Lunes. 23.10.2017 |
El tiempo
Lunes. 23.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRAINERAS

Con las pilas cargadas

Tras haber descansado el pasado fin de semana, Astillero prepara el reto de remontar nueve puntos en seis regatas. A ver si nos da tiempo a coger a Ares», apunta su patrón.

El patrón Iván Gómez, liderando una maniobra de la ‘San José’. / R. G.
El patrón Iván Gómez, liderando una maniobra de la ‘San José’. / R. G.
Con las pilas cargadas

La situación de Astillero no deja margen para las alegrías, para los esfuerzos gratuitos o para lavar la imagen de unas federaciones incapaces de organizar un Campeonato de España digno. A éste sólo acudieron los que partían con esperanzas de victoria. Cinco traineras. No hubo más. San Juan había anunciado su participación en un principio e incluso formalizó la inscripción, pero después se lo pensó mejor y no quiso ayudar a mantener la carpa del circo en pie y a que pareciera que no está sucediendo nada, que es lo que lleva pasando desde hace un lustro. El club rosa argumentó su decisión de bajarse de la burra haciendo mención a «los fallos organizativos y la poca seriedad» con la que se viene tratando esta competición. «Esperemos que en años sucesivos se tomen los campeonatos de banco fijo con la misma seriedad que vemos en los de móvil», añadió. Ese espíritu crítico y a la vez constructivo no lo hubo en el resto de clubes. Ni siquiera en Astillero, que simplemente justificó su decisión de ausentarse por la necesidad de descansar y de prepararse para el duro reto que tiene por delante en las tres próximas semanas.

«En un principio, pensábamos haber ido pensando en el club, pero tenemos una plantilla justa y en la liga ACT vamos últimos, así que el entrenador prefirió dar descanso a los remeros el domingo». Con estas  palabras, excusa la presidenta de la entidad azul Eli Carral la ausencia de la ‘San José’ en el Campeonato de España a pesar de haberse proclamado la semana pasada campeón de Cantabria. Si ya de por sí había pocas ganas en Astillero de acudir a una competición donde, de partida, sabía que iba a ser el convidado de piedra a una fiesta completamente vasca, el cúmulo de despropósitos vivido en relación a la organización de la regata le puso en bandeja apartarse de ese camino. Lo hizo cuando aún no se sabía ni si se iba a celebrar el campeonato y después aguantó la presión que recibió por todos lados para que reconsiderara su decisión una vez que las aguas volvieron a su cauce y y se confirmó a Castro como sede.

Astillero pudo completar el sábado un entrenamiento de calidad con toda su plantilla, privilegio que pocas veces se ha podido dar su entrenador Vasile Matei, y descansar el domingo. Es positivo recargar pilas porque la ‘San José’ tiene por delante un duro reto que nadie antes ha conseguido superar. Está a nueve puntos de Ares y tiene seis regatas para remontar esa distancia. A partir de ahí, se terminará la temporada liguera para las embarcaciones de la primera tanda excepto para el penúltimo clasificado, a quien le quedará luchar por la permanencia en el playoff que se disputa tras la Bandera de La Concha y que, junto a las dos últimas jornadas de la ACT, ponen fin a la temporada y al verano.

En concreto, la ‘San José’ ha de completar la machada en las regatas de Ondarroa y Hondarribia del próximo fin de semana, en la histórica Bandera de Zarautz que, como siempre, se celebrará a doble jornada, y en las regatas gallegas de Moaña y Boiro con las que terminará el mes de agosto antes de comenzar a pensar en La Concha. Es poco tiempo. Más aún, después de la igualdad que vienen marcando Astillero y Ares en el último mes. De hecho, los nueve puntos que hay ahora mismo de diferencia entre ambos son los mismos con los que volvieron del primer fin de semana gallego de la temporada. Y aquello sucedió en la sexta jornada, un quince de julio. Desde entonces, ambos han estado siempre muy cerca, lo que hace complicado comer muchos puntos en un solo día.

Con todo, en Astillero no se rinden ni bajan los brazos. Su patrón Iván Gómez reconoce que está resultado «una temporada muy complicada» para ellos. Sobre todo, al comprobar que comenzaron la misma «un poco lastrados» al ver que no estaban «a la altura de competir en la liga». Sin embargo, el paso de las regatas ha demostrado que esas primeras impresiones no eran ciertas. Lo malo es que esas cuatro primeras regatas en las que la ‘San José’ llegó a quedarse a doce puntos de Ares han podido decidirlo todo. En manos de los cántabros (y también de su rival), está enmendar ese calamitoso inicio de campeonato.

«Poco a poco, con el paso de las regatas, hemos ido cogiendo algo más de ritmo y esperemos llegar a la parte final con mucho más cuerpo», afirma el joven patrón astillerense, que, tras la salida de Jonathan Castanedo del equipo, ha asumido por vez primera toda la responsabilidad del gobierno de la ‘San José’. Y está respondiendo bien.

La parte positiva de la situación que vive Astillero es que puede salir a remar en cada jornada con las ideas muy claras. Saben bien que no hay otro objetivo que «evitar el último puesto» y, teniendo en cuenta que «Cabo y las demás traineras ya están muy lejos, la pelea va a ser con Ares». No hay más. Sólo hay que mirar a los demás para recortar más de un punto a los gallegos en cada regata porque ya no vale sólo con quedar por delante. Se ha de colar alguien en medio. «A ver si nos da tiempo a cogerles y luego podemos salir a jugárnosla en el playoff», desea el patrón cántabro. Un playoff, que, por otro lado, se vislumbra más complicado de lo habitual por el nivel de las embarcaciones que formarán parte del mismo, como son Donostiarra, que bien podría estar hoy en día en la segunda tanda de la ACT, y Santurtzi por parte de la ARC y, sobre todo, Meira por parte de la LGT con el exentrenador astillerense Dani Pérez al frente.

Comentarios