Miércoles. 17.01.2018 |
El tiempo
Miércoles. 17.01.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

ESPACIO

Una nave japonesa detecta una enorme anomalía atmosférica en Venus

Una nave japonesa detecta una enorme anomalía atmosférica en Venus

Científicos japoneses han detectado una gran anomalía en forma de arco en la atmósfera superior de Venus, mediante la nave espacial nipona Akastuki, que orbita el planeta. Curiosamente, la estructura de más de 10.000 kilómetros de largo se está negando a moverse a pesar de los vientos de 360 kilómetros por hora que la rodean.

Investigadores del Instituto de Ciencia Espacial y Astronáutica de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón creen que el fenómeno es la «onda de gravedad» más grande jamás registrada en el sistema solar. Emanando desde las montañas de abajo, el inusual fenómeno meteorológico es lo suficientemente fuerte como para soportar los huracanaos vientos de fondo, haciendo que una enorme estructura en forma de arco se produzca en la atmósfera superior como una gigantesca cicatriz.

A finales de 2015, el orbitador Akatsuki de JAXA, una nave espacial diseñada para investigar la dinámica atmosférica y la física de las nubes de Venus, hizo algunas observaciones extrañas durante varios días. Como se describe en un nuevo estudio publicado en la revista Nature, la sonda detectó una estructura estacionaria en forma de arco en la atmósfera venusiana superior. Un equipo de investigación liderado por el astrónomo de la Universidad Rikkyo, Makoto Taguchi, detectó la anomalía al analizar las imágenes tomadas por Akatsuki en el espectro infrarrojo medio y ultravioleta.

La región brillante, inusualmente cálida, se extendía a unos 65 kilómetros por encima de la superficie ardiente, extendiéndose a lo largo de la cima de las nubes de Venus (casi el diámetro de todo el planeta) a lo largo de 10.000 kilómetros. La estructura no se movió a pesar del fondo que rodea los vientos atmosféricos, permaneciendo estacionaria sobre una región montañosa de la superficie del planeta. Antes de esta observación, los científicos observaron una serie de características atmosféricas a pequeña escala que se movían más rápido o más lentamente que los vientos prevalecientes.

Varias semanas después de sus observaciones iniciales, el arco había desaparecido, por lo que no es una característica permanente.

Después de descartar posibilidades como una marea térmica, los investigadores de JAXA concluyeron que la anomalía es probable causada por una onda de gravedad. Ocurren donde los medios, como un líquido o un gas, luchan por un estado de equilibrio bajo la fuerza de la gravedad. O como explicó Taguchi a Gizmodo, «es una oscilación de densidad, presión, velocidad o temperatura que se propaga en una atmósfera por un equilibrio de fuerzas de gravedad y de flotabilidad como fuerza restauradora». En la Tierra, las ondas de gravedad producen ondas en el océano y el flujo de aire sobre las montañas.

Comentarios