09.12.2018 |
El tiempo
Domingo. 09.12.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

FUENTE DÉ

Una prueba nocturna de raquetas en un enclave único: Picos de Europa

El macizo oriental del Parque Nacional de Los Picos de Europa se ha llenado la noche del sábado de pequeñas luces, con amantes del deporte y la montaña, que han disfrutado de una prueba para aficionados con raquetas, excepcional y en un enclave único como es ese espacio protegido.

Los Picos de Europa se ha llenado la noche del sábado de pequeñas luces. / Maru G. Robles
Los Picos de Europa se ha llenado la noche del sábado de pequeñas luces. / Maru G. Robles
Una prueba nocturna de raquetas en un enclave único: Picos de Europa

Más de 400 aficionados al deporte de nieve y montaña que se practica con raquetas, venidos de diversos puntos del país y de distintas edades, se han dado cita a poco metros de la parte alta del teleférico de Fuente Dé para disputar una prueba nocturna de unos cinco kilómetros por Picos de Europa.

La competición se disputó horas antes, cuando en el mismo punto, pero sobre un recorrido con el doble de kilómetros, se dieron cita en Picos de Europa los mejores en el uso de las raquetas de nieve.

El francés Stephan Ricard y la estadounidense Michelle Hummel se hicieron con el título de campeones del mundo en Fuente Dé, en una carrera que ambos superaron en algo más de 46 minutos, él, y en 57, ella, según ha informado la organización.

Pero hacer un buen crono no era la idea de los aficionados que posteriormente aprovecharon el circuito de la carrera para disfrutar de este espacio natural con sus raquetas.

La contemplación de las principales peñas y montes del macizo oriental de Picos de Europa, era ya excusa suficiente para los cientos de aficionados que comenzaron casi entrada la noche su particular prueba.

Con frontales de luz en su cabeza, para cuando comenzara a hacerse de noche, una fila de personas inició una prueba destinada a todo tipo de público, aunque en algunos tramos las fuertes pendientes dificultaran la marcha a los menos conocedores de este deporte.

Sin embargo, esta experiencia única compensaba el cansancio que en algunos momentos se percibía en la cara de los participantes, y que llevó, incluso, a algunos valientes padres a tener que acabar el recorrido con sus niños subidos a hombros.

La cantidad de gente que se dio cita en esta prueba, la mayoría de ellos con frontales de luz, dejaba una estampa en Picos de Europa casi única: una serpiente de lucecitas que discurría continúa por las subidas y bajadas del circuito que había dispuesto la organización, una especie de "serpiente de luz" por Picos de Europa.

Y a pesar de la nieve, que durante todo el recorrido -de una media de dos horas- cayó en la zona, a la llegada al cable del Teleférico, todo eran sonrisas en las caras rojas, afectadas por la ventisca, de los participantes en esta marcha.

La mayoría destacaban la experiencia vivida, y aseguraban que volverán a disputar algo así en su vida. Lo mismo ocurría con las decenas de voluntarios que fueron recogiendo las banderas que marcaban el recorrido según pasaba el último participante de la prueba, para dejar este espacio protegido tal y como lo encontraron.

Estos voluntarios llevaban desde primera hora de la mañana participando en el recorrido, que algunos reconocían haber hecho "hasta 30 veces", pero un grito de júbilo se oyó en el edificio que alberga la parte alta del Teleférico cuando estos jóvenes llegaron con todas las banderas que reflejaban que la prueba había finalizado y con éxito.

Encuadrada dentro de los actos del Año Jubilar Lebaniego, esta marcha nocturna con raquetas de nieve por unos Picos de Europa excepcionales en época invernal, puede denominarse un éxito para la empresa dedicada a los deportes invernales, Picos Xtreme, situada en este parque natural.

Comentarios