17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

Jon Miguez, aspirante oficial al Campeonato de España

En principio, el púgil castreño debería batirse con Aitor Nieto, «un gran campeón» que le permitiría «dar un paso adelante». 

Jon Míguez. / Pedro Luis Ajuriaguerra
Jon Míguez. / Pedro Luis Ajuriaguerra
Jon Miguez, aspirante oficial al Campeonato de España

La vida está pasando muy rápido para Jon Míguez. Ni siquiera hace un año y medio que debutó como profesional y ya ha sido nombrado aspirante oficial al Campeonato de España. Nadie se lo ha regalado, ya que en este corto espacio de tiempo ha peleado mucho y, sobre todo, ha peleado bien. De hecho, suma ocho victorias en otros tantos combates, cinco de ellas por KO. Confía en poder asaltar su primer titulo en alguno de los primeros meses del 2019 pero ahora no está pensando en eso porque está a menos de diez días de vivir una noche importante, ya que volverá a formar parte del menú de una de esas veladas bilbaínas que congregan a más de diez mil aficionados con el aliciente, sobre todo, de disfrutar de Kerman Lejarraga. El sábado 17, el telonero, uno de los que boxeará justo antes del campeón de Europa del welter, será el púgil castreño.

Fue la pasada semana cuando el Comité de Boxeo Profesional cerró los plazos para presentar candidaturas al título estatal. La promotora de Miguez (MGZ) presentó la suya y el proceso de selección fue bastante disputado porque había mucho nivel. Finalmente, fue nombrado aspirante oficial el púgil del Okinawa castreño. En principio, debería combatir por el preciado cinturón, que siempre ha de ser el primer gran paso hacia todo lo demás, con el actual poseedor del título, que es el ovetense Aitor Nieto. Ganar al asturiano sería, sin duda, todo un salto de calidad para el boxeador nacido en Getxo pero residente en Castro y que ha convertido en costumbre llenar el Peru Zaballa.

Ahora son las promotoras de ambos púgiles quienes están intentando llegar a un acuerdo para cerrar la cita. El deseo de Míguez es que se cierre aunque, en el mismo proceso de selección que le nombró a él aspirante oficial, ya se eligió también un suplente en el caso de que el castreño (o el actual campeón) abandone su carrera hacia el título español porque no le interese, porque no alcance un acuerdo o porque se pongan a su alcance, de pronto, otros objetivos más lucrativos o ilusionantes. En ese caso, el elegido sería Hamza Misaui, púgil nacido en Chefchaouen (Marruecos) pero afincado en Elche con un récord de nueve victorias y una sola derrota.

El deseo del púgil castreño es que todo se desarrolle con normalidad. «Enfrentarme a alguien como Aitor Nieto me haría muy feliz y sería un paso adelante en mi carrera», confiesa. Con todo, es algo que no está sólo en su mano. Él, por si acaso, se la ofrece: «Está claro que él es un gran campeón y tiene una gran experiencia». De hecho, se trata de un púgil de 34 años con treinta peleas ya a sus espaldas. De ellas, ha ganado 23 (10 por KO), ha perdido seis (1 KO) y ha firmado un nulo. Su último combate fue hace apenas diez días, cuando defendió con éxito su título de España en casa contra el maño Jonathan Valero.

Aitor Nieto es conocido por la afición cántabra por el doble enfrentamiento que disputó con Dani Rasilla en el 2014 con el título del Superligero en juego. Primero boxearon en Oviedo y después en el Pedro Velarde de Maliaño con victoria en ambas ocasiones para el asturiano. En territorio cántabro, incluso fue por KO. Se trata de un buen boxeador que siempre ha tenido un buen cartel pero que nunca ha conseguido dar el paso fuera de las fronteras españolas. Cada vez que ha tenido la oportunidad de pelear por un título continental o mundial (siempre intermedios), ha mordido en hueso. De hecho, fracasó en sus dos asaltos al cinturón de la Unión Europea y en junio también hizo aguas al intentar hacerse con el Internacional WBC superwelter que llegó a estar en posesión de Sergio ‘El Niño’ García. Fue en Manchester y esa fue su última derrota. En concreto, ha perdido dos de sus últimos cuatro combates al intentar romper un techo que nunca ha logrado superar. Da la impresión de que éste está en territorio español y Míguez intentará echarle éste también abajo.

Además de confirmarse el enfrentamiento ante el ovetense, también falta por decidir dónde sería. A él le gustaría que fuera en casa y tiene dos donde se encuentra muy a gusto. «Tanto en Bilbao como en Castro se vive el boxeo de una forma muy fiel y muy pasional», destaca. «Si organizamos el título, perfecto, pero si toca viajar a Asturias, lo haré con toda la ilusión del mundo y sabiendo, además, que no estaré solo. Lo bonito del boxeo es cuando todos quieren pelear contra todos sea donde sea la pelea», añade.

abarrotado. Con todo, antes de ese ilusionante horizonte que se ha abierto en la carrera del púgil castreño, que avanza tan rápido que incluso ya ha sido protagonista de un documental que en su día se estrenó con éxito en Castro, tiene un difícil reto el próximo día 17. Será uno de los platos importantes de la velada que tendrá como combate estelar el cara a cara entre Kerman Lejarraga y Frankie Gavin. Miguez no ha conocido a su rival hasta hace unos días porque el primeramente previsto se cayó y le van a poner delante un hueso duro de roer. Se va a medir al marroquí afincado en Granada Abdessamad Nechchad, que llegará con un récord de ocho victorias y una sola derrota. Su última aparición corresponde al pasado veinte de octubre, cuando, precisamente, se vio las caras con el cántabro Damián Esquisabel en territorio andaluz. Fue este último quien perdió a los puntos por decisión unánime.

El rival de Míguez anuncia complicaciones pero, sobre todo, la pelea también tendrá su interés por estar pactada a ocho asaltos. Hasta la fecha, el castreño no había afrontado una pelea tan larga y, por lo tanto, su físico se pondrá a prueba. Es bueno hacerlo porque cuando deba boxear por el título de España deberá hacerlo a doce capítulos, por lo que se puede decir que el próximo día 17 le conviene una pelea larga.

Míguez ya salió a escena el día que Kerman Lejarraga se convirtió en campeón de Europa ante 11.000 personas y volverá a hacerlo dentro de apenas nueve días en otro escenario tan espectacular o más como es el BEC de Barakaldo. Para la cita ya hay 8.000 localidades dispensadas confirmando a Bilbao como una gran plaza pugilística a nivel europeo. Para el boxeador castreño es una gran oportunidad de seguir mostrando su boxeo y ganando adeptos, que los tiene desde sus primeros pasos gracias a su buen hacer sobre el ring. Cuenta ya con una ‘marea azul’ e incluso un club de fans que estarán presentes el día 17. El púgil asume que le espera «una guerra» ante su rival marroquí y también que formar parte de una velada así «es especial». Sobre Abdessamad Nechchad, adelanta que será «un boxeador difícil y complicado» que le obligará a «trabajar muy duro y dar lo mejor para superarle». Él está dispuesto. Siempre lo está.

Entiende que compartir menú con Lejarraga siempre supone «una motivación extra» e incluso una responsabilidad, ya que también ‘exige’ dar espectáculo por toda esa gente que habrá en el graderío. «Tal y como está, es muy posible que su carrera siga en América, pero nunca se sabe. Egoístamente, me gustaría seguir viéndole por aquí porque es alguien único y verle en directo es toda una experiencia», asegura. Ambos son buenos amigos y comparten sesiones de guanteo también junto a Sergio ‘El Niño’ García, ya que los tres tienen pesos similares (los dos primeros son welter y el tercero superwelter). La relación es buena y la colaboración mutua.

De hecho, ese título de España que Míguez confía en asaltar a principios del próximo año fue del propio Lejarraga hasta hace apenas unos meses. Lo ganó hará hace justamente un año el próximo domingo contra José del Río en un intenso combate y ahora le pude tocar a él. «Esto va muy rápido. Sólo espero que las cosas salgan tal y como las estamos preparando», subraya el castreño. Con todo, ahora prefiere centrarse exclusivamente en su rival del próximo día 17: «Insisto en que es un gran boxeador que vendrá a darlo todo para llevarse a victoria y no centrarme en él sería una falta de respeto que no pienso cometer».

Velada en Santander

Este sábado hay boxeo en Santander. Será en el frontón interior de La Albericia a partir de las 20 horas. El menú constará de seis combates amateur de los que se podrán disfrutar por once euros en grada y doce en silla adquiriendo la entrada de manera anticipada en diferentes gimnasios de Cantabria (Rasilla, Golden Gloves, Iván Salcines, Barquín, Roqueñi y Castrobox). En taquilla, valdrán tres euros más.

Abrirán la tarde los superligeros Joshua Riva (Golden Gloves) y Alberto García (Barquín) y continuarán los pesos medios Danut Mihail (Roqueñi) y Mihri Cernegu (Castrobox); los superligeros Mario Díez (Golden Gloves) y Marcos González (Tito Box); los welter Bryan Forero (Okinawa) y el riojano Emil Marín (Tito Box); los pluma Alberto Arroyo (Salcines) y Álex Mendoza (Tito Box) y cerrarán la tarde Jesús Laso (Rasilla) y Toño Llanillo (Salcines). La actividad no se detendrá demasiado porque el propio Rasilla ya tiene organizada una nueva velada para el día 1 de diciembre.

Esta vez será en la bolera cubierta de Sarón también a partir de las ocho. En la misma, habrá participación masculina y femenina. Abrirán fuego ellas con el combate entre Marian Herrería (Rasilla) y la coruñesa Jenny Rodríguez (Iago Barros) y el que medirá a Mari Luz Peral (Rasilla) y Minerva Gutiérrez (Asturbox). En el apartado masculino, se medirán Javier Posadas (Salcines) y Alberto Antolín (Torcida); Mario Díez (Golden Gloves) y Cristian Martínez (Ronin); Jesús Laso (Rasilla) y Adan Martínez (Iago Barros) y Joshua Riva (Golden Glovse) y Gian Bacanni (Iago Barros).

Comentarios