16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

UE MUJER

Una de cada diez trabajadoras en la UE no llega a fin de mes

Una de cada diez mujeres en la Unión Europea se encuentra en situación de pobreza laboral, según el informe "Voces contra la precariedad: mujeres y la pobreza laboral en Europa" presentado hoy en el Parlamento Europeo (PE) por la ONG Oxfam.

Una de cada diez trabajadoras en la UE no llega a fin de mes

El estudio señala la baja remuneración y la discriminación salarial como principales causas de la situación actual de precarización de la mujer en el mercado laboral europeo.

El 20 % de las mujeres europeas sufren de baja remuneración, casi el doble que en el caso de los hombres, mientras que la discriminación salarial hacia las mujeres, habitualmente justificada por cuestiones de experiencia o edad, presentaría una brecha aún superior al 10 % si se eliminasen estos factores.

Un 16 % de los contratos laborales en Europa son ocupados por mujeres empleadas a tiempo parcial, de las que un 33 % sufren una parcialidad involuntaria.

Otra de las vías para la precarización y la pobreza laboral de la mujer es la segregación ocupacional, que a través de "normas sociales atribuidas", según el propio informe, concentra a las mujeres en determinados sectores laborales infravalorados y peor remunerados.

La responsable del estudio, Ana María Claver, destacó que "el sector que más trabajo parcial indeseado concentra es el del trabajo del hogar y cuidados, que entre el 70 % y el 80 % de las veces es desempeñado por mujeres".

Claver también describió el perfil de mujer precarizada y empobrecida en Europa, que suele ser "mujer migrante, especialmente nacida fuera de la UE", con especial incidencia entre las jóvenes de "15 a 24 años".

Una de cada cinco trabajadoras migrantes en Europa está en riesgo de pobreza laboral y España es el país que encabeza esta estadística a nivel europeo, llegando a una de cada tres mujeres migrantes.

El informe de Oxfam también señala que el 32 % de las mujeres europeas sufrieron alguna vez en su vida acoso sexual en el entorno laboral, por parte de compañeros, clientes o jefes.

El eurodiputado español Ernest Urtasun (ICV), miembro de la comisión de Derechos de la Mujer en la Eurocámara, calificó el fenómeno como "extremadamente grave" e insistió en la necesidad de "atajar estos problemas de raíz".

La europarlamentaria española de Podemos Tania González, que forma parte de la comisión de Empleo y Asuntos Sociales, señaló que junto a Urtasun y otros eurodiputados está trabajando en medidas orientadas a solucionar esta problemática, como el "Work-Life Balance" (Equilibrio Trabajo-Vida), que afecta a los permisos de paternidad y de cuidados.

"La desigualdad de participación en los cuidados y que estos estén relegados al ámbito doméstico es una causa evidente de la discriminación laboral de la mujer", dijo González, y añadió que si se pusieran en valor podrían ser "herramientas para crear empleo, beneficio social y salir de la crisis de otra manera".

Comentarios