23.04.2018 |
El tiempo
Lunes. 23.04.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

MONTENEGRO ELECCIONES

El europeísta Djukanovic será el próximo presidente de Montenegro

El proeuropeo Milo Djukanovic será el próximo presidente de Montenegro al sumar en la primera vuelta celebrada hoy el apoyo de más de la mitad del censo, según las proyecciones.

Milo Djukanovic. /Boris Pejovic
Milo Djukanovic. /Boris Pejovic
El europeísta Djukanovic será el próximo presidente de Montenegro

Djukanovic, líder del Partido Democrático de los Socialistas (DPS), en el poder desde hace casi tres décadas, habría obtenido el 54 % de los votos, según cálculos de la organización no gubernamental CeMI con la casi totalidad del recuento.

"Hemos logrado una victoria más en favor del futuro europeo de Montenegro", declaró Djukanovic tras conocerse los resultados y declararse ganador.

"Entiendo este resultado ante todo como una confirmación de la firme determinación de Montenegro de seguir por la vía europea, por el camino que nos llevará a convertirnos en miembro de pleno derecho de la Unión Europea (UE)", dijo el nuevo presidente en la sede del DPS ante sus seguidores, que le jalearon con gritos de "Milo, Milo".

Djukanovic, se mostró convencido de que en los próximos cinco años, cuanto dura el mandato de presidente, Montenegro logrará ese objetivo.

De confirmarse oficialmente mañana esta victoria, Djukanovic volvería al poder apenas dos años después de dejar el puesto de primer ministro, aunque siguió siendo el líder del DPS.

El político de 56 años ha sido en seis ocasiones jefe del Gobierno y en una ocasión presidente, impulsó el ingreso el año pasado de la pequeña república en la OTAN y quiere que Montenegro entre a mediados de la próxima década en la UE.

Djukanovic reiteró que su prioridad será el desarrollo económico para mejorar el nivel de vida en un país con un sueldo medio de 500 euros y una tasa de desempleo de cerca del 20 %.

También se mostró dispuesto a trabajar para superar las profundas divisiones en la sociedad montenegrina, al indicar que ha tendido la mano a sus opositores "para trabajar juntos en la solución de los desafíos de Montenegro".

Djukanovic es para muchos una figura polarizadora, considerado por sus partidarios un garante de la estabilidad y de las ambiciones europeas, mientras que para sus adversarios es el creador de un sistema clientelar que perpetúa a su formación en el poder.

En las calles de Podgorica, los seguidores de Djukanovic celebraron la victoria con fuegos artificiales y bocinazos.

Esta votación era la primera desde que Montenegro se unió a la OTAN el año pasado y era una prueba para el camino europeo que propugna Djukanovic frente a vínculos más estrechos con un aliado tradicional como Rusia.

El candidato de la mayoría de las formaciones opositores, entre ellas la alianza prorrusa Frente Democrático, Mladen Bojanic, quedaría en segundo lugar con un 33,4 % de los apoyos, según las estimaciones de CeMI.

Bojanic se mostró esta noche "orgulloso" del resultado de las elecciones en las que tuvo como rival "al hombre que ha secuestrado las instituciones".

"Esto no es una derrota, es una buena base para seguir luchando. Y seguiré la lucha para liberar a Montenegro de Djukanovic y su dictadura", dijo Bojanic, que se negó a felicitar la victoria del ganador.

Por primera vez en la historia de Montenegro una mujer se presentó como candidata a la jefatura del Estado, la doctora en derecho Draginja Vuksanovic, del opositor Partido Socialdemócrata (SDP), que fue la tercera más votada con el 8,1 % de apoyos.

La participación en las elecciones fue del 63,4 %, según datos de CeMI, que supervisó las elecciones en el pequeño país de 630.000 habitantes.

Estas han sido las terceras elecciones presidenciales desde la independencia de Montenegro, lograda en 2006 tras separarse ese país del Estado común que formaba con Serbia.

Djukanovic, el político dominante del país, y su gubernamental DPS, han dirigido Montenegro desde la caída del comunismo en la desaparecida Yugoslavia, un caso único en los Balcanes.

El presidente se elige por un mandato de cinco años y, aunque carece de poder ejecutivo y tiene un papel más bien protocolario, es un cargo de gran prestigio.

El dirigente de 56 años, considerado el padre de la independencia de Montenegro, lograda en 2006 tras poner fin a una unión estatal con Serbia, ha sido seis veces primer ministro y ya fue en una ocasión presidente (1998-2002).

Comentarios