Martes. 28.03.2017 |
El tiempo
Martes. 28.03.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

CIENCIA

Los arrecifes de coral profundos no podrán salvar a los más superficiales, según un estudio

Un estudio realizado por la Universidad de Queensland, en Australia, argumenta que no se debe contar con los arrecifes de coral profundos como un "salvavidas" para los arrecifes poco profundos. Los investigadores detectaron que el grado de "conectividad" entre las poblaciones superficiales y profundas puede diferir mucho entre las especies en un arrecife.

Los arrecifes de coral profundos no podrán salvar a los más superficiales, según un estudio

Un estudio realizado por la Universidad de Queensland, en Australia, argumenta que no se debe contar con los arrecifes de coral profundos como un "salvavidas" para los arrecifes poco profundos. Los investigadores detectaron que el grado de "conectividad" entre las poblaciones superficiales y profundas puede diferir mucho entre las especies en un arrecife.

El autor principal del estudio, el doctor Pim Bongaerts, investigador del Instituto de Cambio Global (GCI, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Queensland y del Centro de Excelencia ARC para Estudios de Arrecifes de Coral, explica que los arrecifes profundos comparten especies de coral con el arrecife superficial, lo que ha llevado a pensar que los arrecifes profundos podrían ser una fuente importante de larvas y ayudar a "volver a sembrar" los arrecifes poco profundos.

"Este concepto de que las poblaciones de coral profundas vuelvan a poblar sus contrapartes de aguas poco profundas puede ser relevante para algunas especies, pero es en última instancia poco probable que ayude de manera más amplia a la recuperación de los arrecifes poco profundos", apunta.

Dada la imposibilidad de rastrear los movimientos de las larvas individuales de coral en el arrecife, comprender la "conectividad" entre las poblaciones coralinas poco profundas y profundas se basa en métodos que evalúan la similitud genética entre las poblaciones de corales.

El equipo se centró en el sistema de arrecifes relativamente aislado de las Bermudas en el Océano Atlántico, donde examinaron los genomas de más de 200 colonias de coral individuales de aguas poco profundas y profundas, pertenecientes a dos especies de coral con distribuciones de profundidad similares en el arrecife.

LOS PROCESOS DE SELECCIÓN NATURAL VARÍAN A DISTINTAS PROFUNDIDADES

El estudio demuestra que el grado de "conectividad" entre las poblaciones superficiales y profundas puede diferir mucho entre las especies en un arrecife y puede verse fuertemente afectado por los procesos de selección natural que varían a través de entornos de arrecifes superficiales y profundos.

El director de GCI y coautor de este trabajo, el profesor Ove Hoegh-Guldberg, señala que se había apuntado a los arrecifes de coral profundos como una esperanza para los arrecifes poco profundos dañados por los acontecimientos de blanqueo. "Sin embargo, nuestros resultados contribuyen a un creciente cuerpo de evidencia de que el papel de los arrecifes profundos en la recuperación de arrecifes poco profundos es probable que sea muy limitado", dice.

Según Bongaerts, el estudio pone de relieve una vez más que bajo las perturbaciones cada vez mayores a las que los arrecifes de coral se siguen enfrentando, es poco probable que se "arreglen". "La responsabilidad de su futuro depende de nosotros y si queremos tener alguna posibilidad de preservar estos ecosistemas únicos y diversos, es crucial que comencemos a reducir nuestras emisiones y nos deshagamos de los combustibles fósiles", propone.

Comentarios