Martes. 23.05.2017 |
El tiempo
Martes. 23.05.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

ESPACIO

La Agencia Europea busca una misión para desviar asteroides peligrosos

La ESA continúa intentando captar financiación para desarrollar el proyecto junto a la NASA.

El director general de la ESA, Jan Woerner. / EFE
El director general de la ESA, Jan Woerner. / EFE
La Agencia Europea busca una misión para desviar asteroides peligrosos

La Agencia Espacial Europea (ESA) sigue buscando financiación, incluido un posible «crowdfunding» (donativos), para el desarrollo del programa conjunto con la NASA para desviar de su trayectoria los asteroides peligrosos, dijo su director general, Jan Woerner. «La misión no fue cancelada, (...) se sacó de la mesa pero seguimos mirando cómo financiarla, de una manera tradicional o con otras posibilidades», informó en conferencia de prensa.

La AIDA es la misión de la ESA y de la NASA que tiene como objetivo evaluar la posibilidad tecnológica de que una nave impacte en un asteroide, desvíe su trayectoria y evite el impacto en la Tierra.

Está compuesta a su vez por dos misiones, la AIM de la ESA, y la DART de la NASA, que desarrolla la nave que impactaría con un asteroide, algo previsto en 2022.

En el consejo ministerial de la ESA reunido en diciembre de 2016 en Lucerna para negociar un presupuesto de 11.000 millones de euros destinados a diversos proyectos, estaban en juego 100 millones de euros para sacar adelante la AIM, aunque más adelante había que comprometer más financiación para darle continuidad. El programa no logró entonces reunir los fondos necesarios, pero la agencia, según dijo Woerner, «no se ha dado por vencida». «Los ministros me encargaron buscar una solución, y ese es un mensaje importante», agregó el representante de la ESA, que consideró que el «crowdfunding» (campaña de recogida de donativos particulares) podría ser una buena idea para recabar la financiación necesaria, porque la defensa espacial «es una cuestión importante».

La AIM, cuyo sistema de guiado, control y navegación ha sido diseñado por la empresa española GMV, se iba a lanzar en 2020 para que llegara dos años después hasta Didymos, un sistema binario de asteroides. 

Por otro lado, nueve relojes a bordo de los 18 satélites en órbita del sistema de navegación Galileo han fallado, informó la Agencia Espacial Europea (ESA), que aseguró que la operatividad del proyecto, considerado la versión europea del GPS estadounidense, no se ha visto afectada. El director general de la ESA, Jan Woerner, precisó en conferencia de prensa que se han averiado seis relojes «máser» pasivos de hidrógeno y otros tres estándar de frecuencia atómica de rubidio, cuyos errores se están investigando. Cada satélite está equipado con dos relojes «máser» de hidrógeno, uno que sirve de referencia principal para la generación de señales de navegación y otro que se utiliza como reserva, y con otros dos de rubidio, que están como apoyo de los anteriores en caso de fallo, por lo que siempre hay alguno operativo.

«Es un tema sensible», admitió Woerner, que destacó la importancia de esos relojes para el buen funcionamiento del sistema y dijo no saber todavía si va a ser posible «reanimarlos». El director general advirtió de que, aunque la operatividad del Galileo no se ha visto cuestionada, si esos fallos empiezan a ser «sistemáticos, hay que tener cuidado». La agencia, apuntó, se encuentra estudiando si paraliza el envío de nuevos satélites hasta haber dado con la solución o si mantiene los lanzamientos, porque eso supondría un mayor número de relojes tanto activos como de reserva en órbita.

La ESA recuerda en su web que, «conceptualmente», los usuarios de Galileo determinan su posición mediante la medición del tiempo que tardan en llegar a ellos las ondas de radio transmitidas por los satélites, por lo que la precisión de esa medición es importante.

Woerner admitió que todavía no se saben las causas del fallo detectado, pero insistió en que el hecho de contar con reservas ha posibilitado que actualmente todos los satélites de la constelación sigan en funcionamiento.

Comentarios