Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

UE ACOSO

Eurocámara reclama a Bruselas una estrategia europea contra el acoso sexual

Vista de un bolso junto a un cartel con la etiqueta «#Me too» (en español: Yo también), durante un debate en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. / EFE
Vista de un bolso junto a un cartel con la etiqueta «#Me too» (en español: Yo también), durante un debate en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. / EFE
Eurocámara reclama a Bruselas una estrategia europea contra el acoso sexual

El Parlamento Europeo instó hoy a la Comisión Europea a elaborar una estrategia integral a nivel europeo para luchar contra todas las formas de violencia de género, con una atención especial al acoso y los abusos sexuales, formas de agresión a las que no ha escapado la propia Eurocámara.

La resolución aprobada hoy en el pleno de la institución recupera una propuesta que el Parlamento ya había planteado a principios de 2014 para impulsar una iniciativa a nivel europeo para combatir todas las formas de violencia machista, sensibilizando a las mujeres sobre sus derechos y a los hombres sobre la obligación de respetar la integridad de las mujeres.

Además, los parlamentarios instaron a la Comisión y a los Estados miembros a que garanticen que la financiación de los programas de lucha contra la violencia machista pueda emplearse para sensibilizar y apoyar a organizaciones dedicadas a este tema, incluido el acoso sexual.

Los eurodiputados pidieron también a los Veintiocho que ratifiquen y apliquen el Convenio de Estambul sobre violencia contra la mujer mediante medidas como un sistema de recopilación de datos de los agresores, que los desglose por edad, género y relación con la víctima, y en el que también se incluya el acoso sexual.

La resolución salió adelante con una abrumadora mayoría de 580 votos a favor, 10 en contra y 27 abstenciones.

Un grupo de eurodiputados mayoritariamente euroescépticos, conservadores británicos y no inscritos en ningún grupo fue el que se opuso a la aprobación.

El voto llega tras una condena unánime de todo el arco político de la Eurocámara a los casos de acoso sexual en el Parlamento que han sacado a la luz varios medios de comunicación en las últimas semanas.

En un debate celebrado este miércoles, muchas eurodiputadas, como la socialista española Iratxe García, mostraron su apoyo a la campaña en redes sociales que ha animado a miles de mujeres de todo tipo de sectores laborales a denunciar experiencias en las que han sido víctimas de acoso sexual bajo el lema #MeToo (#YoTambién).

El texto aprobado hoy subraya que "la credibilidad de las instituciones europeas exige una posición firme contra toda forma de discriminación de género o toda actuación contraria a la igualdad de género".

Además de pedir una investigación "con urgencia y exhaustiva" de los casos que han salido a la luz en la prensa, como informaciones que inculpan al exdiputado ecologista Yves Cochet, los eurodiputados propusieron crear un registro confidencial de agresiones.

La resolución pide al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, y a la administración de la institución que formen un grupo de expertos independientes para estudiar la situación en el Parlamento y evaluar el funcionamiento del comité que tramita las quejas por acoso.

El eurodiputado español Ernest Urtasun (ICV) fue uno de los que llamaron la atención sobre el hecho de que prácticamente ninguno de los casos publicados en la prensa fuese denunciado oficialmente a través de los mecanismos de las propias instituciones.

La eurodiputada popular francesa Elisabeth Morin-Chartier, que preside el comité parlamentario para luchar contra el acoso laboral, señaló hoy que este cuerpo debe mejorar sus actividades en tres frentes: publicar testimonios, crear un servicio de mediación entre instituciones y víctimas y dar más informaciones a los diputados y trabajadores del Parlamento.

El presidente de los socialistas europeos, Sergei Stanishev, apuntó a que contar los casos y buscar ayuda "es la única forma de contribuir a revelar la verdadera escala de esta lacra moderna y de animar a otros a denunciar casos de acoso", también en las instituciones europeas.

"Creo que la campaña #MeToo fue exitosa en al menos una cosa: hacer saber a las víctimas que no están solas en absoluto", dijo Stanishev.

La parlamentaria del grupo liberal Beatriz Becerra abogó también por "un cambio en nuestra cultura y sociedades, un cambio hacia una tolerancia cero con cualquier tipo de acoso sexual o violencia".

El 55 % de las mujeres en la Unión Europea ha sido víctima de acoso sexual, un porcentaje que se eleva al 75 % en el caso de las que ocupan puestos cualificados o de dirección.

Comentarios