Lunes. 23.10.2017 |
El tiempo
Lunes. 23.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

EEUU

Trump pide financiar el muro y medidas contra menores no acompañados a cambio de un acuerdo sobre los 'dreamers'

La 'lista' del presidente propone encarecer visados, límites para la obtención de los permisos de residencia para cónyuges o hijos menores de edad que ya viven en EEUU y crear un sistema de puntos para obtener las 'green cards'

El presidente estadounidense, Donald Trump. / EFE
El presidente estadounidense, Donald Trump. / EFE
Trump pide financiar el muro y medidas contra menores no acompañados a cambio de un acuerdo sobre los 'dreamers'

La Casa Blanca entregó el domingo al Congreso una larga lista de medidas migratorias, en la línea más dura, como exigencia previa a la protección de los jóvenes indocumentados más conocidos como 'dreamers' o soñadores.

De este modo, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha vuelto a romper su palabra. Después de sugerir que separaría el tema del muro fronterizo con México de la iniciativa legislativa para amparar a los 800.000 beneficiarios del DACA, el domingo por la noche dejaba claro al Congreso que ahora exige financiación para la valla y medidas contra los menores no acompañados como base para cualquier acuerdo destinado a proteger a los 'dreamers'.

La Casa Blanca ha presentado su reforma migratoria basada en una serie de "principios" y quiere que la "lista" de Trump oriente y acompañe un proyecto para reemplazar el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) implantado por el expresidente Barack Obama y que permitía obtener permisos de trabajo, acceso a la educación y protegía de la deportación a los 800.000 jóvenes.

La lista de Trump sobre los "principios" para la inmigración, establecida en un documento al que ha tenido acceso la agencia británica de noticias Reuters, ha sido rechazada por los demócratas, que buscan una solución legislativa para el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) al que Trump dio carpetazo el mes pasado.

La propuesta incluye medidas contra el ingreso de menores no acompañados a Estados Unidos, que principalmente provienen de América Central. El plan ha sido presentado a los líderes del Congreso el domingo por la noche.

Respecto al fomento de una inmigración basada en el mérito, la propuesta del magnate contempla poner límites a los permisos de residencia o "Green cards" para cónyuges e hijos menores de edad que ya viven en Estados Unidos, así como crear un sistema de puntos para obtener esas tarjetas.

El plan de Trump aboga además por incrementar el coste de los visados para financiar la mejora de la seguridad fronteriza y el retorno "ágil" a sus países de origen de los menores que llegar no acompañados a EEUU. El magnate quiere el fin del "abuso" del sistema de concesión de asilo.

Asimismo, para mejorar el cumplimiento y la aplicación de las leyes migratorias incluye un pedido de fondos para contratar 370 jueces de inmigración adicionales; 1.000 abogados para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés); 300 fiscales federales y 10.000 agentes adicionales del ICE para poner en vigor las leyes de inmigración.

"El presidente ha dejado en claro que quiere que el Congreso actúe y apruebe una reforma de inmigración responsable en conjunto con cualquier legislación relacionada al DACA", ha dicho la portavoz de la Casa Blanca Lindsay Walters.

La Casa Blanca quiere que la lista oriente la reforma de inmigración en el Congreso y acompañe un proyecto para reemplazar al DACA, un programa de la era del expresidente Barack Obama que protegió a casi 800.000 'dreamers' de la deportación y también les permitió conseguir permisos de trabajo.

"La administración no puede ser seria sobre un compromiso o ayuda a los 'dreamers' si empieza con una lista que es un anatema para ellos, para la comunidad de inmigración y para la vasta mayoría de los estadounidenses", han valorado la líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, y su par en el Senado, Chuck Schumer.

"La lista incluye el muro, que fue descartado explícitamente de las negociaciones. Si el presidente era serio con la protección de los 'dreamers', sus funcionarios no hicieron un esfuerzo de buena fe", han recalcado.

"CAMINO A LA III GUERRA MUNDIAL" No son sólo los demócratas quienes se enfrentan al presidente. Si los líderes de la oposición le acusan de faltar a su palabra, desde las filas republicanas, el senador Bob Corker, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, le ha acusado en una entrevista de tratar su oficina como un 'reality show" con amenazas temerarias hacia otros países que podrían situar a EEUU "camino de la III Guerra Mundial".

Los comentarios de Cocker fueron el colofón de un día en el que dominaron los insultos entre el presidente y el senador de Tennessee respecto a cuestiones en materia tributaria y relativas al acuerdo nuclear con Irán, que Trump se plantea que Estados Unidos abandone.

"Me preocupa. Habría tenido que preocupar a cualquiera que se preocupe por el país", ha dicho, agregando que Trump "se comporta como si estuviera aún en 'The Apprentice' --un programa de televisión que presentó el magnate--".

Así, y tras rechazar responder de forma directa a si Trump está capacitado para ser presidente, ha sostenido que "no cree que sea consciente del impacto en el mundo, y especialmente en la región a la que se dirige, cuando habla el presidente de Estados Unidos y dice las cosas que dice". "Eso me preocupa", ha apuntado.

Sin embargo, ha manifestado que "mientras siga habiendo gente alrededor de él (de Trump) que pueda hablar con él y relajarse cuando se tensa, calmarle y continuar trabajando con él antes de adoptar una decisión, creo que todo irá bien".

Las declaraciones de Corker al diario 'The New York Times' han llegado tras un día de cruce de acusaciones entre ambos, que arrancaron cuando Trump dijo que el senador "no tiene agallas" para presentarse a la reelección en el estado de Tennessee.

En respuesta, Corker dijo también a través de Twitter: "Es una vergüenza que la Casa Blanca se haya convertido en un centro de atención de mayores. Obviamente alguien se saltó su turno esta mañana".

Así, ha dicho "no entender por qué el presidente 'tuitea' cosas que no son ciertas". "Sabes que lo hace, todo el mundo sabe que lo hace, pero lo hace", ha recalcado. "Sé que cada día en la Casa Blanca existe una situación para intentar contenerle (a Trump)", ha subrayado, en declaraciones a 'The New York Times'.

Corker, quien es cercano al secretario de Estado, Rex Tillerson, se ha referido además a los comentarios vertidos la semana pasada por Trump, en los que pareció minimizar las negociaciones de Tillerson con Corea del Norte.

"Mucha gente piensa que hay algún tipo de 'poli bueno, poli malo' en marcha, pero eso no es cierto", ha apuntado. "Sé que ha causado daños (a Estados Unidos), en muchas ocasiones, en lo relativo a negociaciones que estaban en marcha por ponerse a 'tuitear'", ha añadido.

En este sentido, ha resaltado que sus preocupaciones respecto a Trump son compartidas por la mayoría de los senadores republicanos, apuntando que "excepto unas pocas personas, la inmensa mayoría del 'caucus' entiende a qué se hace frente".

Comentarios