14.12.2018 |
El tiempo
Viernes. 14.12.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

AJEDREZ

El noruego Magnus Carlsen gana su cuarto mundial de ajedrez

El joven portento noruego Magnus Carlsen, a menudo presentado como uno de los mejores ajedrecistas de la historia, se alzó el miércoles en Londres con su cuarto título mundial consecutivo al término de un desempate contra el estadounidense Fabiano Caruana.

El noruego Magnus Carlsen, durante el desempate por la final mundial. / Tolga AKMEN
El noruego Magnus Carlsen, durante el desempate por la final mundial. / Tolga AKMEN
El noruego Magnus Carlsen gana su cuarto mundial de ajedrez

El noruego, de 27 años, necesitó tres partidas semirrápidas para ganar el torneo después de que ambos contrincantes acabasen en tablas las 12 partidas regulares jugadas en la capital británica desde el 9 de noviembre.

Nunca hasta ese momento se habían registrado 12 tablas en la historia de esta competición.

El joven portento noruego Magnus Carlsen, a menudo presentado como uno de los mejores ajedrecistas de la historia, se recibe en Londres su cuarto título mundial consecutivo, el 28 de noviembre de 2018

El noruego dominó a su rival ganado fácilmente los tres primeros enfrentamientos de este tie-break, en que cada jugador contaba con un tiempo limitado de 25 minutos --más 10 segundos adicionales por movimiento--, por lo que no fue necesario disputar una cuarta.

"Fue un enfrentamiento duro", afirmó Carlsen en declaraciones a la televisión noruega NRK. "Hasta hoy, no tenía la sensación de estar muy cerca de ganarlo. No es como si estuviera pensando 'hoy, es el día'. Fue difícil. Mucha tensión de principio a fin", admitió.

El ajedrecista escandinavo, a veces apodado el "Thor del ajedrez" debido a su origen nórdico y su complexión atlética, es un gran especialista de las partidas semirrápidas, como ya había demostrado en el campeonato del mundo celebrado en 2016 en Nueva York donde se impuso al ruso Serguéi Kariakin.

Y reconoció que la idea de optar por las tablas durante las partidas regulares para ir hasta el tie-break le "surgió al principio del campeonato".

"Es un escenario con el que siempre me he sentido cómodo", afirmó, al tiempo que admitía que "Caruana es claramente el oponente más duro contra el que he jugado".

Esta nueva victoria permite a Magnus Carlsen inscribir un poco más su nombre en los anales del ajedrez, después de sus tres primeros títulos mundiales, obtenidos en 2013, 2014 y 2016.

- El ajedrez, nueva tendencia -

Sin embargo, representa una gran decepción para Caruana, de 26 años, que encarnaba la esperanza de los estadounidenses de ganar su primer título mundial desde que el legendario Bobby Fischer derrotase al ruso Boris Spassky en 1972 en la "partida del siglo", poniendo fin a 24 años de hegemonía soviética en plena Guerra Fría.

El estadounidense Bobby Fischer derrotó al campeón soviético Boris Spassky en el mundial de 1972, que encarnó la rivalidad de la Guerra Fría entre las dos superpotencias 

Tras ganarse la plaza en el campeonato del mundo al vencer el Torneo de Candidatos 2018 en Berlín, el ajedrecista nacido en Miami había llevado a Carlsen a las tablas en un enfrentamiento en agosto en Estados Unidos y esperaba poder imponerse de nuevo a él en Londres.

"Tuve un mal día", dijo abatido el miércoles el estadounidense, reconociendo sentirse "decepcionado". "Estuve tan cerca, si hubiese tenido un buen día, tal vez lo habría conseguido".

Carlsen fue iniciado en el juego por su padre cuando era muy pequeño y a los 13 años ya tenía la categoría de Gran Maestro.

Ahora es "sin ninguna duda uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos", decía a la AFP Milan Dinic, redactor jefe de British Chess Magazine, al inicio del torneo en Londres.

Es difícil encontrar fisuras en el juego del joven noruego, que cuenta como puntos fuertes con una intuición formidable y una memoria prodigiosa que le permite disponer de un amplio repertorio de jugadas.

No es sorprendente así que lograse derrotar, cuando solo tenía 13 años y todavía cara de niño, al excampeón del mundo Anatoli Karpov y llevar a la leyenda Garry Kasparov a tablas.

El consejero delegado del World Chess, Ilya Merenzon, organizador del torneo, afirma que "Magnus Carlsen probablemente transformó la imagen de este deporte al romper el estereotipo del jugador de ajedrez. No es ni un nerdo ni el enésimo jugador ruso".

Tras el interés mediático que despertó este campeonato, los organizadores esperan "que el ajedrez sea una de las grandes tendencias para 2018/2019".

Comentarios