Jueves. 19.10.2017 |
El tiempo
Jueves. 19.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

Objetivo cumplido

Coulibaly se desvinculó ayer del Racing; Con la salida del africano el último día del mercado, el club ha conseguido cerrar con éxito todas las operaciones que buscaba

Objetivo cumplido

Los últimos días de mercado no son lo que eran. La última vez que el Racing ha apurado el plazo y ha jugado con el tañido de campana para terminar de dar forma a su plantilla fue cuando fichó a Álvaro Peña. Aquel día, el conjunto cántabro y todos sus aficionados se pasaron las horas esperando la contratación de un delantero que finalmente no llegó. A cambio, llegó el medio centro vizcaíno, que se había quedado colgado tras acabar contrato con el Lugo y que aceptó la oferta verdiblanca para jugar en Segunda B al ver que se le acababan las opciones de quedarse en la categoría de plata. Parecía que era un jugador que el Racing no necesitaba, pero en verdad no pudo tener mejor suerte la entidad racinguista aquel día.

Desde entonces, el club ha construido o reconstruido su plantilla con tiempo y sin demasiadas prisas de última hora. Cuando uno ata a los jugadores que pretende sin necesidad de vigilar el reloj para que no se cumpla la medianoche, ficha a quien pretende o al jugador que puede en función de sus posibilidades. En cambio, apurar hasta el final para encontrar chollos de última hora o conseguir que el futbolista pretendido rebaje su caché ante la desesperación del último momento provoca malas experiencias. En los últimos instantes del mercado ya no se elige, sino que se pesca cualquier cosa que caiga en la red.

En la presente temporada, al Racing le ha sobrado tiempo tanto en verano como en invierno. Ángel Viadero reconoció la pasada semana, tras confirmar el fichaje de Abdón Prats, que, aunque daban la plantilla por cerrada, no se podía decir de este agua no beberé o este cura no es mi padre. Sabe cómo funciona esto y es consciente de que todo podía pasar con el mercado aún abierto. Sin embargo, lo único que sucedió ayer, cuando a la seis de la tarde quedó cerrado el mercado para los clubes de Segunda B, fue la salida de Coulibaly. De este modo, se puede afirmar que el Racing ha conseguido durante este periodo de mercadeo todo lo que quería tanto en el capítulo de llegadas como de salidas. Viadero puede estar contento.

Coulibaly quedó desvinculado del Racing antes de que se cerrara el mercado y esto le da todavía opción a fichar por algún club más allá del día de ayer al ser considerado un jugador en paro. Por ahora, no tiene club de destino pero llegó al convencimiento de que su historia en la entidad verdiblanca había terminado. Con su salida, el jugador intentará encontrar los minutos que sabía que no iba a tener ya en Santander mientras que el club se ahorra buena parte del contrato que le quedaba al senegalés con el Racing, que se prolongaba hasta el próximo treinta de junio.

Al africano le abrieron la puerta de salida hace semanas. Ángel Viadero habló con el jugador y le comunicó que iba a tener ciertamente difícil jugar durante la segunda vuelta. La llegada de delanteros como Carlos Álvarez y Abdón Prats y la inminente recuperación de Óscar limitan su capacidad de participar del juego racinguista. Desde ese momento, su representante le ha estado buscando destino sin que, por ahora, haya encontrado algo que le apetezca de verdad al futbolista.

Las preferencias de Coulibaly no están ahora mismo en España. Ningún club puntero de Segunda B le pretende y ningún otro le va a pagar lo que cobraba en el Racing. De este modo, su principal objetivo es salir al extranjero y, en concreto, a Suiza. Pero por ahora no ha habido suerte y le toca esperar. No lo hará en Santander porque aquí ya sólo le queda despedirse de sus compañeros. Hoy no estará en el entrenamiento con ellos.

Lo cierto es que la trayectoria del africano dentro del equipo racinguista había cambiado en el último mes. Desde que en el club consideraron que sería una buena idea desprenderse de sus servicios para ahorrar algo de dinero, bajó un peldaño su rol en el plantel. De hecho, el partido de Palencia, que fue el primero del 2017, fue también el primero de toda la temporada en el que Coulibaly no jugó ni un solo minuto a pesar de estar disponible. Siete días después, en el encuentro ante el Celta B, Ángel Viadero sí tuvo que meterle en el partido al no tener muchas más soluciones en el banquillo para intentar remontar el gol inicial de los celestes. Ahí acabó, hasta la fecha, su participación con el cuadro verdiblanco. En el encuentro del pasado domingo, el técnico incluso echó mano del joven Pau Miguélez antes que de él. Era una forma de intentar forzar la salida del futbolista. Al final, el jugador sí ha visto cómo estaban las cosas y ha puesto punto y final a temporada y media como racinguista, en la que ha participado de 55 partidos anotando nueve goles, ocho de ellos el curso pasado.

Así las cosas, el punto y final al periodo de inscripción de nuevos jugadores se cierra en el Racing con las llegadas de Santi Jara, Jagoba Beobide, Carlos Álvarez y Abdón Prats, a los que habría que sumar también a Israel Puerto. Para compensar estas incorporaciones, se han dado las salidas de Leo Bontempo, Laro Setién, Kamal, Sergio Camus y Coulibaly. En el club creen que se han movido bien y que han conseguido dar forma a una plantilla más fuerte de la que había previamente. Sobre todo, el conjunto cántabro ha conseguido recomponerse después de quedar roto por las lesiones durante la primera vuelta.

Echando un vistazo a lo que ha sucedido en el grupo, se puede afirmar que el Racing es de los que más se ha movido. El récord lo tiene el Palencia, que ha fichado a cinco futbolistas y ha dado la baja a ocho. Sin embargo, el club castellano  se mueve en otra dimensión. Dejándole a parte, sólo el Racing de Ferrol se acerca al número de operaciones que ha concretado la entidad presidida por Manuel Higuera. Aún así, pocas se pueden acercar al nivel de las de la Ponferradina, que ha fichado a tres jugadores pero ambos de renonombre, como son Ríos Reina, Pallarés y Yuri. A partir de ahora, cada uno ya sabe las cartas que tiene y con ellas deberá hacer frente a lo que resta de temporada.

Comentarios