Lunes. 26.06.2017 |
El tiempo
Lunes. 26.06.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

Pedreña, 22º, mejor cántabro en Orio, donde ganó Hondarribia

Pedreña, 22º, mejor cántabro en Orio, donde ganó Hondarribia

Al contrario que el pasado año, ayer sí se pudo disputar con normalidad el Descenso de Orio, que contó con la participación de 78 traineras, cuatro de ellas procedentes de Cantabria. La más rápida de estas últimas, como estaba previsto, fue la de Pedreña, que ocupó la vigésimo segunda posición. La victoria fue para Hondarribia, que completó los 6.000 metros de los que constó el recorrido en 19.18,40, que fue casi quince segundos más rápido que el tiempo empleado por el bote local, entrenado por Jon Salsamendi, que fue segundo.

El tiempo de Pedreña fue de 20.47,81, que resultó discreto en comparación con el resto de traineras que competirán con él el próximo verano en la ARC 1. La mejor de éstas fue Donostiarra, que esta temporada está entrenada por Igor Makazaga y que partirá con el claro objetivo del ascenso. De hecho, los de San Sebastián, que fueron más veloces que embarcaciones de la ACT como San Pedro y Ondarria, fueron quintos a sólo 26 segundos del ganador. También superaron a los pedreñeros otros botes de la categoría de plata como Orio B (19.55,93), Santurtzi (20.02,96), Getaria (20.05,90), Isuntza (20.27,02), Zarautz (20.29,14), Portugalete (20.35,93) o Zumaia (20.44,30).

No demasiado lejos de Pedreña terminó el trabajo Camargo, que ocupó la vigésimo quinta posición con un tiempo final de 21.04,40. Laredo fue el trigésimo segundo (22.12,08) siendo la embarcación más lenta del Cantábrico, ya que sólo fueron más lentas que la ‘Pejinuca’ las que viajaron a Orio procedentes del Mediterráneo, como fueron Denia, Torrevieja, Campello, Valencia o Alicante.

La cuarta trainera cántabra que tomó parte en la multitudinaria prueba organizada en la tarde de ayer en Orio fue la tripulada por remeros juveniles de Actividades Náuticas de Castro. En su categoría, ocuparon el tercer puesto sólo superados por el bote de Zarautz y San Juan. Los castreños pararon el reloj en 14.22,42 (completaron 4.000 metros), que fue 29 segundos peor que en de los más rápidos. Por detrás quedaron San Pedro, Bermeo y Tolosa.

La jornada fue especialmente festival en el pueblo y a orillas del Oria. Se vivió un gran ambiente desde la mañana porque las 78 embarcaciones que había en competición hicieron que, sólo en cuanto a remeros se refiere, hubiera más de 1.100. Y a todos ellos hay que sumar técnicos, auxiliares, delegados, familiares y demás aficionados. Toda una fiesta.

Comentarios