Viernes. 18.08.2017 |
El tiempo
Viernes. 18.08.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

MARINA DE CUDEYO

El municipio se vuelca con el homenaje al doctor Panero

Los vecinos y el Ayuntamiento le rendirán mañana un homenaje de despedida. Ejerció su profesión en el centro de salud de Rubayo durante 17 años.

El Doctor Panero a la puerta del Consultorio Médico de Rubayo. / V. MAZÓN
El Doctor Panero a la puerta del Consultorio Médico de Rubayo. / V. MAZÓN
El municipio se vuelca con el homenaje al doctor Panero

Más de tres centenares de vecinos de Marina de Cudeyo se desplazan mañana sábado para ofrecer  un gran homenaje al Doctor Alejandro Panero, con motivo de su jubilación, en el Restaurante de Cantur del Parque de Cabárceno, para agradecer en un  multitudinario y  gran homenaje, al que ha sido durante todo este siglo el  Médico de Familia,  amigo, consejero y sanador de sus dolencias, dedicando todo su tiempo, entender y mejor saber, al servicio de todos los vecinos, como médico titular del municipio de Marina de Cudeyo.

El Doctor Panero, natural de Fontihoyuelo, donde hizo los estudios primarios, para pasar a los Maristas a hacer el Bachillerato y posteriormente la carrera en la Facultad de Medicina de Valladolid, su tierra natal. Comenzó a ejercer como médico  interino en Villadiego y después obtuvo su primera  plaza en propiedad en Melgar de Fernamental (Palencia), donde se casó , para después llegar a Cantabria, concretamente a Espinilla en la Hermandad de Campoo de Suso  donde atendió a  los 24 pueblos del municipio campurriano, donde ha dejado un gran recuerdo.

Para llegar en 2001 al Municipio de Marina de Cudeyo, donde en el Centro Médico de Rubayo ha tenido los mejores años de su ejercicio profesional, implicándose en la vida y costumbres de sus vecinos, con gran atención y dedicación ,  poniendo  a disposición de todos sus pacientes de su teléfono privado,  a cualquier hora del día y de la noche. Un hombre dedicado en cuerpo y alma  a la medicina y al bienestar de sus pacientes. Y tanto cariño ha sembrado que ahora todos sus pacientes le van a rendir un extraordinario  homenaje de agradecimiento en el que se ha volcado el Ayuntamiento y su alcalde Seve Ballesteros al frente, para que el sábado, este extraordinario médico reciba el reconocimiento y el cariño que tanto se merece. Tanto los organizadores como la corporación municipal  le  tienen preparadas muchas actividades, con las que quieren sorprenderle.

Y todo ello, nos dicen los vecinos, porque  el Dr. Panero además de ser un fiel cumplidor de su función, una vez terminadas  sus obligaciones diarias, atendiendo con gran generosidad en el Centro de Salud de Rubayo, se tomaba un tente en pie  y  sin hacer la digestión se ponía a diario en ruta con su todoterreno a visitar pacientes, a sus queridos pacientes, en los ocho pueblos de Marina de Cudeyo.  

BICICLETA. A principios de siglo era normal verle las tardes e incluso las noches con su bicicleta, su maletín y el fonendoscopio en el cuello, por los callejos y barrio s de  cada uno de los pueblos. Posteriormente ha seguido durante los 16 años que ha prestado su servicio, recorriendo todas las tardes y fines de semana de forma altruista y generosa, con su todo terreno, el Mitsubishi más conocido de todo el término municipal. Un medico dedicado totalmente a su profesión, volcado con sus pacientes a los que ha atendido en el Centro de Salud y en sus casas.  Nos aseguran que  ha visitado el domicilio de todos sus pacientes.  Que conoce a todas las familias. Que se preocupa por todos. Que se pone a su disposición las 24 horas del día. Y cuando un paciente no le llama, es el propio doctor el que llama al paciente. Un médico que con su presencia ilusiona, su atención conforta, sus palabras animan,  su cariño emociona y  su entrega abruma. Por eso le quieren y admiran en Marina de Cudeyo. Siempre se ha implicado en las actividades colectivas de sus vecinos: ha sido pregonero de las fiestas de San Pantaleón en Pontejos, ha sido cuidador en los viajes culturales o sociales que organizan los Servicios Sociales del ayuntamiento,  un medico que ejerce con el ejemplo encabezando las  rutas a pie por el municipio, etc. etc.

Un médico que ama el arte de la medicina porque ama a la humanidad. La visita del médico paliaba  con su presencia una necesidad dando  confianza primero al enfermo y después al resto de la familia. Un médico a la antigua usanza. El médico de familia. Un gran  médico que no solo  trata la enfermedad, sino que  trata al paciente que tiene la enfermedad y que inspira esperanza. Un médico vocacional al que quieren sorprender sus pacientes

Ahora los pueblos de Orejo, Agüero, Setién , Gajano , Pontejos, Rubayo, Elechas y  Pedreña, se van a reunir para darle todo el cariño que ha sembrado.

Comentarios