18.12.2018 |
El tiempo
Martes. 18.12.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

IRC Santoña estrenará trainera el próximo año

El club la ha pedido esta semana a Amilibia. Tras reunir los algo más de 36.000 euros que vale  a vieja ‘Virgen del Puerto’ era del 2004.

Los remeros de IRC Santoña, con la ‘Virgen del Puerto’ a hombros.
Los remeros de IRC Santoña, con la ‘Virgen del Puerto’ a hombros.
IRC Santoña estrenará trainera el próximo año

IRC Santoña no sólo va a estrenar categoría el próximo año después del ascenso conseguido hace apenas un mes, sino que incluso va a estrenar trainera. Es una necesidad que, como otros en Cantabria, mantenía el club trasmerano desde hace tiempo y que ha solucionado este verano. De hecho, esta misma semana ha encargado al astillero oriotarra Amilibia, que, en la práctica, ejerce el monopolio de la fabricación de embarcaciones de competición de banco fijo, la construcción de una nueva ‘Virgen del Puerto’, que estará en Santoña en pocos días. Así, cuando el equipo retome los entrenamientos en noviembre, la cuadrilla de remeros y el entrenador, que también será nuevo, estarán de estreno.

El problema que vienen encontrando los clubes cántabros para adquirir nuevas embarcaciones y, en definitiva, buen material con el que competir, cuanto menos, en igualdad de condiciones que los vecinos del este, es el económico. Y es el que se ha encontrado IRC Santoña en los últimos años para conseguir un nuevo bote que permitiera navegar mejor y más rápido y, de esta manera, arañar algún segundo. Al fin, después de una ardua gestión de meses por parte de los dirigentes santoñeses, consiguieron reunir este verano el dinero suficiente para dar el paso. En total, el pedido ha conllevado el desembolso de 36.269,75 euros. Es una cantidad importante para un club de remo con unos presupuestos que no pueden ser más ajustados y que se ha alcanzando gracias a la subvención recibida por parte del Grupo de Acción Costera (GAC) y el apoyo de los patrocinadores del club, que apostaron por hacer un pequeño esfuerzo más.

La nueva trainera se suma a la adquisición de todo un juego nuevo de remos comprados ya el pasado año. Entre una cosa y otra, los remeros que José Cuero dispondrán la próxima temporada de un material inmejorable para salir a competir con garantías en la ARC 1. A partir de ahí, será el agua el que les ponga en su sitio y no tendrán la excusa de competir en inferioridad de condiciones, que es lo que les sucede a la mayoría de clubes cántabros. En concreto, a todos menos a Astillero, que es el único que se ha podido comprar un ‘platanito’ original. Es decir, una trainera construida en Amilibia con el novedoso formato que, a principios de esta década, revolucionó el diseño de las traineras. También es nueva la embarcación con la que ha competido este año Pedreña, pero tuvo que construírsela por sí mismo porque el astillero oriotarra le tiene vetado. Y esta última historia tiene mucho que ver con el bote con el que han estado compitiendo los astillerenses los últimos ocho años.

La ya vieja ‘Virgen del Puerto’ es del 2004 pero llegó a Santoña en el 2010. Fue a raíz de la importante subvención que recibió Pedreña por parte del Gobierno de Cantabria para adquirir una trainera nueva. A ésta la bautizaron ‘Seve Ballesteros’ pero fue un fiasco. De hecho, remeros, técnicos y directivos concluyeron que estaba mal construida y la devolvieron. Amiliba aceptó a regañadientes la devolución pero aseguró al club cántabro que nunca más le volvería a construir una embarcación, algo que ha llevado arrastrando el club pedreñero desde entonces, teniendo que recurrir a fabricantes de vela en el Mediterráneo o a la ‘autoconstrucción’.

Este último caso está unido a la historia de Santoña con sus traineras porque, a cambio de la mencionada subvención para la ‘Seve Ballesteros’, el Gobierno autonómico exigió a Pedreña que cediera su trainera del 2004, la misma con la que se había hecho con la victoria moral de la Bandera de La Concha del 2005, al club de la ‘Virgen del Puerto’. Es con ella con la que han competido los santoñeses desde entonces. El estreno no pudo ser mejor porque aquel 2010 coleccionaron varias banderas y consiguieron el ascenso a la ARC 1. Sumado al de este año, el bote ya tiene dos en su palmarés.

En medio, al igual que hicieron los clubes cántabros a los que no les alcanzó el presupuesto para adquirir una nueva trainera ‘platanito’, Santoña acudió a un astillero gallego donde les recortaron la vieja embarcación para calcar el molde del novedoso diseño. Con esta maniobra, dejaron de perder tantos segundos en las ciabogas pero aún arrastraban el lastre de competir con un material viejo. Esa etapa ha pasado ya para el equipo santoñés. En el club cuentan los días para tenerla ya en el pabellón. Lo bueno es que el equipo dispondrá de toda la larga pretemporada para conocerla, hacerse a ella y realizar todas las medidas y ajustes que estimen oportunas.

Comentarios