25.03.2019 |
El tiempo
Lunes. 25.03.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

EEUU ESPIONAJE

El estadounidense detenido por espionaje en Rusia es un exmarine

Rusia concedió acceso consular a un ciudadano estadounidense detenido el pasado 28 de diciembre en Moscú bajo sospechas de espionaje, dijo hoy una fuente del Gobierno ruso a la cadena CNN.

Paul Whelan, ciudadano estadounidense detenido en Rusia por supuesto espionaje, en una foto sin datar facilitada por su familia. REUTERS
Paul Whelan, ciudadano estadounidense detenido en Rusia por supuesto espionaje, en una foto sin datar facilitada por su familia. REUTERS
El estadounidense detenido por espionaje en Rusia es un exmarine

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, indicó a la cadena estadounidense que funcionarios consulares pudieron ver este miércoles a Paul Whelan, de 48 años y natural de Michigan.

El pasado lunes, la embajada de Estados Unidos señaló que había solicitado, en virtud de la Convención de Viena, acceso consular a un ciudadano detenido en Moscú.

La portavoz de la embajada de EE.UU. en Rusia, Andrea Kalan, explicó entonces a medios locales que el Ministerio de Exteriores ruso había informado a esa legación sobre la detención de Whelan.

Según el Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, antiguo KGB), el estadounidense "realizaba actividades de espionaje", acusación que, según la CNN, ha sido rechazada por la familia de Whelan.

Los allegados de Whelan, un infante de marina dado de baja, aseguraron que estaba en Rusia para asistir a la boda de un excompañero de servicio.

Conforme a la información procedente de Moscú, el FSB ha incoado un proceso penal contra Whelan en virtud del artículo 276 del Código Penal, relativo a espionaje.

La nota oficial añade que continúa la investigación sobre el caso de espionaje, delito que en ese país se castiga con hasta veinte años de cárcel.

En los últimos meses, el FSB ha denunciado un incremento de las actividades de espionaje de otros países en territorio de Rusia, en respuesta a acusaciones similares vertidas por las cancillerías occidentales, en especial contra el servicio de inteligencia militar ruso, GRU.

La detención de Whelan se produjo después de que una presunta agente encubierta rusa, Maria Butina, arrestada en Estados Unidos el pasado julio, se declarase culpable el 13 de diciembre de un cargo de espionaje presentado contra ella en un tribunal federal de Washington y aceptase cooperar con las autoridades.

El Kremlin ha rechazado cualquier vinculación con ella.

Comentarios