La situación de los...

La femenización

Usar las muy mejorables disquisiciones de Pablo Iglesias sobre la feminización de la política para desacreditarle, es uno de esos excesos al que parecen abocados cuantos se sienten...

Vender el mal

Es probable que se haya abusado del término «loco» con Donald Trump. Sus palabras, su comportamiento, sus propósitos declarados, su gestualidad, todo en él induce,...

La guerra de los deberes

El trabajo de los niños es estudiar, esto es, instruirse, hacer acopio de conocimientos, prepararse para la vida futura, y su taller, su lugar de trabajo, es el colegio. Justo y razonable parece, pues, que cuando concluye su jornada laboral, salgan del taller.

Espinar, mártir

Siendo no muy edificante la conducta del "chaval" Ramón Espinar en lo tocante a la captación y venta con jugosos beneficios de su piso de protección oficial, menos lo es, si cabe, la del adulto Ramón Espinar pretendiendo justificarla a base de medias verdades y de mentiras enteras. Ahora bien; más deplorables aún que las explicaciones de éste conspicuo coleccionista de cargos (senador, portavoz de su partido en el Senado, diputado de la Asamblea de Madrid, candidato a la secretaría general de Podemos-Madrid), resultan los argumentos empleados por sus pares no sólo para exonerarle de toda culpa, sino para presentarle como un mártir de la libertad.

Las gafas inteligentes

A las gafas les ocurre lo mismo que a quienes las llevan, que pueden ser inteligentes. Es más; acaso el número de las gafas inteligentes sea mayor que el de los portadores...

Susana y el Sistema

Susana Díaz hizo en el último Comité Federal de su partido, en el que se decidió por mayoría facilitar la investidura de Rajoy, un encendido elogio del Sistema,...

Susana y el Sistema

Susana Díaz hizo en el último Comité Federal de su partido, en el que se decidió por mayoría facilitar la investidura de Rajoy, un encendido elogio del Sistema,...

Libertad de voto y libertad de acción

Dos términos casi sinónimos, «libertad» y «voto», devienen en opuestos e irreconciliables en el actual sistema de partidos. Estos, más que cabezas...

La zona templada de Fernández

Si, como decía Azaña, para las cosas de gran fuste social (el patriotismo, la política...) conviene apelar a las zonas templadas del espíritu, aquellas que no se dejan...

Las tarjetas Gürtel

Si los encausados en los macroprocesos de las tarjetas negras de Caja Madrid y de la trama Gürtel asisten el escrutinio judicial de sus graves y presuntos delitos en diferentes salas, es,...

El PSOE y los padres del fracaso

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 14.0px 0.0px; font: 15.0px 'Courier New'} Desde Prieto y Largo Caballero, siempre ha habido dos PSOE, y siempre han procurado hacerse la vida imposible...