Domingo. 23.07.2017 |
El tiempo
Domingo. 23.07.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

CABEZÓN DE LA SAL

El edificio La Torre data del siglo XV y ‘esconde’ en sus bajos un calabozo

El inmueble perteneció a la casa de Leonor de la Vega y su función principal era la del control territorial del paso de personas y mercancías

El edificio La Torre data del siglo XV y ‘esconde’ en sus bajos un calabozo

Al menos, tres torres medievales existieron en la villa de Cabezón de la Sal, una de las cuales se encuentra dentro del edificio La Torre hoy convertido en centro multiusos.

Según describe el arquitecto Eduardo Ruiz de la Riva, en su trabajo ‘El legado arquitectónico y urbanístico’, que se publica en el libro ‘Cabezón de la Sal, tradición, cambio y futuro’, el toponímico ‘La Torre’ se emplea en Cabezón de la Sal para denominar al Picu de la Torre, un altozano en el que se asienta el monumento a los Artistas de Cantabria. También, se utiliza para nombrar al bario ‘La Torre’ y a la antigua calle ‘La Torre’. Cree el arquitecto que estas denominaciones tienen su origen en los restos de esta torre encontrada en el interior del edificio del antiguo ayuntamiento, con ocasión de las obras llevadas a cabo para su transformación en un centro multiusos.

Se identificó la bóveda situada en la planta baja y que fue utilizada durante años como calabozo. Esta bóveda es similar a otras encontradas en la comarca. Concretamente, hay otra en Carrejo. Los restos de la torre han sido recuperados y puestos a la vista.

El edifico tiene su origen en una torre de planta cuadrada del siglo XV perteneciente a la casa de Leonor de la Vega, ya que desde mediados del siglo XIV la Casa de la Vega era propietaria de los derechos del valle y de la explotación de los pozos de sal. Su función principal fue la del control territorial, tanto de personas como de mercancías, por su ubicación en una encrucijada de caminos. Esta vía fue una de las principales comunicaciones hacia la meseta junto con el Camino Real. Durante los siglos XVII, XVIII y XIX el edificio ha sufrido varias ampliaciones pasando de tener planta cuadrada a rectangular y creciendo en altura al añadírsele dos plantas superiores sobre las ya existentes. Como se puede ver en el escudo situado en la fachada norte, en 1759 se produjo una de estas reconstrucciones. Actualmente, de la torre original se conserven parte de los muros absorbidos por las posteriores ampliaciones.

El edificio La Torre, además de funcionar como un lugar estratégico de control territorial y pago de aranceles, ha ejercido la función de calabozo del Real Valle de Cabuérniga, situado en la planta baja junto con al Cuerpo de Guardia. En la planta superior albergaba la audiencia, donde se juzgaba e impartía justicia, y la Casa del Concejo, equiparable a las actuales Juntas Vecinales. Los prisioneros permanecían en el calabozo hasta su traslado definitivo en función de la condena.

El inmueble ha ejercido la función de Ayuntamiento desde 1857 hasta el año 1961 del pasado siglo.

También ha funcionado como cárcel para hombres, siendo los presos alojados en el soportal, que ahora sirve de pasadizo de ll paseo Igareda a la calle Tresano. Todavía en la actualidad, en los huecos de la fachada se pueden observar las marcas de las rejas en los huecos de la fachada.

Comentarios