17.02.2019 |
El tiempo
Domingo. 17.02.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

SURF

Juan Fernández ‘ordeña’ la Vaca Gigante

El joven surfista gallego se proclamó Campeón de España de olas grandes en Cueto. El vasco Indar Unanue  y el cántabro Míchel Velasco completaron el podio de una prueba que congregó a miles de aficionados en los acantilados

Vaca gigante. / J.R.
Vaca gigante. / J.R.
Juan Fernández ‘ordeña’ la Vaca Gigante

El gallego Juan Fernández fue el ganador de La Vaca Gigante que se disputó ayer en Santander con lo que el joven surfista, que sumó 21,67 puntos, se proclamó campeón de España de la modalidad por primera vez. El vasco Indar Unanue, con 18,71 puntos, ocupó la segunda posición, completando el podio el cántabro Míchel Velasco, con 16,84 puntos. Meritoria cuarta plaza para Sergio García, con 12,33 puntos -habitual fotógrafo de ALERTA en esta prueba, que en esta ocasión cambió la cámara por la gran tabla de surf-, que logró meterse en la final y luchó hasta el final por subir al cajón. Quinto fue Iker Muñoz (País Vasco), con 12,09 puntos; sexto, el canario Yeray García, con nueve puntos; séptimo, Nagai Puntiverio (País Vasco), con 8,13 puntos; y octavo, Adrián Fernández de Valderrama, que no pudo entrar en el agua en la final por lesión.

En total, han sido 32 surfistas en la categoría masculina -por diversas circunstancias al final no hubo presencia femenina los que participaron en esta prueba, organizada por el Club Deportivo ObsessionA2, que ha cumplido su quinta edición.

El trofeo ha llevado este año el nombre de Ignacio Echevarría, en homenaje al joven fallecido durante los atentados de Londres, que practicaba skate y surf en Comillas.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla siguió el campeonato desde los acantilados de la playa de El Bocal y participó en la entrega de premios, junto al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado. También la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el concejal de Deportes, Juan Domínguez, estuvieron presenciando la competición.

La prueba se prolongó más de lo esperado, porque las condiciones de la mar y el viento en el horario matinal fueron muy cambiantes. Además, la organización decidió realizar un parón hasta las dos de la tarde, debido a que con la marea 

baja, la ola rompía demasiado atrás y con poca agua lo que hacía que la situación fuese peligrosa para los participantes. Ya por la tarde, la situación mejoró, el viento roló al suroeste y las olas de tamaño comenzaron a aparecer, aunque las dificultades para los surfistas fueron grandes, porque el viento les daba de frente y eso siempre complica, a pesar de ello los miles de aficionados que siguieron la prueba desde los acantilados pudieron disfrutar de grandes ‘bajadas’

El premio a la ola más grande (8 metros) fue para Míchel Velasco; el de la caída más fuerte para Nano Riego; el del joven para Juan Fernández; el mejor cántabro menor de 30 años fue Juan Díaz Terán; y el mejor cántabro, Míchel Velasco. 

La Vaca Gigante se ha hecho de rogar, pero la espera ha merecido la pena porque de nuevo la prueba ha constituido un gran espectáculo, que cada vez es seguido por un mayor número de aficionados tanto cántabros como foráneos. 

Comentarios