24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

‘El Niño’, Míguez y Víctor Iglesias, entre lo mejor del boxeo español

Todos ellos han sido nominados en la Gala de AEBOX. El duelo de Sergio García con Chaca, candidato al combate del año.

Víctor Iglesias, dando indicaciones a Sergio García en la esquina. / J. Ayllón
Víctor Iglesias, dando indicaciones a Sergio García en la esquina. / J. Ayllón
‘El Niño’, Míguez y Víctor Iglesias, entre lo mejor del boxeo español

La Asociación Española de Boxeo (Aebox) va a celebrar este año por vez primera una gala donde premiará a «los mejores del boxeo español 2017». Son los integrantes de la entidad organizadora quienes han realizado un listado de candidatos y entre ellos hay un importante protagonismo cántabro. De hecho, Sergio ‘El Niño’ García es uno de los nominados a boxeador del año y su entrenador Víctor Iglesias está también entre los aspirantes a entrenador del año. Además, el castreño Jon Míguez está entre las propuestas para convertirse en el boxeador revelación del año y el combate que protagonizaron Chaca y Sergio garcía está entre los cinco elegidos para convertirse en el combate del año.

En cada modalidad hay entre cinco y seis candidatos propuestos por los especialistas de Aebox. Ese listado fue enviado a un total de setenta «votantes expertos del boxeo nacional», entre los que hay boxeadores, exboxeadores, entrenadores, mánagers y promotores. Serán ellos los que den su voto y los premios serán entregados el próximo cuatro de marzo a mediodía durante la celebración de una gala que se celebrará en el auditorio municipal de Boadilla del Monte, en la Comunidad de Madrid.

Aebox es, como se define a sí misma, una asociación nacida «de manera independiente, sin ánimo de lucro y con la intención de convertirse en un soporte de asesoramiento técnico, fiscal, jurídico y de nutrición deportiva, además de en una plataforma para la defensa, divulgación, fomento del conocimiento, de la práctica del boxeo y con el objetivo de velar por los derechos e intereses de los asociados». Para sus responsables, no ha pasado desapercibido el impulso que el pasado año supuso para la trayectoria de Sergio Garcia y Jon Míguez. Y eso que el primero de ellos lo comenzó con un pie y medio fuera del boxeo. Se sentía estancado y sin posibilidad de subir peldaños pero, de pronto, llegó una llamada desde Barcelona que lo cambió todo.

Fue el combate disputado en el mes de junio ante Chaca el que marcó un antes y un después para el torrelaveguense. Por fin se encontró con un rival de talla internacional y solventó el compromiso con una solvencia inusitada siendo dominador de la contienda de principio a fin. Además, el cántabro lo hizo en Barcelona, en la casa de su rival. Aquello le concedió el título ‘Silver’, que defendería con éxito en otoño ante el italiano Felice Moncelli mostrando, de nuevo, una clara superioridad. Esos dos episodios le convirtieron en el cuarto de Europa (EBU) y quinto del Mundo (WBC) del Superwelter y, además, le han convertido ya en aspirante oficial al Campeonato de Europa. 

Pocos boxeadores españoles han afrontado dos combates de semejante envergadura y, además, con éxito. Por eso tanto Sergio García como su entrenador Víctor Iglesias están nominados. El primero tendrá como grandes rivales a Jon Fernández, Kerman Lejarra y Marc Vidal, además de a Abigail Medina y Sandor Martin. Mientras, Emiliano Gallego, Ricardo Sánchez Atocha, Tinín Rodríguez y Txutxi del Valle son los contrincantes del entrenador cántabro.

Como candidato a convertirse en boxeador revelación está Jon Míguez porque el año pasado por estas fechas aún no había debutado como profesional y hoy en día ya suma cuatro combates, todos ellos ganados y tres de ellos por KO.  Sin duda que será uno de los grandes aspirantes como a buen seguro que el combate entre Sergio García y Chaca estará entre los más votados como el combate del año. Aunque parezca paradójico, no es tan habitual como quizá debiera ser el hecho de que se midan dos de los mejores boxeadores españoles de una misma categoría. Y es lo que hicieron el cántabro y el catalán. La pelea, además, se pudo ver por televisión, del mismo modo que la que firmaron en diciembre Kerman Lejarraga y José del Río por el título español del welter. Fue un gran espectáculo que aguantó también los doce asaltos entre dos grandes púgiles que, además, estuvieron arengados por once mil aficionados en las gradas.

Comentarios