Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

Regata para la historia

Tanto Urdaibai , que fue el más rápido, como Hondarribia batieron el récord del campo de regatas que tenía ‘la marinera’ desde 2006. Tuvieron que batir registros para superar los tiempos que habían firmado antes Orio y Kaiku.

Los remeros de la ‘Bou Bizkaia’ sacan la trainera a hombros por la rampa. / EFE
Los remeros de la ‘Bou Bizkaia’ sacan la trainera a hombros por la rampa. / EFE
Regata para la historia

No es fácil tener la suerte de vivir momentos históricos. Y el de ayer en San Sebastián lo fue. La  de ayer fue la jornada más rápida en la histórica Bandera de La Concha. Nunca se había remado a semejante velocidad. Ni siquiera ‘La Marinera’ en el 2006. Desde aquel año en el que la trainera castreña pulverizó todos los registros convirtiéndose en la primera embarcación en bajar de los 19 minutos en la bahía donostiarra, nadie había conseguido acercarse a esos registros. Y ayer hubo dos equipos que no sólo los rondaron, sino que incluso los superaron. Tanto Urdaibai como Hondarribia batieron la plusmarca inamovible desde hace más de una década para, cuanto menos, mejorar el increíble rendimiento que ya había mostrado Orio en la tanda inicial. Se preveía la edición más abierta e igualada de los últimos años de la regata más importante de todas y lo que hizo la realidad fue confirmar esas optimistas previsiones. Nadie había exagerado. Quedó claro después de una primera tanda que ganó la ‘San Nikolas’ con un espectacular tiempo de 19 minutos y cuatro segundos. «A por el récord, a por el récord», había gritado a los suyos su patrón, Gorka Aranberri, durante buena parte del segundo largo. Y cerca se quedó. Esa espectacular marca eliminó cualquier duda que pudiera haber provocado en el bote amarillo su incapacidad para soltar a Kaiku en toda la regata. 

Los de Sestao se aferraron al ritmo de los oriotarras no sólo de proa a la ola, sino, sobre todo, a partir del cambio de dirección. Tanto es así, que los de Sestao aún recortaron casi dos segundos a los entrenados por Jon Salsamendi en el largo de vuelta. ¿Había volado Kaiku o había fallado Orio? Podría haber sido una pregunta lógica, pero el tiempo que marcaron ambos en meta ofrecía la respuesta. No había debate.

Viendo lo que habían hecho las traineras de esa primera tanda, tanto Urdaibai como Hondarribia, a los que les tocó remar de la mano en el segundo acto, salieron al agua con la certeza de que tendrían que batir el récord si querían llegar a la segunda jornada de la Bandera con ventaja. Y lo hicieron. La suya fue una regata espectacular.

Lo cierto es que las condiciones meteorológicas con las que amaneció ayer la capital guipuzcoana lo tenían todo a favor para marcar unos registros enormes. El viento llegó del sur y eso hizo que las embarcaciones se vieran ayudadas de popa en el largo de ida, cuando había que ir contra la corriente. La mar, además, no presentó apenas dificultad. La ola fue mínima. Nadie embarcó ni una gota y todo era cuestión de fuerza. Y hay mucha a bordo de los grandes de la temporada. 

En esa misma segunda tanda viajó Donostiarra, que partió con la intención de confirmar que el nivel que ha enseñado durante todo el verano en la ARC 1 le habría valido para estar en la segunda tanda de la ACT. Y lo confirmó, ya que terminó a sólo un segundo de San Juan y mantuvo una apretada pelea durante toda su actuación con Tirán. Salió con mucha ambición y con la intención de probar hasta dónde le podía llegar el motor. Y le dio para poco más de una docena de minutos. A partir de ahí, los gallegos fueron imponiendo su estatus hasta marcar un tiempo que sólo fue dos segundos peor que el de Zierbena.  Incluso en la primera tanda del próximo domingo van a estar las cosas apretadas.

 

Féminas. Y no sólo en el apartado masculino, sino también en el femenino. Al igual que el pasado año, Hibaika y San Juan van a volver a partir en la segunda jornada de la regata más importante de todas metidos en un pañuelo. 

Ayer las de Rentería se beneficiaron de mantener un apretado duelo con Orio y de que su gran rival remó en solitario en la segunda tanda para, incluso, ser algo más de un segundo mejor en meta. Nadie debería perderse nada de lo que suceda el próximo domingo en San Sebastián.

Comentarios