Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRAINERAS

Santoña, a la deriva y con la hoja de ruta en la nevera

El club no ha avanzado en el acuerdo para elegir presidente. Han renunciado a su regata de bateles y han tramitado tarde las fichas.

La trainera de Santoña sí estará el próximo domingo en aguas de Castro Urdiales. / J. R.
La trainera de Santoña sí estará el próximo domingo en aguas de Castro Urdiales. / J. R.
Santoña, a la deriva y con la hoja de ruta en la nevera

Los Suaves eligieron Santoña para grabar su mejor directo. Fue un enclave atípico porque no es un lugar de paso de las grandes o, cuanto menos, multitudinarias citas musicales de la costa cantábrica, pero los gallegos grabaron allí (también hay material de Madrid y Barcelona) uno de los mejores discos en vivo del rock en español. El espectáculo comenzaba con unos acordes de música de cámara que, de pronto, eran superpuestos por la castigada voz de Yosi. «¿Hay alguien ahí?», preguntaba. «He dicho, que si hay alguien ahí», insistía. Nunca se supo a quién se refería. Hoy en día, ha quedado claro que estaba preguntando por el presidente del club de remo. No hubo respuestas. Sólo griterío y la entrada poderosa de las guitarras.

Según el calendario aprobado en su día por la asamblea de la Federación Cántabra de Remo, la liga de bateles debería desplazarse este próximo sábado a Santoña. Sin embargo, no habrá regata en Santoña. Su presidente ha comunicado que se niega a organizarla y, de esta manera, los aficionados locales se quedarán sin la posibilidad de disfrutar de la disputa de los botes cortos, que, por ahora, tienen a sus principales protagonistas en los integrantes de las categorías inferiores. De hecho, la escuela de remo santoñesa es una de las más numerosas de Cantabria pero también ha sido dejada de la mano de dios por parte de los actuales dirigentes de la entidad, que ni siquiera se han dignado a tramitar en fecha y hora las correspondientes fichas federativas que les habrían permitido competir con regularidad.

Lo mencionado en el párrafo anterior son sólo dos ejemplos que ilustran el abandono que sufre el Club de Remo Santoña, ya que el presidente César Fernández ni está ni deja estar al mando a quien quiera trabajar por la entidad, a quien muestre un cierto cariño por el deporte del remo o simplemente un poco de ilusión por hacer cosas. No termina de abandonar la poltrona tal y como prometió el pasado mes de enero en el supuesto acuerdo que aceptó con la parte opositora por intermediación del entrenador de la trainera Toni Montenegro. De hecho, la situación se está alargando tanto sin que haya avances significativos que da la sensación de que, finalmente, se va a conseguir su gran objetivo, que era abrir el proceso electoral tras el verano.

Tras el convulso mes de diciembre, la paz llegó a Santoña después de que se aprobara una hoja de ruta que debería desembocar en un nuevo proceso electoral. César Fernández admitía que su tiempo había terminado y se comprometía a regularizar por fin unos estatutos, a configurar un censo de socios y a convocar una asamblea que, como principal punto en el orden del día, tuviera la apertura del proceso electoral. Sin embargo, no hay noticias de que haya habido avances en ninguno de estos capítulos. Todo se mantiene en proceso de espera o incluso de abandono. ¿Hay alguien ahí?

Uno de los principales conflictos abiertos hace un par de meses estuvo localizado en la escuela. La salida de los dos monitores habituales desencadenó una fuga en masa de los jóvenes valores de las categorías inferiores santoñesas aunque, tras la firma de aquella hoja de ruta, todo volvió a la normalidad en ese sentido. Al menos, aparentemente. Los responsables de la preparación de los más pequeños volvieron y, con ellos, se recuperó a buena parte del grupo de remeros en formación. Hoy en día, hay 27 chavales y chavalas practicando remo pero sólo han podido competir un día en la liga de bateles, ya que, por alguna extraña razón, la directiva retrasó la formalización de sus fichas. Mientras el resto competía, los canteranos de Santoña miraban.

Hasta la fecha, los bateles santoñeses sólo han competido en la prueba disputada en Colindres hace un par de semanas. Se reengancharon a la liga cuando el resto ya llevaba un mes compitiendo. Además, esta semana ha comunicado el club que renuncia a organizar la regata que le correspondía para este próximo sábado sin ningún motivo aparente. Es como si no hubiera nadie al frente del barco. Y todos esos socios que mostraron su unánime desacuerdo con César Fernández en aquella rocambolesca asamblea del día después de Navidad se preguntan qué le ata a la poltrona si ni siquiera ejerce de presidente.

De este modo, ante la renuncia santoñesa, la liga de bateles se trasladará mañana a Camargo. Allí será la regata a partir de las cinco de la tarde. El domingo no habrá competición en el bote corto para que todos los clubes puedan centrarse en la disputa de la prueba invernal de traineras que organiza Castro a partir de las 11.30 horas.

Comentarios